Fotografía de bodas: poses para diferentes tipos de cuerpo

Cuando de fotografía de bodas se trata, la parte más estresante es el momento de posar. Arturo Ayala, fotógrafo profesional, nos comparte algunos consejos para lograr las mejores poses en tus fotos de bodas.

Como en
todas las situaciones, lo más conveniente es actuar naturalmente, pero nadie puede negar que para los diferentes tipos de cuerpo hay poses que mejoran una fotografía. Analiza objetivamente tu cuerpo y cómo se ve en tu vestido y sigue los siguientes pasos para verte mejor que nunca.

 

Primero
que nada, lo más importante para la postura: los zapatos. Siempre hay que acostumbrarse a los zapatos que se utilizarán en una sesión ¡y mucho más si se trata del día más importante de tu vida! Dado que la postura comienza en los pies, si estás incómoda o te duelen las piernas se notará en tu fotografía de bodas, así que no olvides usar los zapatos con anticipación para evitar percances. Otro tip de abuelita para asegurarte de que tus zapatos serán cómodos: raspa la suela para mejorar el agarre y evitar resbalarte.

Una vez que tus zapatos son la comodidad andando, podemos pasar a los diferentes tipos de cuerpo. Si tiendes más hacia el lado robusto, tu fotografía de bodas será más halagadora si utilizas la posición llamada contrapposto. El contrapposto consiste en posicionarte casi de lado a la cámara pero girar solamente el tronco hacia ella, esto de la ilusión de cortar tu cuerpo por partes y sirve para adelgazar la figura ya que da balance a los hombros y cadera desde la cintura. Fíjate en muchas esculturas y ¡esa será justo la pose que encontrarás!

Si tienes mucha cadera o trasero, ¡piensa en ser una sirena! Junta las rodillas y extiende un poco alguna de tus piernas hacia un lado (como la cola de una sirena) esta pose sirve para alargar la figura casi como un zigzag para que haya balance entre la parte inferior y tus caderas. Puedes hacer lo mismo con los brazos para desviar la atención en tres lugares. Recuerda que para que tu fotografía de bodas sea increíble, debes sentirte cómoda, así que si consideras que tu cadera es un pro y no un contra, sácale provecho a tu figura de reloj de arena.

Por último no olvides tus brazos. Al estar en la misma zona que tu busto, si pegas los brazos al cuerpo estarás agrupando todo en una sola área, además de aplanar la toma. En este caso no importa la talla, puedes ser grande, mediana o extra chica, pero los brazos pegados a los costados sólo arruinarán tu fotografía de bodas. Juega con tus brazos, el ramo y el velo para darle un toque divertido y alargar la forma de tu cuerpo sin que parezca una masa sólida. ¡Recuerda que es tu Gran Día y debes verte de lo mejor!

 

*Arturo Ayala es Fotógrafo de Bodas destino en México, Estados Unidos, Puerto Rico y Cancún. Pueden ver su trabajo en su página www.arturoayala.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *