La sabiduría de los refranes de amor

En el mundo, los mexicanos somos reconocidos por creativos e ingeniosos; sabemos encontrarle el lado gracioso a todo lo que ocurre, sea penoso o peligroso, de polítca, economía, religión o moral. En los refranes se esconde la sabiduría de nuestro pueblo y, en ese mes, he elegido cinco de ellos que nos ayudarán a comprender y crecer en el amor.

1) A amor y fortuna, resistencia ningunaFIANCEE-BODAS-SEP-BODA-LA-SABIDURIA-DE-LOS-REFRANES-DEL-AMOR-2
No es fácil encontrar ambas cosas en una pareja, pues el verdadero amor carece de interés. La esencia del amor es entregarse en plenitud, sentir ese deseo profundo de crecer juntos sin importar si el ser amado posee o no algún tipo de bienes; sin embargo, la sabiduría popular nos da su chispa de alegría recordándonos que un amor con abundancia de recursoso, no solo económicos, sino de valores es una oportunidad que se debe tomar.

2) Donde acaba el novio comienza el maridoFIANCEE-BODAS-SEP-BODA-LA-SABIDURIA-DE-LOS-REFRANES-DEL-AMOR-1
En incontables ocasiones los novios consideran que la conquista, el agradar, el ser amable, termina el día de la boda, de ahí nació este interesante refran en el que se asume que la dulzura del noviazgo jamás se volverá a vivir. Quiero invitarlos a aprender de este sabio refrán para que, a lo largo de su vida, recuerden que ser marido debe ser un sustantivo que se mencione con orgullo, agradecimiento y veneración. Para que esto suceda, él no debe olvidar que la conquista jamás se termina. Y para hacerlo, requiere que ella actúe de la misma manera hacia él.

3) A amor mal correspondido, ausencia y olvido
No pueden decir que nadie se los dijo. Entre la emoción de casarse y de ser el centro de atención de todas las miradas en el día de la boda, hay personas que se comprometen en el amor sabiendo que el otro o la otra no comulga con la sus ideas de entrega y amor. Los mueve la esperanza de que todo cambiará y mejorará después de la boda; pero no es así. La vida matrimonial no mejora por solo ser, requiere la voluntad de corresponder al amor recibido, por eso, nuestro sabio refrán popular invita a terminar cualquier relación que no sea balance de mutua entrega.

4) A la mujer casada y casta, con marido le basta
Una sentencia propia de siglos pasados donde la mujer vivía satisfecha en la ilusión de tener un buen marido. Hoy, las mujeres ya no buscan a quien servir, sino con quien compartir su vida, con quien crecer humana y profesionalmente. Para ser feliz, la mujer que se casa requiere ser aceptada también como proveedora del hogar, en proporciones iguales o similares a las de su cónyuge, compartiendo entre ambos todas las responsabilidades del hogar, entre ellas las labores domésticas y la educación de los hijos. Todo esto debe hablarse antes de la boda peus puede suceder que se tengan ideas distintas de las tareas que realizarán en su vida de casados, y no solo la mujer, también el hombre. Nada hay escrito, cada pareja deberá decidir su forma de convivir y de distribuir sus tareas, las cuales pueden reinventarse según va presentándose la vida.

5) A mucho amor, mucho perdónFIANCEE-BODAS-SEP-BODA-LA-SABIDURIA-DE-LOS-REFRANES-DEL-AMOR-3
A mi consideración el mejor refrán, por eso lo he dejado para el final. Me gustaría que esta frase los acompañara cada día de sus vidas, pues quien mucho ama, mucho perdona, y en su caso espero que sea siempre de las dos vías, que ambos sean capaces de perdonar y olvidar, siemrpe dispuestos a comenzar de nuevo y esforzándose constantemente por evitar repetir aquello que ofende al otro, por aprender la lección que nos dejan los errores. Si solo uno lo hace, se vive un infierno, pero si el compromiso es de los dos, tendrán la fortuna de vivir el cielo en la tierra.

Celebrando mis bodas de plata, les deseo mucha felicidad y bendiciones en su vida matrimonial, ¡felicidades!

* Elizabeth Uribe de Petersen, Master Wedding Consultant por la ABC. Directora de Specialty Cleaners, centro de renovación, adaptación y limpieza de vestidos de novia. Contáctala en www.specialty.mx [email protected] [email protected]

Deja un comentario