Las glándulas suprarrenales y el estrés

Las suprarrenales son las llamadas glándulas del estrés, fabrican y secretan dos tipos de hormonas: el cortisol y la adrenalina. Están ubicadas en la parte superior de los riñones y se relacionan con la glándula hipófisis y el hipotálamo en el cerebro, en donde reciben órdenes para la acción y la defensa. Correr o pelear es la consigna, es el instinto de la supervivencia.

En el proceso del estrés, llamado síndrome general de adaptación, se movilizan la glucosa del hígado para llevarlo al torrente sanguíneo y convertirlo en energía para manejar la emergencia. En la era moderna, con el exceso de estrés, sufrimos de fatiga adrenal, se agotan las reservas de energía.FIANCEE-BODAS-ENERO-SALUD-LAS-GLANDULAS-SUPRARRENALES-Y-EL-ESTRES-1La respuesta psíquica del proceso se manifiesta por pensamientos, emociones y acciones ante la situación que es recibida como amenaza; incluso las situaciones que nos dan alegría y se expresan a través de comportamientos como estados de ansiedad, síntomas físicos o ataques de pánico, se pueden convertir en agresión.

Nadie está exento del estrés. Es la energía para la acción. El problema es el exceso de estrés que afecta al funcionamiento general causando enfermedades y agotamiento. El cortisol que liberan continuamente las glándulas suprarrenales en respuesta al estrés tiene repercusiones en la salud: eleva la presión arterial, altera el ritmo cardiaco, causa incontinencia urinaria, obesidad, reduce el sistema inmune y los niveles de glucosa. El exceso y la disminución tienen repercusiones en la salud, de manera que la actividad de las glándulas se suprime con algunos medicamentos como los esteroides (cortisona), las glándulas se vuelven incapaces de producir suficientes hormonas causando graves consecuencias: fatiga, dolor muscular, confusión y pérdida de memoria, incluso, insuficiencia renal.FIANCEE-BODAS-ENERO-SALUD-LAS-GLANDULAS-SUPRARRENALES-Y-EL-ESTRES-2Tenemos que controlar los niveles de estrés para liberar carga a las glándulas suprarrenales. Una de sus principales fuentes es el estrés laboral, llamado burnout, o la sensación de ‘estar quemado’. De tanto activarse la alarma se encuentra en estado de alerta constante. Las personas se vuelven multitareas, hacen muchas cosas a la vez, no saben delegar, están en todo y en nada, viven preocupados por el futuro de manera que la función de las glándulas se agota. La solución para bajar la velocidad es simple, se encuentra en la voluntad, disciplina y organización, en aprender a manejar el día a día, controlar los pensamientos con técnicas de respiración. Algo más, sé feliz con lo que tienes, la felicidad es un estado interior, proviene de adentro no de afuera, no viene de un objeto o de otra persona. Entrena la mente, aprende a sustituir lo deseado por lo posible, el control requiere práctica, no medicamentos. Concéntrate en el aquí y en el ahora, los deprimidos viven en el pasado, los ansiosos en el futuro.

Síntomas de agotamiento de las glándulas suprarrenales 

  • Irritabilidad al grado de la ira es uno de los principales síntomas causado por la alta de energía.
  • Deseo de sal, grasas y alimentos altos en proteínas como carne y queso.
  • Fatiga crónica.
  • Dificultad para despertar en las mañanas a pesar de dormir ocho horas.
  • Falta de concentración y memoria.
  • Intolerancia.
  • Se sienten peor después de practicar ejercicio, incluso natación.
  • Baja de presión arterial, hipoglucemia. Despiertan con dolor de cabeza y sin energía, vista nublada, inestabilidad. Depresión, asociada con la experiencia de la baja arterial, despiertan en la madrugada con dolor de cabeza.
  • Aturdimiento, mareo y fatiga después de estar sentado.

La fatiga adrenal y la alimentaciónFIANCEE-BODAS-ENERO-SALUD-LAS-GLANDULAS-SUPRARRENALES-Y-EL-ESTRES-3A las personas con fatiga adrenal o agotamiento de las glándulas suprarrenales les falta energía de manera que les recomiendan ingerir azúcar, incluso beber refresco de cola; el efecto solo es momentáneo, incrementa la insulina, pero les baja rápidamente y no resuelven el agotamiento. La alimentación es lo más importante. Para evitar la deshidratación hay que beber dos litros de agua, té verde. Además, ingerir alimento en pequeñas porciones cuatro o cinco veces al día con proteínas de calidad, yogur, huevos, queso, ajonjolí, frijoles, frutas y carbohidratos de calidad.

Para evitar la fatiga adrenal es importante iniciar con un desayuno nutritivo, el ayuno por las mañanas crea fatiga, no quieran combatirla bebiendo café, la cafeína es muy adictiva, cuidado con los analgésicos que la contienen.

RecomendacionesFIANCEE-BODAS-ENERO-SALUD-LAS-GLANDULAS-SUPRARRENALES-Y-EL-ESTRES-4A

  • La actitud es importante, tenemos que adoptar un estilo práctico de comportamiento, minimizar la tensión, la ansiedad y el estrés.
  • Aprende a poner límites, a decir “No”, sin sentir culpa.
  • Suelta la culpa y el resentimiento, son como un ácido, te queman por dentro. Acude a terapia para resolver conflictos.
  • El dinero va y viene, en ocasiones la salud no se recupera.
  • El exceso de ejercicio o los deportes extremos elevan la dopamina, se vuelven adictos y no miden el peligro. El cerebro tiene que producir hormonas para mantener energía y adaptarse a la demanda del ejercicio, causa fatiga adrenal. Modérate, elige actividades que no estresen más tu cuerpo: yoga, caminar, ejercicios aeróbicos, natación sin competir.
  • La intimidad con amor produce oxitocina, la hormona del placer.
  • Las almendras y los cacahuates tienen propiedades antioxidantes que regulan el cortisol de manera que normalizan la glucosa. Un chocolate oscuro eleva las hormonas del estrés y las endorfinas.
  • Agrega una cucharadita de cocoa natural al café o a la leche para los niños. Los flavonoides del cacao mejoran la circulación sanguínea, previenen ataques cardiacos, regulan la presión arterial. Es rico en polifenoles, que contribuyen a evitar la oxidación del colesterol, relacionados con las defensas del organismo. El chocolate contiene feniletilamina, la misma sustancia que produce el cerebro cuando se está enamorado.
  • Incrementa las frutas que contienen vitamina C, fresas, arándanos, guayabas, jitomate, papaya (produce colágeno), kiwi, naranja, mandarina, es mejor enteras que en jugo, ingieran algunas semillas.
  • Rompe la rutina cada cierto tiempo. Abre los brazos con las palmas hacia arriba, respira profundo, eleva los brazos hasta tocar tus manos, repite una frase en positivo: “Yo estoy en paz, en mi hay paz”, exhala y baja los brazos, repite el ejercicio hasta que regrese el estado de bienestar.

* Dra. Rosa Chávez Cárdenas es psicóloga, homeópata y terapeuta, contáctala en: www.rosachavez.com.mx [email protected] https://twitter.com/nifanifu

 

Deja un comentario