Luna de miel en la playa


La playa me parece el
lugar apropiado para empezar una vida juntos. Nada como el sol, el mar y un
paseo por la playa al atardecer para crear recuerdos memorables que perdurarán
para siempre en tu vida.

Después de haber vivido un estrés total con los preparativos de la boda te mereces unas vacaciones con tu pareja y la playa, sin duda, es el lugar ideal para descansar, para el romance y para realizar actividades recreativas. En lo personal, me parece la combinación perfecta. Además de que me declaro adicta al sol y al verano.

No importa si vas a Puerto Vallarta o a Fiji, prepárate para disfrutar y lleva solo lo necesario para verte y sentirte genial. Empieza por empacar el protector solar, de preferencia uno con SPF 50 para los primeros días y un bronceador para los últimos días. No seas de las novias que pasan el primer día de la luna de miel tomando baños de sol sin protector y sufren durante toda la semana por las quemaduras. Si quieres lucir bien en las fotos desde el primer día asiste a una clínica de bronceado con spray antes de tu viaje de bodas, así tendrás un lindo color tanto en la boda como en la luna de miel. Lleva tu propia crema hidratante para el cuerpo, la de los hoteles no es suficientemente humectante para una piel recién expuesta al sol.

 

Empaca por lo menos tres trajes de baño de una o dos piezas, dependiendo de tu estilo. Lleva vestidos de playa y pareos sobre tu traje de baño. La idea es que te veas femenina y coqueta, así que usa los shorts solo cuando realicen actividades deportivas o aventuras en la selva.

 

Ten en cuenta lo siguiente: si necesitas comprar trajes de baño con tirantes gruesos para detener el busto, compra también blusas o vestidos que cubran los tirantes por completo. Si puedes llevar estilo strapless podrás darte el lujo de llevar cualquier top o vestido encima. Si no es posible cubrir los tirantes, haz lo que puedas por combinar el traje de baño con la blusa, no solo que sean de colores parecidos, sino que además sean ambos del mismo estilo. Ejemplo: no lleves un traje de baño deportivo en color azul marino con un vestido de florecitas en color rosa, puedes llevarlo con un top azul marino y unos shorts blancos o con un vestido camisero que lo cubra por completo. Lo ideal es que haya armonía entre las prendas.

Las sandalias ideales para la playa no llevan tacón, son de piso. Si eres muy bajita y estás acostumbrada a usar zapatos altos, opta por unas sandalias que sean suficientemente cómodas para caminar en la arena, las mejores son las de suela corrida. Lo más importante es que puedas mantener el balance. Si la playa es rocosa lleva sandalias de piso. Si vas a realizar una actividad que requiera caminar más de 1 kilómetro, lleva un par de tenis.

 

Los mejores colores para la playa son: blanco, beige, azul claro o turquesa, azul marino y negro, todos ellos resaltan el bronceado y armonizan perfecto con el ambiente relajado de las ciudades cerca del mar. Olvídate de los brillos y de los stilletos. Opta por ropa cómoda, telas como algodón, lino y sus combinaciones con spandex.

 

Para una cena romántica lleva un vestido en cualquiera de los tonos mencionados, spadrilles (sandalias con tacón de cuña) en un color neutro, accesorios metálicos y el cabello recogido en un chongo de lado.

 

Debido al ambiente húmedo de la playa es recomendable que lleves contigo gel, ligas para el cabello y tu mejor sonrisa. Haz las paces con la naturaleza y disfruta de estos inolvidables días sin pelearte con tu cabello. Recógelo en una cola de caballo, enrédalo en un chongo francés o trénzalo. Si deseas llevarlo suelto puedes marcar las ondas naturales aplicando el grosor  equivalente a una moneda de 10 pesos en el largo de tu cabello. La sal marina tiene un efecto secante en las puntas, lo que hará que tu cabello luzca rizado, aunque normalmente sea lacio.

En cuanto al maquillaje, los tonos terracota y bronce son los que mejor armonizan con la piel bronceada y el ambiente de playa. Recomiendo que no uses base de maquillaje durante estos días, sustitúyela por un autobronceador de rostro con un poco de color. Aplica rubor bronceador en las mejillas y sobre el arco de la ceja. Delínea bien la ceja y defínela con polvo en el tono de la misma, recuerda que el lápiz de ceja podría correrse con el calor. Marca el contorno de tus ojos con una sombra color café. Aplica una buena cantidad de rímel. Y lleva solo brillo labial o gloss en colores neutros.

 

Ah, y por último, o tal vez debí decir: lo más importante, lleva contigo una  dosis de buena actitud. Prepárate para pasar unos días de ensueño con tu ser amado y no permitas que los imprevistos, que nunca faltan en los viajes, te arruinen los días más memorables de tu nueva vida. ¡Que disfrutes tu viaje!

 

* Mary Nevárez, Stylist Guide y miembro fundador de la Intercoiffure Mondial México, marynevarez.com, [email protected]

 

Artículos relacionados

Bella a cualquier edad

http://fiancee.mx/revista/1486-bella-a-cualquier-edad

Noche de gala

http://fiancee.mx/revista/1428-noche-de-gala

Tendencias de maquillaje: Verano 2012

http://fiancee.mx/revista/1636-tendencias-de-maquillaje-verano-2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *