El amor y la distancia

El asunto de la distancia es un tema controversial y complicado de abordar cuando del amor se trata. Hay quienes están convencidos de que la distancia poco tiene que ver y una relación puede funcionar de manera adecuada, sana e, incluso, mucho mejor de lo que funcionan muchas parejas de manera ordinaria; en contraparte, hay quienes afirman tajantemente que el amor de lejos es para ingenuos y que la distancia tarde o temprano termina cobrando su factura.


Por: Francisco Peralta Dávalos*
Fotografía: Piopics Fotografía, www.piopics.com

El mundo moderno nos plantea diversos retos para las relaciones de pareja y uno de ellos parecería ser el tema de las “separaciones temporales” por llamarle de alguna manera. Vivimos en un mundo globalizado en el que los viajes, por ejemplo de trabajo y estudio, van siendo una constante en aumento. Pero no nos dejemos engañar, este asunto en realidad no es tan propio de nuestros tiempos, en generaciones anteriores también surgían distintas circunstancias que obligaban a las parejas a verse distanciadas y en un escenario que se pudiera contemplar más adverso que en la actualidad, sobre todo tomando en cuenta que los medios de transporte no eran tan rápidos como lo pueden ser hoy en día, y de los medios de comunicación mejor ni hablamos. El factor de la distancia ha estado siempre presente, tal vez no en todas las relaciones, pero sí en todo tiempo.FIANCEE-BODAS-OCT-PAREJA-EL-AMOR-A-DISTANCIA-BANNERLa cuestión medular es, ¿la distancia por sí misma es un mal o algo dañino y perjudicial para la relación? La respuesta se antoja un simple y rotundo sí, pero en realidad la pregunta requiere de una reflexión más profunda. Podemos partir pensando cómo es que no todas las relaciones en las que hay distancia de por medio terminan rompiendo; sucede a veces que después de un tiempo estando en lugares distintos la relación se ve fortalecida, las personas se valoran más entre sí y se comprometen en mayor medida. Paradójicamente, a estas relaciones pareciera que la distancia los ha acercado más. Por otro lado, vemos qué no todas las parejas que se encuentran bajo el mismo techo perduran siempre, en muchos casos pareciera que aunque están juntos están distantes, que aunque viven bajo el mismo techo parecieran estarse alejando.

La respuesta se encuentra en que la distancia que más daña a la relación de pareja no es la que se mide en kilómetros, sino en ausencia. Se puede estar presente y estar ausente, estar en un lugar pero sin entregarnos, sin atender y comprender al otro, esa es la ausencia que más lastima la relación. La distancia que más duele no es la que existe entre las personas, sino entre los corazones. Este es el verdadero reto al que nos enfrentamos y que hay que combatir, es un reto que a la vez es un requerimiento del amor auténtico, el mantener una donación de nosotros mismos constante y permanente a nuestra pareja.

“La distancia no es cuánto nos separemos, la distancia es si no volvemos” dice en una canción el cantautor Alejandro Sanz. Podemos llegar del trabajo a la casa, pero tener la mente aún en la oficina, podemos estar incluso al lado de nuestra pareja, hombro a hombro, pero sumergidos en el océano del internet, ausentes, ahí es cuando nos hemos separado y no volvemos.

Alejandro Sanz canta también: “Cuando hay verdadero amor no hay distancia”. Y es que el verdadero amor trasciende límites, va más allá del tiempo y el espacio. Eso es el verdadero amor, no existe distancia porque siempre estamos, de una manera u otra, presentes, amando, entregándonos.

* LCF Francisco Peralta Dávalos, Familia Unida Guadalajara, pláticas prematrimoniales y renovación matrimonial. Domicilio: Aldous Huxley No. 5175, Jard. Universidad, Zapopan, Jalisco, Mex. Teléfono: (33) 3642 9996, contáctalo en www.familiaunidagdl.org [email protected]

Deja un comentario