Blue (1993)

Las próximas entregas serán seriadas porque van a ser sobre la trilogía Trois couleurs: Bleu, Blanc, Rouge, del director polaco Krzysztof Kieslowski, que están inspiradas por los colores de la bandera francesa. Hoy, por supuesto, corresponde a Bleu.

Sin lugar a dudas, cada uno se forma una opinión de las películas que elige ver. Cuando vi por primera vez Bleu me pareció genial, digamos: la pureza de la fotografía en las imágenes, la perfecta composición y ejecución de la música, la excelente actuación de Julliete Binoche, quien interpreta a Julie Vignon, y la presencia sutil del color azul en toda la película. Hoy, a casi 20 años, la vuelvo a ver y no cambia mi opinión.

La historia versa en torno a Julie Vignon, esposa de un reconocido compositor. Ellos tienen un trágico accidente automovilístico, ella se salva y ahora tiene que enfrentar el duelo; superar la melancolía, la soledad y la depresión que se originan por la pérdida. Se dice que las películas también responden al lema francés: “Liberté, Egalité, Fraternité”, y en este caso, Julie tiene que seguir adelante, encontrar la libertad que necesita para vivir su propia vida.

El camino que recorre le permite ver la vida de una forma distinta, no basta con deshacerse de las cosas que le traen recuerdos, ni con descubrir secretos de su esposo (que en otro momento la hubieran destrozado, ya está abatida), ni mantener relaciones con otro hombre con el fin de olvidar; lo que ella requiere es encontrar sentido a la vida, y la forma en que lo encuentra es terminar con la composición musical que su esposo dejo inconclusa.

Krzysztof Kieslowski (1941-1996) fue un director que en su producción abordó los temas del ser humano y las contradicciones morales que lo hacen más complejo de entender. Por otra parte, hoy, muchos pueden criticar que el ritmo de la película es lento —por supuesto, vivimos acelerados y queremos que todo ocurra ya—, pero al ver el film, estamos ante una obra de arte que requiere de su contemplación; además, Bleu, como parte de una trilogía, entreteje elementos narrativos y tramas que sorprenden al espectador. ¡Claro! no lo voy a contar en este momento, lo que sí puedo decir es que uno debe de estar abierto a ver propuestas cinematográficas de autor.

Hoy, el libro que voy a recomendar tiene una pequeña relación, Jerzy Kosinski, es un escritor de origen polaco, aunque nacionalizado estadounidense, el libro es: “Desde el jardín”. Es una novela corta y divertida. La historia es de Chance, un jardinero que vivía en una mansión y dedicaba todo su tiempo libre a ver televisión, su único contacto con el mundo exterior. El día que el propietario muere tiene que dejar la mansión, toma un traje del extinto dueño y sale por primera vez a la calle. Sufre un accidente automovilístico, lo atropellan. La mujer que conducía le pide que reciba atención médica, ella le pregunta su nombre, él contesta: Chance, “el jardinero”; ella, al ver a un hombre elegantemente vestido dice: Chauncey Gardiner. A partir de ese momento empieza una vida para Chance con personas de alta sociedad, quienes se quedan sorprendidas por su forma de ver la vida, ya que Chance hace analogías con el jardín, las estaciones del año, la forma en que crecen las plantas, como eliminar las plagas; esto le permite, sin saberlo, escalar en las más altas esferas de la sociedad. ¿Quién dice que la televisión no educa?  

* Tomás Alatriste, contáctalo en [email protected]

FICHA TÉCNICA


Título: Bleu.

País / año: Francia, Polonia y Suiza,1993.

Director: Krzysztof Kieslowski

Reparto: Juliette Binoche, Benoît Régent, Florence Pernel, Charlotte Vêry, Hélène Vincent, Philippe Volter, Claude Duneton, Emmanuelle Riva

Género: drama

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *