¿Te cuesta trabajo aceptarte?

Descubrir nuestros talentos y habilidades fortalecerá nuestro carácter
y seguridad.

¿Cuántas veces frente al espejo, te has sentido defraudada por
encontrar tu propia imagen, la cual no corresponde a la de una top model, de rostro angelical y esbelta
figura? Seguramente ha ocurrido más de una vez y esto te hace sentir frustrada,
pues más allá de verte como un ser completo, con inteligencia y una serie de
cualidades que te caracterizan, le apuestas solo a tu belleza física.

 

Depositar el valor de una persona en la apariencia, es una práctica
que se ha extendido no sólo a través del tiempo, sino también en todo el mundo.
Es por ello que en su esfuerzo por cumplir con estos estándares algunas mujeres
son capaces de someterse a diversas cirugías estéticas y dietas extremas que
pueden poner en riesgo su salud y hasta su vida.

 

¡Ámate!

 

La doctora Noemí Díaz Marroquín, catedrática de la Facultad de
Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México, es clara al señalar
que la dificultad para autoaceptarse radica en gran medida en la educación
tradicional que se imparte a las mujeres: “No nos valoramos a nosotras mismas,
estamos formadas para gustar y servir a los otros, sin importar en realidad lo
que sentimos, pensamos o deseamos. La validación que nos damos, va de acuerdo
con los estereotipos que nos han impuesto socialmente, en los que se valora la
belleza subjetiva y se nos obliga a cumplir con una serie de requisitos que por
más esfuerzos que se realicen no se van a lograr, debido a que cada persona
tiene características físicas y raciales que la hacen diferente”.

 

Romper con estos esquemas no es imposible, pues como explica la
especialista, la belleza se refleja en el gusto por ser tú misma: “No existen
fórmulas mágicas que terminen con estas creencias milenarias que han afectado,
sobre todo, a las jóvenes. La respuesta está en ellas mismas; que aprendan a
tener una visión crítica de los referentes que les envían los medios de
comunicación. Es necesario que también busquen en su interior y se revaloren
tomando en cuenta que todos los seres humanos tenemos virtudes y defectos, pero
en este sentido tendemos a poner en la sombra las virtudes y resaltamos
nuestras fallas. Hay que cambiar el foco, tener autoestima no es tratar de
convertirse en una súper mujer, sino aceptarse tal y como se es”.

 

Descubre tus cualidades

 

Rescátate a ti misma y atrévete a explorar en tu interior, a descubrir
todas las cualidades que hacen de ti una persona especial, como el hecho de que
seas responsable y capaz de sacrificar todo, por cumplir en tu escuela o el
trabajo; los conocimientos que has adquirido a lo largo del tiempo y que se
traducen en una amplia cultura; el que sepas estar al lado de tu familia y tus
amigos en los momentos más importantes para ayudarlos, o simplemente hacerles
sentir amados. Todo eso y más, es lo que hace que realmente valgas como ser
humano.

 

Aceptarte tal y como eres, hará que también te preocupes por cuidarte
a ti misma, esto es, hacer ejercicio y ocuparte de tu físico, ya no para
cumplir con un requisito social, sino para mantener tu organismo al cien por
ciento: ver al ejercicio como un buen hábito se convierte en un círculo
virtuoso que te retroalimenta y te ayuda a mantener cuerpo y espíritu en
equilibrio.

Como verás, no es una tarea titánica aprender a amarte a ti misma, e
incluso, trabajar en aquellos aspectos que consideras, no son favorables para
ti. Recuerda que aceptarte te da la oportunidad de capitalizar tus puntos
capacidades y trabajar para corregir aquello que no enriquece tu vida. La
decisión de resurgir como una mujer valiosa, más allá de tu físico, está en tus
manos.

 

* Silvio Quezada, contáctalo
en www.sermexico.org.mx,
[email protected]

 

 

Artículos relacionados

Autoestima, un valor a cultivar

http://fiancee.mx/revista/627-autoestima-un-valor-a-cultivar

Vive el éxito en pareja

http://fiancee.mx/revista/329-vive-el-exito-en-pareja

Dos en el mismo barco

http://fiancee.mx/revista/457-dos-en-el-mismo-barco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *