Tromboembolismo venoso

El tromboembolismo venoso, es una enfermedad común en pacientes
sometidos a cirugía mayor de rodilla o cadera y que por su complejidad es poco
diagnosticada en nuestro país, de ahí que cerca del 80% de los pacientes pueden
estar en riego de fallecer si no reciben tratamiento profiláctico con
anticoagulantes orales.

La enfermedad
tromboembólica venosa (ETV) es una de las complicaciones más comunes y graves
que se producen después de una cirugía ortopédica mayor. Se estima que ocho de
cada diez mexicanos adultos sometidos a reemplazo articular de rodilla o cadera
podrían estar en riesgo de fallecer si no reciben tratamiento farmacológico
preventivo adecuado.

En general, se
trata de un mal silencioso y de difícil diagnóstico, por lo que cada año se
registran en México entre 150 mil y 200 mil nuevos casos, además de ser la
causa más frecuente de morbimortalidad en pacientes hospitalizados.
Ante ello, la tromboprofilaxis con anticoagulantes orales como dabigatrán juega un
papel importante en el tratamiento, pues reduce el riesgo de complicaciones y
muerte prematura, indicó el Dr. Gilberto Meza Reyes, Jefe de la División de
Ortopedia del Hospital de Traumatología y Ortopedia Lomas Verdes del IMSS.

Indicó que la
enfermedad tromboembólica venosa incluye la trombosis venosa profunda y la
tromboembolia pulmonar, y se caracteriza por la formación de trombos (coágulos)
que bloquean parcial o totalmente el flujo de sangre. Según el lugar donde
éstos se originen, sea en piernas, muslos o pulmones, el paciente puede tener
dolor o hinchazón, así como insuficiencia respiratoria, respectivamente.

 

“El paciente
sometido a
cirugía ortopédica mayor es, con frecuencia, propenso a sufrir una ETV por
estancamiento de sangre debido a periodos prolongados de inmovilización o por
coagulación excesiva que el cuerpo genera para reparar lesiones a los vasos
sanguíneos, pero existen otros aspectos clínicos como edad avanzada, várices,
cáncer, antecedentes de trombos, factores genéticos u obesidad, que pueden
elevar el riesgo”, explicó.

El experto dijo
que el peligro de padecer ETV puede persistir más allá del periodo normal de
hospitalización, por lo que las Guías del Consenso Mexicano de Ortopedia y los
lineamientos del American College of
Chest Physicians
(ACCP, 2012) recomiendan la tromboprofilaxis extendida
después de un reemplazo total de cadera o uno de rodilla.

A pesar de esta
indicación, “a menudo muchos pacientes interrumpen el tratamiento luego de
haber sido dados de alta por la incómoda y molesta administración vía
subcutánea de los anticoagulantes tradicionales como las heparinas de bajo peso
molecular, lo que aumenta el gasto sanitario y los obliga a trasladarse al
medio hospitalario”.

 

“Puesto que la
ETV ha sido considerada un problema de salud pública importante, es fundamental
que los pacientes reciban tratamiento oportuno y adecuado con base en
medicamentos más cómodos, seguros y eficaces”, indicó el Dr. Everth Mérida
Herrera, Presidente de la Sociedad Mexicana de Cirugía de Cadera.

En ese sentido,
sostuvo que recientemente han aparecido nuevos anticoagulantes orales, como el
dabigatrán, con el que ya es posible cambiar el manejo antitrombótico inyectado
por otro más cómodo, administrado por vía oral, en adultos que requieren
anticoagulación para la prevención primaria de la trombosis venosa profunda y
el embolismo pulmonar en personas sometidas a sustitución de prótesis completa
de rodilla o cadera. 

El Dr. Mérida
Herrera indicó que dabigatrán ejerce su efecto anticoagulante bloqueando de
manera específica y selectiva la actividad de la trombina, enzima vinculada al
proceso de formación de trombos, por lo que ofrece respuesta más rápida,
efectiva y segura. “A diferencia
de la terapia estándar con
warfarina o enoxaparina, presenta un cómodo régimen de dosificación, lo que
facilita el apego al tratamiento preventivo hospitalario y ambulatorio,
evitando así las molestas inyecciones y la vigilancia médica de rutina”.

 

Por su parte,
el Dr. Gilberto Meza destacó que el Hospital de Traumatología y Ortopedia de
Lomas Verdes realiza cada año más 12 mil procedimientos quirúrgicos de
vanguardia, ofreciendo innovadoras alternativas de salud a los asegurados, lo
cual es posible gracias a que el IMSS se moderniza con tecnología de punta,
educación médica continúan, cirugías de corta estancia y abasto de medicamentos
innovadores para brindar beneficios clínicos a los derechohabiente al menor costo
posible.

Finalmente,
señaló que en el IMSS las cirugías más frecuentes, y que se realizan con
notable éxito, son las articulares de rodilla y cadera, sobre todo en personas
mayores de 60 años de edad. Por eso, “la seguridad y eficacia de anticoagulantes
orales, entre los que se encuentran dabigatrán, es quizá uno de los temas más
importantes para los cirujanos ortopedistas en la prevención y tratamiento de
las enfermedades tromboembólicas agudas y crónicas”, concluyó.

Cabe destacar
que este fármaco, que está a la cabeza de una nueva generación de
anticoagulantes orales dirigidos a cubrir una necesidad médica insatisfecha, ha
sido desarrollado por Boehringer Ingelheim y ya está disponible en 48 países
del mundo, incluyendo todas las instituciones de salud en México.

 

Boehringer Ingelheim México

www.boehringer-ingelheim.com

 

Artículos relacionados

Aprender a
vivit con asma

http://fiancee.mx/revista/1464-aprender-a-vivir-con-asma

Parkinson

http://fiancee.mx/revista/1392-parkinson-tratamiento-temprano-es-la-clave

Baja de
testosterona

http://fiancee.mx/revista/1575-baja-de-testosterona


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *