¿Qué te quita el sueño?

El sueño es una necesidad básica. Mal dormir deja consecuencias en la salud y en el estado de ánimo; causa mal humor, aumento de peso, afecta la memoria y la concentración.

Durante el sueño se producen algunas hormonas, entre ellas la melatonina que es la encargada del ciclo circadiano, reloj biológico interno que nos dice cuando dormir y cuándo despertar, por eso es tan importante dormir sin ruido, sin luz ni la lamparita esa que les dejan a los niños en la noche, con la televisión apagada y lejos de los aparatos electrónicos, esa energía que no vemos está ahí. En las casas geopáticas se genera cierta energía electromagnética que provoca constantes problemas de sueño, insomnio y pesadillas (cfr. “Casas geopáticas”, agosto 2015, http://bit.ly/1LMUREE ).FIANCEE-BODAS-OCT-SALUD-ROSA-CHAVEZ-QUE-TE-QUITA-EL-SUENIO-1En estos tiempos modernos, las personas duermen menos, incluso los bebés, con tantos estímulos la gente se desvela en las redes sociales y en los juegos de video. La tecnología se ha apoderado de nuestras vidas de tal manera que disminuyó hasta el apetito sexual, prefieren estar chateando que tocando la piel de su pareja, qué contradicción, nos estamos volviendo objetos del consumismo.

 

El estrés

La vida tan acelerada, competitiva y de inseguridad de quienes vivimos en las grandes ciudades mantiene al cerebro en alerta. El sistema de alarma en el cerebro (ubicado en el sistema límbico) también llamado instinto de conservación, percibe cualquier situación como amenaza que necesita ser procesada y resuelta. “Corre o pelea” es la consigna, de manera que nos vamos volviendo paranoicos, todo nos causa miedo y cualquier gota derrama el vaso, se pierde el nivel de tolerancia. Entre más trabajan, con el cansancio a cuestas, no logran conciliar el sueño, de manera que el estrés se va acumulando y se vuelve crónico, con el tiempo aparecen las consecuencias y los problemas de salud: ansiedad, depresión, aumento de peso, problemas digestivos, conflictos en el trabajo, con la pareja y hasta el divorcio.

El tabaquismo

Los estudios han demostrado que el hábito de fumar afecta el sueño. Los efectos de la nicotina son muy dañinos para la salud; sin embargo, la adicción no permite darse cuenta de los terribles efectos, los y las fumadoras parece que no ven ni escuchan. Mi padre fue fumador, por problemas de circulación le amputaron una pierna, estuvo a punto de que le amputaran la otra y no dejó de fumar. Hoy en día, la industria tabacalera es inconsciente de los daños que causa por utilizar tantos químicos adictivos, los problemas de cáncer se han incrementado como una pandemia. El ronquido, que vuelve “locos” a los que comparten la cama, también está relacionado con el tabaquismo, además, el humo afecta al que lo consume y quienes los rodean. La adicción al tabaco genera dependencia similar a la adicción a las llamadas drogas duras como la cocaína y la heroína. La nicotina llega al cerebro en unos diez segundos lo que contribuye a su gran poder de adicción. El tabaquismo genera tres formas de dependencia: física, relacionada con la adicción química; psicológica, el hábito, la costumbre que acompaña al tabaquismo, se vuelven conductas difíciles de cambiar; social, el hábito de fumar está considerado como un acto social, en los restaurantes les dejan los mejores lugares, es tan aceptado que se refuerza entre los grupos, las reuniones de amigos y con los adolescentes quienes lo considerado un acto de rebeldía y señal de estatus. Además, según las estadísticas, el tabaquismo se ha incrementado entre las mujeres.

Las preocupaciones por las finanzas

Las preocupaciones por las finanzas incrementan a la hora de ir a la cama, cuando ya no hay distractores ni ruido, parece que nos llaman a cuentas y es por la noche que se cierra la posibilidad de resolver los problemas, se acumulan como si fueran a presentar un exámen, hay quienes se sueñan presentando exámenes, incluso, se incrementa el deseo de orinar y hasta la enuresis en los niños.

La ansiedad anticipatoria

Otro factor que interfiere en el sueño e incrementa el estrés es la ansiedad anticipatoria. Las personas ansiosas se adelantan a los acontecimientos, viven en el futuro, es como meterle velocidad a los pensamientos, quieren ganarle tiempo al tiempo. Es causada por varios factores: un examen, cuentas por pagar, un trabajo por resolver, un cambio de casa, incluso situaciones que provocan alegría como una boda, un viaje, una fiesta, la graduación y hasta por recibir un premio.

La cama

La almohada, el colchón, la temperatura, son factores importantes para el buen descanso. Una buena almohada y un buen colchón son una buena inversión, a muchas personas las almohadas de plumas les causan alergias, otras amanecen con dolor en la nuca relacionado con la almohada. Cuando salgo de viaje y la almohada no me acomoda hago rollo la toalla y la acomodo en mi cuello. Muchos sufren de reflujo por lo que se les recomienda dormir con una buena almohada, casi sentados, y no ingerir alimentos ni bebidas con gas antes de de ir a la cama.

Recomendaciones

  • ¡Cuidado con las pastillas para dormir! Son altamente adictivas y dejan problemas de salud, aunque se venden con receta médica, las consiguen de manera clandestina, igual que cualquier droga ilegal. Con el tiempo se pierde la naturaleza del sueño, luego, si no es con la pastilla creen que no van a poder dormir. El sueño, como el hambre, se da de manera natural.
  • Las terapias alternativas como la homeopatía, la herbolaria, ayudan con los problemas de sueño, siempre y cuando se lleve a cabo un buen diagnóstico. La homeopatía es individualizada por lo que es importante revisar las causas del problema y prescribir el medicamento.
  • La meditación: una de las mejores herramientas para controlar los pensamientos del cerebro y lograr un buen equilibrio. Mejora la flexibilidad, la adaptación, la seguridad y la confianza en sí mismo, el apetito, incluso controla los latidos del corazón. Después de practicarla se vuelve un hábito y con el tiempo, en unos minutos, se puede lograr el estado de relajación.
  • La terapia: los asuntos no resueltos y los traumas de la infancia quitan el sueño, por lo que en la terapia se aprende de manera terapéutica a cerrar ciclos, resolver conflictos y aceptar lo que ya no se puede cambiar.
  • La limpieza: la organización, el desorden, la basura y hasta la obsesión por el orden, interfieren con el descanso.
  • Los rituales obsesivos: las personas con trastorno obsesivo compulsivo repiten rituales por las noches, dan vueltas y quieren resolver anticipadamente lo que pueden resolver de manera relajada, siempre quieren ganarle tiempo al tiempo. Hasta a los niños les afectan los problemas de sus padres, me comentó mi nieto: “Es que no puedo controlar las preocupaciones en mi cabeza”.
  • Dejar los problemas fuera de la recámara: muchas parejas repiten de manera compulsiva sus conflictos por cualquier detalle, hasta por la pasta de dientes, y llevan la discuisión hasta la recámara. Hagan un pacto, la recámara es para descansar y para hacer el amor.

* Dra. Rosa Chávez Cárdenas es psicóloga, homeópata y terapeuta, contáctala en: www.rosachavez.com.mx [email protected] https://twitter.com/nifanifu

Deja un comentario