Rosa mexicano

Siempre presente en nuestra historia, ya sea colgado cual banderilla en las fiestas patrias, trepando fachadas de antiguas casas en forma de flor o adornando alguna de las avenidas de la ciudad. El rosa mexicano es distintivamente nuestro y refleja, como ningún otro color, la alegría y belleza de nuestra tierra. Razón de sobra para merecer el honor de dedicarle este artículo.

Si tú eres una de las tantas mujeres que piensan: “Sí, el color está muy bonito; pero, prefiero verlo adornando algún escenario que usarlo como accesorio”, tal vez aún no conoces sus bondades ni sus múltiples usos.

En primer lugar te comparto algo que, seguramente no sabías: ¡es un tono que nos va bien a todas las mexicanas! Por la saturación perfecta de rojo y azul que lo componen, es un tono que favorece a las pieles doradas y oliva, casi el total de la población femenina mexicana. Además de neutralizar la piel, reaviva el tono de la boca y provoca un efecto casi lifting. Sin dejar de considerar que, aunque es un tono rosa, no se ve romántico como el rosa pálido, pero si evoca la feminidad del mismo, con un plus: le queda muy bien también a las pieles oscuras.

 

Si lo llevas en forma de maquillaje: como labial, le da un increíble tono marfil a las pieles blancas, y un toque de atrevimiento a las oscuras. Como rubor, es perfecto para dar un efecto fresco a todo tipo de pieles. Como sombra, da un increíble matiz a los ojos azules, y va perfecto en unos ojos café oscuro o negros. Incluso, lo puedes llevar como barniz de uñas, en sustitución del rojo pasión, si no te gusta llevar maquillaje.

 

Si usas un vestido, el impacto que tendrás será inmediato, no importa la forma de éste, las personas siempre te dirán: “¡Qué bonito color!”. Lo cual puede mejorar tu autoestima, por lo menos por ese día, después de todo, ¿a quién no le gusta escuchar cumplidos?

 

Puedes llevar un vestido largo de gasa o de seda con mucha caída, con accesorios plateados si eres de piel oscura, o dorados si eres muy clara. Seguramente cautivarás miradas, no solo por tu atrevimiento, sino por lo radiante que lucirás. ¡Haz la prueba y te sorprenderás!

 

Como accesorio es la manera más sencilla de llevarse, ya sea una pulsera, una bolsa o unos zapatos, siempre se ve bien cuando estás vestida en colores como el negro, blanco, azul marino, beige y camel.

 

Si no sabes cómo combinarlo, opta por el color blanco o el beige. Puedes llevar una falda blanca, una blusa rosa mexicano, unos zapatos y una bolsa nude con accesorios dorados. O, bien, una falda o pantalón rosa mexicano, una blusa vaporosa beige y la misma combinación de accesorios. Es mejor si escoges telas suaves y con caída, eso eliminará el indeseable efecto pesado de las telas gruesas que hacen que la ropa no se vea de buena calidad.

 

Si llevas un suéter o un chal rosa mexicano sobre un vestido negro, siempre causarás buen impacto, además, tener el tono rosa cerca del rostro hará que éste se ilumine, proporcionándote un look más fresco.

 

Otra opción es llevar unos pantalones de mezclilla en tono azul marino, una blusa blanca, un suéter y una pulsera rosa mexicano, unos zapatos y bolsa negros.

 

Es un color alegre —por lo cual también alegrarás el entorno en el que te mueves y a las personas que te rodean—, lo que le confiere una clase de efecto terapéutico. Además, es el color más nuestro, después de todo, ¿qué otro color lleva el apellido ‘Mexicano’?

 

Ahora sí, no tienes pretextos para no lucir este hermoso tono que además es tan nuestro.

 

* Mary Nevárez, Stylist Guide y miembro fundador de la Intercoiffure Mondial México, http://marynevarez.com, [email protected]  

 

Fotografía

Barrera & Fitch Photography

www.barrerafitch.com/

https://www.facebook.com/lidia.fitch/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *