Caminante urbano


Los beneficios que recibirás son muchos: un estado de ánimo más alegre,
y la realización de tener una fuerza de voluntad de hierro.


 

Caminar es una grandiosa oportunidad para echar a andar tu plan de hacer
ejercicio, además de ser una de las actividades físicas más sencillas, para
practicarla sólo necesitas de tenis, ropa cómoda y de determinación y esfuerzo,
pues mantenerte firme en tu propósito es el primer reto a cumplir.


 

¡No claudiques!

Para ello, lo primero es desechar de tu mente frases como: “Mañana
empiezo” o “No tengo tiempo”, la recompensa a todo este esfuerzo será una buena
calidad de vida. Al respecto, Rafael Ornelas Centeno, director médico del
Comité Olímpico Mexicano, comenta: “La actividad física es la mejor medicina,
es accesible y además gratuita, una dosis diaria disminuye el riesgo de
enfermedades cardiovasculares, hipertensión, infartos, trombosis cerebrales,
varices, diabetes, así como ciertos tipos de cáncer, como el de colón, previene
la aparición de la osteoporosis, y mantiene la fuerza y la resistencia
muscular”.


 

Además, el experto agrega: “Aunado a todo esto, gozarás de bienestar, ya
que se reduce el nivel de estrés, al liberar endorfinas que favorecen esta
sensación”, esto sólo por mencionar algunas de sus bondades.



 

Caminar 30 minutos diarios a un paso moderado, es lo ideal como parte de
una rutina diaria, lo cual es un reto grande pero alcanzable. Pon en práctica
un plan personal y respeta tu tiempo para favorecerte a ti mismo. Una buena
idea es aprovechar los recorridos de tu casa a tu trabajo y de regreso, así
sólo necesitarás un par de tenis y determinación. Busca rutas en las que puedas
caminar y subir escaleras y pon tu cuerpo en acción, bien vale la pena
esforzarte. Aunado a esto duerme bien y cuida tu alimentación, para así cumplir
tu meta: sentirte bien en cuerpo, mente y espíritu.

 

Algunas recomendaciones 

Sin embargo, existen ciertos principios fundamentales dentro de un
programa de ejercicios que no debes dejar de lado al tomar la decisión de
caminar, pues te ayudarán a realizar un esfuerzo controlado para evitar
posibles lesiones. Al respecto, el especialista recomienda: 



 

·      Acude a valoración médica previa para que te asegures
que esta actividad es óptima para ti.

·      Realiza un calentamiento de 10 minutos antes de
iniciar, para evitar lesiones musculares.

·      Puedes ejecutar ejercicios de flexibilidad para
aumentar fuerza.


·      Camina de 3 a 5 veces por semana.

·      Ten en cuenta la individualización del entrenamiento,
ya que cada persona tiene características diferentes (peso o salud actual).

·      No sobrepases el grado de intensidad sugerido.

 

Respeta el principio de progresión, sube la intensidad gradualmente a
medida que vayas adquiriendo condición, si puedes, usa un podómetro, que es un
aparato en forma de reloj que te ayuda a contar el número de pasos que das y la
distancia que recorriste. Lo ideal es que des entre 8 a 10 mil pasos por día.


 

Hacer conciencia de los grandes beneficios que te trae mantenerte activo
es el eslabón que necesitas para ser constante y mantener el ánimo elevado. Pon
a prueba tu voluntad para cumplir con el entrenamiento, ten a la vista tus
tenis y sal a ¡caminar!, así volverás a tu casa con más entusiasmo y optimismo.
A veces, lo difícil es comenzar, pero al paso del tiempo disfrutarás plenamente
de la recompensa a tu esfuerzo.

 

* Patricia Munguía, contáctala en www.sermexico.org.mx,
[email protected].

 

Artículos relacionados

¿Embarazo y ejercicio?

http://fianceebodas.com/2012/6/embarazo-y-ejercicio–

Cómo contrarrestar el estrés

http://fianceebodas.com/2011/4/como-contrarrestar-el-estres

Entrena con tu pareja

http://fianceebodas.com/2011/5/entrena-con-tu-pareja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *