¿Te gana la tristeza?

Cuando por alguna razón la sonrisa se evapora de
tus labios para convertirse en tristeza, es posible que hagas tuyas ciertas
actitudes o le des vida a hábitos que en lugar de ayudarte a superar la crisis
se convierten en una costumbre que refuerza  tu estado de ánimo. Resuelve el siguiente test y haz de esta
debilidad una oportunidad para desviarte cuando el ánimo empiece a decaer.

1. El día te ha pintado de maravilla, pero hacia el cierre ocurre algo sin importancia que rompe con la armonía que habías logrado, ¿cuál es la reacción que te caracteriza?


 

a) Valoro lo bueno y dejo de lado lo negativo, es parte del equilibrio de la vida.

b) Suelo culparme cuando las cosas no salen bien y dudo de mi capacidad para mantener el bienestar logrado.

c) Estoy segura de que la felicidad no existe, al menos no para mí, y que haga lo que haga siempre ocurrirá algo que eche a perder todo.

 

2. Cada vez que alguien expresa un halago por tus logros, tú sueles:

 

a) Agradecer el reconocimiento pues me impulsa a seguir adelante.

b) Sentir alegría aunque de inmediato encuentro algún factor que me resta méritos.

c) Creer que no lo dicen en serio y que en el fondo todas sus palabras tienen un tono sarcástico.

 

3. Cuando se trata de planear proyectos con miras a tu futuro laboral, ¿cuál es tu actitud?

 

a) Me siento segura y no dudo en ponerme altas expectativas, sé que si me esfuerzo puedo alcanzar lo que desee.

b) Me ilusiono pero no tardo en volver a poner los pies en la tierra, pues no quiero sufrir cuando las cosas no salgan como las pensé.

c) Prefiero no pensar en eso. ¿Quién me asegura que llegará ese momento?

 

4. Cada vez que tienes un gran momento de gloria, ¿qué sentimiento te embarga?

 

a) Profunda felicidad y satisfacción, quisiera compartirlo con todas las personas a las que amo.

b) Me siento contenta, pero guardo mi alegría para mí misma, después de todo no es para tanto.

c) Siento mucha tristeza pues siempre pienso en esa persona tan importante para mí que por alguna razón no está conmigo para ver mis logros.

 

5. Cada vez que se acerca la fecha de aniversario de tu nacimiento, ¿qué no puedes evitar decir?

 

a) Que le doy gracias a la vida por lo generosa que ha sido conmigo y que ojalá tenga la oportunidad de estar en este mundo por mucho tiempo más.

b) Que ya no diré mi edad pues cada vez me hago más vieja y que guardaré celosamente ese secreto.

c) Que no hay nada que festejar pues sólo es un día más.

 

Mayoría de A

Tienes muy claro quién eres y las capacidades con las que cuentas, por lo que aún en los momentos más adversos te sientes capaz de sacar el mayor provecho de la situación. No huyes de los problemas que te toca enfrentar y pides ayuda cuando la necesitas, por lo que logras salir de los altibajos triunfante y, sobre todo, con un aprendizaje adquirido. ¡Felicidades! Definitivamente tienes a la depresión muy lejos de ti.

 

Mayoría de B

Caminas entre dos bandos: si bien tienes a la mano elementos para no dejarte caer ante las dificultades, te empeñas en creer que te pudo haber ido peor y que tal vez no eres tan merecedora de nada bueno, lo cual te hace vulnerable y pone en riesgo tu estado de ánimo. Si estás atenta a tus reacciones frente a las situaciones difíciles, podrás detectar tu comportamiento y con ello trabajar para alejar de ti esas reacciones negativas que no te ayudan en nada y te impiden ver que tienes a tu alcance grandes motivos para sentirte feliz y luchar por lo que deseas.

 

Mayoría de C

La tristeza llega a tu vida con mucha facilidad y es necesario que hagas algo al respecto. Empezar por descubrir y valorar todas las cosas que tienes a tu favor, no solo en el plano material sino tus cualidades como persona, te ayudará a tener una visión de ti misma muy diferente a la que tienes ahora. Recuerda que aunque quienes te rodeen reconozcan tus capacidades y traten de convencerte de ello, el principal reto es que tú lo aceptes y tomes la decisión de ver el mundo de otra forma, de lo contrario es posible que sin importar lo bueno que ocurra en tu vida, seguirás dispuesta a ver un lado oscuro que seguramente está muy lejano de la realidad. ¡Atrévete a cambiar tu actitud!

 

* María Cristina Palacios, contáctala en www.sermexico.org.mx, [email protected].

 

Artículos relacionados

¿A ustedes qué los une?

http://fiancee.mx/revista/1117-a-ustedes-que-los-une

¿Cómo tratas a los hombres?

http://fiancee.mx/revista/1421-como-tratas-a-los-hombres

Amor, ¿a la mexicana?

http://fiancee.mx/revista/608-amor-a-la-mexicana

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *