El contrato en la relación de pareja

Cuando una pareja decide contraer matrimonio o, como se acostumbra hoy en día, vivir juntos, alienta en ambos grandes expectativas que esperan se cumplan en su vida en común; pero, no siempre se comparten esas expectativas.

No siempre se conocen las expectativas de pareja, algunas de ellas son sueños, deseos, anhelos, esperanzas, incluso utopías. La realidad es que muchos deseos son inconscientes y no se han puesto de acuerdo sobre ellos. Puede ser que se piense en mucha actividad sexual y hasta que viven juntos descubre otras intenciones. Como le dijo un paciente a su pareja: “Yo no me casé para tener relaciones sexuales”, existe la posibilidad de que él se casó para cubrir una homosexualidad.

FIANCEE-BODAS-AGOSTO-SALUD-ROSA-CHAVEZ-EL-CONTRATO-EN-LA-RELACION-DE-PAREJA-1

Al inicio todo es felicidad y negación, prefieren no tocar temas que puedan llevarlos a discusión. Por ejemplo, las tareas del hogar —a muchas mujeres ya no les gusta cocinar—, el uso que le darán al dinero es otro tema, cómo utilizarán los espacios habitacionales y hasta el tipo de alimentación, si fuman, si son nocturnos o diurnos y en muchas ocasiones ni siquiera han hablado del número de hijos que planean tener y del método anticonceptivo.

La religión es otro tema importante, cómo le harán si comparten religión diferente o alguno de los dos es ateo. Otra situación es el uso del tiempo libre, puede que uno parezca ser muy sociable y ya juntos resulta que es muy introvertido.

FIANCEE-BODAS-AGOSTO-SALUD-ROSA-CHAVEZ-EL-CONTRATO-EN-LA-RELACION-DE-PAREJA-2

Con la euforia en momentos de idilio, sin hablar de sus expectativas, deciden vivir juntos en el “como si”. Como si todo fuera magia, como si el otro le leyera la mente, como si hubieran firmado un pacto en donde todas las promesas se cumplirán y como si todo marchara como en el Internet donde con él toque de un dedo todo se resuelve.

La vida en pareja es complicada, a medida que se van conociendo, inician los conflictos y el ego se defiende, las reglas del juego se van modificando sin negociarlas y sin el consentimiento del otro. Pasa el idilio o enamoramiento y aparece la lucha de poder, al fin ambos trabajan y las discusiones se incrementan, fuego que no pueden apagar.

FIANCEE-BODAS-AGOSTO-SALUD-ROSA-CHAVEZ-EL-CONTRATO-EN-LA-RELACION-DE-PAREJA-3

Uno de los principales problemas de pareja es la familia de origen. Ambas familias van a luchar para que continúen con sus creencias y costumbres. Hay familias muy fusionadas que no permiten la intrusión de otros miembros, incluido el yerno o la nuera, y de alguna manera tratarán de expulsarlo.

Las personas que comparten antecedentes raciales, étnicos, culturales, geográficos, religiosos y socioeconómicos similares tienen mayores probabilidades de lograr continuidad en sus matrimonios; sin embargo, con la globalización estas afirmaciones han perdido vigencia en las sociedades tan cambiantes, la mezcla de culturas, idiomas, se volvió atracción de los jóvenes de estas nuevas generaciones. El consumismo y la cultura desechable afecta, todo lo tienen al alcance de la mano y pronto pierden el interés, de tal manera que las relaciones de pareja no duran mucho tiempo.

FIANCEE-BODAS-AGOSTO-SALUD-ROSA-CHAVEZ-EL-CONTRATO-EN-LA-RELACION-DE-PAREJA-4

Anteriormente, la relación de pareja estaba estrechamente ligada a la reproducción; las parejas contraían matrimonio, arreglado incluso por las familias. El enamoramiento no era parte esencial de la relación de pareja como lo es en la actualidad, tampoco las relaciones íntimas, hoy en día el sexo es lo primordial.

El contrato debe incluir ciertos valores. Si es que planean tener hijos, no se vale afectar a los niños, es importante cuidar su salud emocional y afectiva, además prepararlos para la vida futura. Hoy en día los niños sufren abandono, viven en hogares con violencia, negligencia, falta de atención y cuidados, por eso tenemos tantos problemas de obesidad y trastornos psicosociales.

FIANCEE-BODAS-AGOSTO-SALUD-ROSA-CHAVEZ-EL-CONTRATO-EN-LA-RELACION-DE-PAREJA-5

El contrato en la relación de pareja

  • Compromiso.
  • Lealtad.
  • Fidelidad.
  • Amor.
  • Responsabilidad.
  • Tolerancia.
  • Respeto.
  • Comunicación.
  • Independencia.
  • Autonomía.

FIANCEE-BODAS-AGOSTO-SALUD-ROSA-CHAVEZ-EL-CONTRATO-EN-LA-RELACION-DE-PAREJA-6

La confianza prospera en un ambiente con honestidad, en donde se respetan como personas, en donde cada uno cumple con sus responsabilidades y los valores esenciales; sin ello no puede crecer la relación y ser buen modelo para sus hijos.

La falta de compromiso y el incumplimiento de alguno de los valores del contrato de pareja puede llevarlos a la separación o al divorcio. Si acuden a terapia lograrán salvar la relación y descubrirán que en el contrato no estaba explícito, en otros casos se dan cuenta que ya nada los une, que se casaron por compromiso de un embarazo no planeado.

FIANCEE-BODAS-AGOSTO-SALUD-ROSA-CHAVEZ-EL-CONTRATO-EN-LA-RELACION-DE-PAREJA-7

Un ejemplo de falta de compromiso. Lety descubre que Juan su esposo la estaba engañando. El celular resultó la prueba de la infidelidad, mensajes, fotos comprometedoras. Ella amenaza con divorciarse. Juan ya tiene experiencia, no es la primera vez que ella lo descubre, le promete que no volverá a suceder que todo fue un juego, que la otra mujer le estuvo rogando. Le entrega su celular y le dice que le dará sus claves para que ella pueda revisar sus mensajes. Con desconfianza y miedo al divorcio le dice que le dará otra oportunidad. Juan es un experto en el juego, en su oficina tiene otro celular y otro correo alterno.

Otro ejemplo de infidelidad. Teté y Luis tienen tres hijos, dos adolescentes y un bebé de seis meses, vinieron a consulta. Luis muy molesto me comentó que acaba de descubrir que ella se mensajeaba con su ex novio. Luis tomó el celular de su hijo, mientras reparaban el suyo, ese aparato era de Teté, compró uno nuevo y se lo pasó a su hijo. Ella no tuvo la audacia de borrar las fotos que intercambiaba con su ex novio. Luis perdió el control al pensar que su hijo pudo haberlas visto. Ella interrumpió, “pero no pasó nada, solo unos besos”. Él, muy molesto, me dijo de las fotos eróticas que le enviaba el exnovio. Le aclaré que ese juego era una infidelidad. Comenté que había roto los valores que acompañan a una relación de pareja. Luis con dolor y resentimiento me preguntó, “¿cómo le hago para superar esto? No puedo divorciarme y dejar a mis hijos, yo sufrí con el divorcio de mis padres”. Le respondí que era un duelo, el ego estaba herido y, como tal, llevaría un tiempo superarlo, y dependiendo de muchas circunstancias sabría si podría seguir con ella o tendrá que divorciarse.

* Dra. Rosa Chávez Cárdenas es psicóloga, homeópata y terapeuta, contáctala en: www.rosachavez.com.mx rosamchavez@hotmail.com https://twitter.com/nifanifu

Deja un comentario