El inicio de una vida en común

 

La vida en común da lugar a nuevas circunstancias e
integra nuevas exigencias en la relación entre un hombre y una mujer, por ello
te podemos decir que es una nueva etapa del amor humano.

Vamos a remontarnos un tiempo atrás en donde se
inicia el enamoramiento, en donde la ausencia de vida en común permite que la
pareja esté llena de momentos inolvidables que, aunque son de poca duración,
son de gran intensidad, estos momentos están llenos de sentimientos afectivos
recíprocos.

Al transcurrir el tiempo, esa
relación va llevando a un conocimiento cada día más profundo sobre cada uno,
aunque una relación normal no abarca la totalidad de la vida de las personas.

El Dr. Carlos Alejandro Armenta
nos dice que el conocimiento cuantitativo y cualitativo de las personas es muy
importante porque de ahí surgen los ejes en los cuales se apoyará su relación a
corto y a largo plazo.

La subjetividad es una
característica del enamoramiento, esto no ayuda a los jóvenes a ver su
realidad, sino que distorsionan la valoración de los aspectos de la persona
amada y esto, muchas veces, lleva a juzgar a la persona en un sólo aspecto y no
en su conjunto.

Existen otros elementos que son
necesarios para la vida de cada persona y que están al margen de la relación
hombre-mujer. Por ejemplo, cada uno tiene proyectos personales o compromisos
que no se tenían contemplados antes de formalizar la relación y que se tendrán
que hablar antes de iniciar la vida en común.

Hay también situaciones que por
ser ajenas a la relación les afecta de diferente manera tanto a la mujer como
al hombre, como una desgracia familiar, la pérdida de un ser querido, etcétera.
Esto se tiene que hablar para que las dos partes estén de acuerdo.

Los espacios de convivencia van
aumentando y las personas van pasando más tiempo juntas; las ocasiones de
convivir  aumentan y son más los
tiempos que pasan juntos. Estas ocasiones deben ser atendidas con eficacia,
delicadeza, cariño y amor.

Otro elemento que se debe tener
en consideración es la administración de los bienes, de la casa, el aseo y el
orden de los objetos personales; antes de convivir juntos, cada uno tenía su
propia estructura personal, la cual le ayudaba a resolver sus problemas en
cuestión de orden, ahora se tiene que acoplar también a las necesidades de la
otra persona.

Hay que platicar sobre la
administración de la casa, que antes era ajena a las dos personas que inician
una nueva vida y que ahora es de carácter prioritario; es necesario distribuir
tareas para la ayuda mutua, que es uno de los fundamentos del matrimonio. El
atender cada uno sus tareas les ayuda a ver  su hogar como un remanso de amor y tranquilidad.

Los nuevos esposos deben tener en
consideración que van a tener dificultades o conflictos en su nueva
convivencia, en este punto habrá que ser muy cuidadosos con las palabras, las
acciones y el daño que éstas pueden provocar entre ellos. Hay que tener un
espacio para recapacitar porque, en ocasiones, lo que se diga o se haga
enojado, será una herida difícil de cerrar.

El Dr. Aquilino Polaino nos
menciona que una de las herramientas que tienen los esposos es la
“creatividad”, hay que llevar la imaginación al matrimonio, tener detalles con
la pareja, no olvidar las fechas significativas como: cumpleaños, aniversarios,
etcétera, porque esos pequeños detalles pueden dar pie a uno o varios
conflictos en la nueva vida.

Otro elemento que muchas veces se
olvida es la comunicación, ésta se debe dar principalmente en la intimidad,
pero es lo más difícil, es lo que más cuesta; es lo más necesario, lo más útil
y es en lo que se debe trabajar día a día para lograr la felicidad. 

Por último, hay que tener en
consideración que la pareja deberá tener ratos de ocio, tiempo libre, en donde
podrán encontrarse y sacar lo que cada uno tiene en su intimidad para
compartirlo con su compañero en esta nueva aventura: “la vida en común dentro
del matrimonio”.

 

 

Mae. Angelina Lidia Quiroz
Rodríguez es Conductora del programa Enamorados,
Curso prematrimonial con validez eclesiástica, más información en: www.emanas.com.mx 
[email protected]


Fotografía

Jorge Tinajero, para Focal 74

www.focal74.com/

 

Coordinación

Penzi Bodas & Eventos

www.smapenzi.com/

 

Artículos relacionados

Diferencias entre el hombre y la mujer

http://fiancee.mx/revista/376-diferencias-entre-el-hombre-y-la-mujer

Administración de bienes

http://fiancee.mx/revista/798-administracion-de-bienes

La familia política

http://fiancee.mx/revista/1212-la-familia-politica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *