Mi mejor amiga Vs. Mi pareja


Tu pareja no soporta a tu mejor amiga, y aun cuando te empeñas en
hacerle ver sus virtudes, solo logras avivar su rechazo. ¿Te gustaría evitar
enfrentamientos y llegar a un acuerdo civilizado que no ponga de punta tus
nervios?

Alicia nos comparte un caso que resulta muy común entre las parejas: “Tania
es mi mejor amiga, tenemos muchas cosas en común y una de ellas es que nos
reunimos con mucha frecuencia en mi casa, no sólo para convivir sino también
por motivos de trabajo. Hay momentos en los que Carlos, mi esposo, conversa con
nosotras y aunque todo parece fluir a la perfección, una vez que ella se va de
casa, él empieza a despotricar contra mi amiga: que si siempre quiere parecer
profunda en sus pensamientos, que qué mal que opine que hombres y mujeres somos
iguales. En conclusión, no la tolera por el hecho de que es una mujer independiente
en todos los sentidos que toma su tiempo para reflexionar sobre diversos temas
y que tiene pensamientos elaborados; eso para mí la convierte en una amiga
ideal con quien puedo hablar de todo lo que no es superficial. El caso es que
él la rechaza y yo no estoy dispuesta a renunciar a su amistad”.


No contento con este episodio, Carlos, su esposo, parece empoderarse
cada vez que ella está ahí: le habla con cierta autoridad a su esposa Alicia y
trata de dejarla en evidencia sobre algo que, ante sus ojos, ella hizo mal.
Quizá, con la idea oculta de demostrarle a Tania que a pesar de lo que piense y
diga, en su relación de pareja quien lleva el mando es él.

 

¿Parece una escena de celos común o la necesidad de defender el propio
territorio afectivo? El tema es mucho más profundo que eso pues habla del temor
oculto de que tú seas y pienses igual que tu amiga, además, el hecho de que le
tengas simpatía le parece un factor de riesgo para que aceptes y pongas en
práctica los consejos que, en determinado momento, te pueda brindar alrededor
del presente y futuro de tu vida en pareja.

 

Reconoce el campo de batalla


Casi por regla general, en este caso, ellos guardan sus inconformidades
para expresarlas cuando su ‘rival’ se ha ido. Cuando él y tú se quedan a solas
le representa el mejor momento para externar su enojo y desaprobación, lo cual,
si no manejas adecuadamente, puede convertirse en un problema serio que por un
lado puede orillarte a que te alejes de esa persona a la que le tienes afecto o,
bien, caer en conflicto con tu pareja cada vez que se encuentren frente a
frente.

 

George Weinberg, psicólogo y autor del libro ¿Por qué los hombres no
se comprometen?,
Editorial Books4pocket, antes de tomar cualquier decisión, recomienda:
“Intenta comprender lo que pasa por la mente de tu hombre mientras se está
fijando en tu amiga. Casi con toda seguridad, si se está quejando de este modo,
es porque está secretamente preocupado de que tú seas como tu amiga. Sólo
existe un medio para asegurarle de que estás de su lado (pienses o no que está
indebidamente agitado) y consiste en permitirle que diga lo que tiene necesidad
de decir. Si le haces callar demasiado pronto, si defiendes a tu amiga antes de
haber oído su queja por completo, sentirá que tú y tu amiga están juntas en un
campo enemigo”.

 

El autor sostiene que no se trata de que termines por aceptar su punto
de vista y alejarte de quien es importante para ti, sino simplemente de que le
dejes ver que eres leal con él y por ello le permites que afirme su posición.
Ahora bien, si consideras que su actitud hacia tu amiga es injusta debes
hacérselo saber y dejar en claro que de la misma forma en que tú respetas su
opinión, él por su parte debe hacerlo con tu decisión de continuar con esa
amistad.

 

Lo funcional para evitar enfrentamientos e incomodidades es llegar a
acuerdos acerca de cómo será la convivencia e, incluso, los temas que pueden
abordar en conjunto. Quizá prefieran dejar los temas triviales para este
momento y dejar la reflexión para cuando tú y tu amiga se reúnan en privado.

 

La pareja y la amistad no tienen por qué enfrentarse, tan importante es
una como otra en la vida de cualquier persona. Es cierto que en ocasiones la
comunicación puede tornarse complicada, pero el hecho de que todos los
involucrados sumen sus voluntades, puede ser la tabla salvadora que les permita
mantener vigente y en desarrollo sus relaciones.

 

* Almudena Oliva, contáctalo en www.sermexico.org.mx, [email protected].

 

Artículos relacionados

¿Buenos amigos o veladora encendida?

http://fiancee.mx/2012/5/buenos-amigos-o-veladora-encendida

Tú y tus amigotes

http://fiancee.mx/2012/4/tu-y-tus-amigotes

20 ideas para tu despedida de soltera

http://fiancee.mx/2012/4/20-ideas-para-tu-despedida-de-soltera

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *