Anticonceptivos durante la lactancia

La lactancia es el mejor modo de proporcionar al recién nacido los nutrientes que necesita, la Organización Mundial de la Salud (OMS) la recomienda como modo exclusivo de alimentación hasta los seis meses de edad. Las mujeres deben tener en cuenta que durante la lactancia, la anticoncepción también es importante.

La anticoncepción libre de estrógenos es una opción para esta etapa, ya que puede administrarse en mujeres lactantes a partir de la sexta semana postparto. Con base a esta información de las guías de la OMS, tanto la píldora libre de estrógeno, como el implante de larga duración, una varilla muy pequeña que el médico coloca en el antebrazo de la mujer, pueden utilizarse durante la lactancia después de la sexta semana del parto.FIANCEE-BODAS-SEP-SALUD-ANTICONCEPTIVOS-DURANTE-LA-LACTANCIA-1Los estudios clínicos disponibles demuestran que no existe un efecto negativo de los anticonceptivos libres de estrógeno con sólo gestágenos sobre el rendimiento de la lactancia o sobre la salud del niño.

¿Qué es el MELA y quiénes son candidatas para este método?

La lactancia también beneficia a la madre ya que reduce el riesgo de cáncer de mama y ovario, ayuda a la mujer a recuperar más rápido el peso que tenía antes de embarazarse, reduce las tasas de obesidad y suele producir amenorrea (ausencia de menstruación), la cual es considerada como un método natural de control de la natalidad también conocido como Método de Amenorrea de la Lactancia (MELA).

MELA es teóricamente seguro porque está basado en un hecho fisiológico: que la succión del lactante inhibe la producción de hormonas que se requieren para la ovulación y, si no hay ovulación, no hay embarazo. Sin embargo, es un método difícil de cumplir completamente, y ésta es la condición para que realmente sea exitoso.FIANCEE-BODAS-SEP-SALUD-ANTICONCEPTIVOS-DURANTE-LA-LACTANCIA-2Pueden usar MELA las mujeres que realicen lactancia exclusiva o casi exclusiva, que no hayan menstruado luego del parto y que lleven menos de 6 meses después de haber tenido a su hijo. Para aplicar MELA la mujer debe amamantar inmediatamente después del parto, con frecuencia y sin horario, cada vez que el bebé lo pida; no utilizar biberones ni chupones; no dejar transcurrir largos períodos entre una alimentación y otra, tanto de día como de noche; no tomar suplementos de ningún tipo y amamantar en cualquier circunstancia, aunque ella o el bebé estén enfermos.FIANCEE-BODAS-SEP-SALUD-ANTICONCEPTIVOS-DURANTE-LA-LACTANCIA-5Así cumplida, es sumamente eficaz (98% de seguridad), fácil de usar y sin efectos secundarios. Las desventajas radican en que es una opción sólo para las mujeres que amamantan y no siempre resulta fácil mantener ese patrón de amamantamiento. Actualmente las mujeres cumplen diversos roles y sus múltiples actividades diarias limitan su capacidad de amamantar. En estos casos MELA no representa una opción anticonceptiva. Cada mujer de acuerdo a sus necesidades y junto con su médico podrá decidir la mejor opción anticonceptiva para la etapa de lactancia.

MSD
http://www.corporativo.msd.com.mx/

Deja un comentario