Fotografía de bodas con un toque vintage

La fotografía de bodas es un reflejo total del estilo de tu boda. Todas las partes de la planeación que tomaron meses en materializarse, ahora quedarán plasmadas en imágenes y tiene que ser justo como tú lo pensaste desde un principio.

Si para  tu boda elegiste un tema vintage o retro ahora es cuando la cosa se pone un poco más complicada: ¿cómo hacer para que las fotos no sólo tengan un filtro como salido de Instagram? He aquí algunos tips para que lo vintage resalte y lo barato no salga caro.

1. Escoge bien a tu fotógrafo de bodas

Para la comida contrataste un servicio de catering profesional, lo mismo va para tu fotografía de bodas: para ello necesitas a un profesional. Después de revisar decenas de portafolios, seguro estás absoluta y totalmente confundida y ya no sabes por cuál decidirte. Recuerda buscar ciertos detalles, como bodas que temáticamente se asemejen a la tuya, busca elementos retro o vintage que hayan sido capturados como a
ti te gustaría y verifica con el fotógrafo para confirmar su conocimiento de dichos temas.

2. Platica con el fotógrafo

El fotógrafo va a ser parte del día de la boda (y quizá antes si desean hacer más sesiones como recuerdo) por lo cuál es básico que vayan a tomar un café con anticipación para planear cómo funcionará. No olvides mencionar las cosas que deseas, desde el tono (melancólico, divertido, clásico) hasta las partes de la decoración que consideres deban ser retratadas. Si el traje del novio pertenecía a su abuelo y quieres que sea un elemento importante, ¡menciónalo! Él ha hecho esto antes y entenderá a la perfección, la fotografía de bodas es lo que hace profesionalmente y sabrá cómo adaptarse a tus necesidades.


3. No lo lleves al extremo

¿Recuerdas que mencionamos Instagram al principio? Pues bueno, llevar las cosas al extremo puede salir muy bien o muy mal, y lo más conveniente es encontrar un justo medio. Hay una diferencia abismal entre una boda clásica con estilo vintage y un álbum de fotografía de bodas que parece salido de los 80. Los filtros predeterminados no dan un toque vintage, arruinan las imágenes y no serán un recuerdo que quieras para siempre. Para eso existen fotógrafos profesionales, confía en su criterio y no te estreses.


4. Relájate

Recuerda que no hay nada peor que una fotografía de bodas donde los novios salen con cara de palo. Lo vintage no tiene por qué ser tieso, al
contrario, deja fluir la sensación de aquellos tiempos, relájate y disfruta, verás cómo eso se ve reflejado en las fotos y ustedes se verán como una pareja clásica y atemporal. Estar tranquilos y felices les dará el toque final a sus fotografías y podrán presumirlas aún en el 2040.


* Arturo Ayala es Fotógrafo de Bodas destino en México, Estados Unidos, Puerto Rico y Cancún. Pueden ver su trabajo en su páginawww.arturoayala.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *