Cómo ser un buen invitado de bodas

No basta con ir vestido acorde al evento o saber usar los cubiertos, ser un buen invitado también tiene mucho qué ver con el sentido común. Aquí le daremos algunos puntos que quizá no había contemplado.

Cuando te invitan a una boda es importante que confirmes a la mayor brevedad posible tu asistencia a la boda, así como el número de personas que te acompañaran al evento —dependiendo del número de boletos recibidos— y, por supuesto, no rehusar la invitación, si los novios te han invitado es porque desean contar contigo y los tuyos en el día más importante de sus vidas.

Si por algún motivo debes anular la asistencia a la boda, posiblemente ocasiones un gasto a los novios que, seguro, habrán abonado ya tu cubierto, por lo que si no es causa mayor y te has comprometido a ir, debes evitar estos sucesos.

Si tú o alguno de tus acompañantes tiene algún tipo de alergia es importante que lo notifiques cuanto antes para que los novios hablen con el encargado del catering y puedan ofrecer un menú alternativo.

No des opiniones negativas sobre la celebración ni durante ni después de la boda,
pues casi todo va en cuestión de gustos; piensa que lo elegido ha sido al gusto
de los novios, es como llegar a casa de alguien a decirle que no te gusta.

La puntualidad es fundamental, normalmente la única que llega tarde es la novia. Para el novio es más llevadero ir hacia el altar saludando y viendo cómo van llegando los invitados y se van sentando en las bancas mientras él espera a la novia. Lo ideal es llegar un cuarto de hora antes.

Apaga o pon en silencio el móvil durante la ceremonia, ¡imagina que suena en medio del enlace!

A la entrada de la novia lo ideal es que todo el mundo se levante y que no se siente hasta que se indique que se puede tomar asiento.

Cuando se realicen las típicas fotos en el altar con la familia del novio, de la novia y los amigos, es importante, en primer lugar, que dejemos los lugares más cercanos a los novios a las personas más allegadas a ellos y, por supuesto, que esperemos a la salida de la iglesia para besar y felicitar a los novios, ya que si lo hacemos en el altar retrasaremos la salida.

Romper el hielo es importante cuando los novios salen de la iglesia. En muchas ocasiones al salir los novios de la iglesia los invitados no quieren pecar de protagonistas y se esperan a que alguien dé el primer paso para felicitar a los novios, si esta situación se alarga mucho puede llegar a ser desagradable para la pareja. Si observas algo similar no temas en salir el primero, los novios te lo agradecerán. Es importante también que no entretengas mucho a los novios en tus felicitaciones, recuerda que lo bueno y breve dos veces bueno.

Si en la mesa te han colocado con alguien que no conoces, intenta interrelacionarte con esa o esas personas para hacerles más agradable la
velada, los novios te lo agradecerán, piensa que han depositado su confianza en ti con la certeza de que harás que esa persona se sienta a gusto al colocarla en tu mesa. Es importante, además, no hablar de temas conflictivos como política, fútbol, religión…

Cuando pasen los novios por las mesas para entregar los detalles de los invitados, aprovecha para felicitarles por lo bien que está saliendo todo y no les quites mucho tiempo, toma en cuenta que tienen más invitados que atender.

Si no hay lista de boda y vas a dar dinero a los novios, facilítales las cosas y dáselos días antes de la boda o hazles una transferencia y llama para comprobar que les ha llegado. En muchos casos los novios necesitan saber con qué dinero van a contar para pagar la boda y dárselo el mismo día no sólo les crea incertidumbre sino que además se les puede perder.

Viste acorde al evento, pregunta a los novios que tipo de boda es y si debes ir de largo o de corto, de traje de esmoquin…

Si tienes niños y puedes evitar llevarlos, salvo petición expresa de los novios, será mucho mejor, ya que no sólo les ayudarás a ahorrar con los cubiertos, sino que además lo pasarás mejor.

Por supuesto, es fundamental no beber demasiado y provocar escenas que pueden estropear el momento o crear conflictos con otras personas.

No subas fotos de la boda a las redes sociales sin pedir previamente permiso a los novios.

 

Fotografía

Lidia Fitch

FOTÓGRAFA

Barrera & Fitch Photography

https://www.facebook.com/lidia.fitch/

C. 7772437655 / 7773453673 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *