¿Culpable o inocente?

Cada vez que deseas expresarle tu sentir a tu pareja, sobre aquellas situaciones con las que no estás cómoda en la relación, te encuentras con una serie de reproches o diagnósticos que sugieren que tienes algún desorden emocional que te genera cambios de humor que terminan por dañar a ese ‘pobre angelito’ inocente, que no hace otra cosa que vivir para que tú seas feliz.

La realidad es que ni él es una víctima ni tú eres el clon de la madrastra de Blanca Nieves. Ha llegado el momento de evaluar si es que no se da cuenta de sus errores o discretamente te hace responsable de los malos ratos para no asumir la parte que le toca, ¿te atreves a descubrirlo?

1. Tu novio te pide que lo acompañes a su juego sabatino de basquetbol, tú te niegas porque debes aprovechar la mañana para hacer pagos y otras actividades que él no hizo en la semana, ¿cómo responde a tu negativa?

 

a)   Te reprocha que nunca tienes tiempo para él porque todo es más importante que pasar un momento a su lado.

b)   Jura por todos los santos que si vas con él, saliendo del juego te ayudará con todos “tus pendientes”. Luego te pone un pretexto y te deja sola con el paquete.

c)   Ni tardo ni perezoso te ofrece una disculpa por no ser solidario contigo y se ofrece a resolver los pendientes vía electrónica en el momento.

2. Por fin dejaste listo su nuevo hogar, quedó tan lindo que con mucha emoción te sugiere que organicen una comida para que las familias de ambos lo conozcan, cuando se trata de organizar, él:

 

a)   Te ayuda a hacer la lista del súper y acto seguido realiza su mejor número de magia que es desaparecer hasta el día del evento.

b)   Hace como que te ayuda: te sigue a todos lados, pero no mueve ni un dedo y al final se acomoda en el sillón dando un profundo suspiro de cansancio.

c)   Se involucra en todo momento y procura que ambos disfruten cada instante de la organización.

3. Aunque tienes la paciencia de un monje tibetano, ya te colmó el plano y te muestras de mal humor por su comportamiento indiferente y su falta de participación, ¿cuáles son sus comentarios?

 

a)   “¡Ash! ya estás de nuevo de genio, se me hace que ya te vino a visitar la Tía Regla, como cada mes”.

b)   Te escucha con aparente atención y cuando terminas te dice: “Vamos a comer, estás así porque seguro ya tienes hambre”.

c)   Reconoce su falta de compromiso y te pide que por favor lo ayudes a detectar sus fallas para cambiar su actitud.

4. Te avisa que irá a comer con unos amigos y le pides que antes te haga favor de llevar unos libros a su nueva casa y los acomode en el librero, lo cual no hace. Cuando le reclamas, él:

 

a)   Te dice que cómo esperabas que él hiciera todo, si estuvo cumpliendo con sus compromisos personales y que eres muy injusta con él.

b)   Con una voz infantil te pide perdón, pero apenas ve que te retiras te pide que le acerques un poco de jugo porque está exhausto.

c)   Raudo y veloz se pone al corriente de lo que le faltó hacer y para compensar se ofrece a darte un masaje relajante, para lo que es un experto.

5. Aceptas un trabajo de free lance que te representa un ingreso extra, por lo que tendrás que aprovechar el tiempo, así que le pides a tu pareja te ayude con algo del proyecto que sabes él podría hacer. ¿Qué hace?

 

a)   Absolutamente nada. Te llama para decirte que estará con sus papás porque se siente muy solo y necesita compañía para no extrañarte.

b)  ¡Claro que va a tu lado! Pero se la pasa jugando con la tableta y presionándote para que lo acompañes a cenar.

c)   Asume el compromiso como si fuera suyo, te ayuda y cuando tiene un momento libre te acerca el té que tanto te gusta.

Mayoría de A

Sin duda él es el Señor Manipulador. No solamente se muestra indiferente con respecto a lo que les compete a los dos, sino también a tus sentimientos. Es necesario que hables muy seriamente con tu pareja y establezcan responsabilidades así como un tiempo para llevarlas a cabo. Recuerda que ambos son personas adultas y que tú no debes recordarle a cada momento lo que le corresponde ni tampoco debes tomarlo como tarea propia, es importante que desde ahora te des a respetar y lo involucres en todo, de lo contrario corres el riesgo de convertirte en su segunda madre y no en su pareja. Con amor, respeto y compromiso, podrán superar muy pronto estas actitudes.

Mayoría de B

¿Te has dado cuenta de lo buen actor que es? Nunca te dice que no, pero tampoco te dice cuando. Este comportamiento, tan propio de un adolescente, no es nada sano para un par de adultos que buscan hacer una vida en común porque las consecuencias pueden ser muy serias. No finjas que no te enteras, hazle saber en el momento tu inconformidad bajo la aclaración de que no estás jugando y que te das perfecta cuenta de su forma de conducirse. Es posible que lo que necesite es un poco de guía de tu parte, pues queda claro que tiene la intención de actuar pero no lo hace de una forma acertada. ¿Qué tal si le ofreces tu ayuda para ir en la dirección correcta?

Mayoría de C

No sólo tienes a un gran aliado junto a ti, sino también a un hombre confiable en el que puedes apoyarte y sentirte segura de que van a llegar muy lejos en el camino que comparten. El consejo es que traten de mejorar su comunicación y no esperen hasta que sea una gota la que derrame el vaso. Se tienen confianza y eso es un punto invaluable, así que aprovéchenlo a su favor.

* Almudena Oliva, contáctala en www.sermexico.org.mx[email protected].

Fotografía

Romain Toornier

http://www.flickr.com/photos/romainphotographer/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *