Petición de matrimonio: lo que debes saber

¿Ya elegiste el anillo? Ese gran paso pudo haberte enfrentado a muchas
emociones y una que otra indecisión, todo con el fin de seleccionar
correctamente la joya que materialice su historia de amor. Ahora, lo que viene
para ti no es menos intenso e importante, ya que la forma en que realices la
petición será sustancial para que ese momento sea fantástico y lleno de
romance.


Tienes la oportunidad de re-significar la argolla, la cual no es valiosa
por su costo, sino por lo que simboliza. Elizabeth Taylor recibió de Richard
Burton un espectacular anillo que fue valorado en su momento en 8 millones de
dólares; el príncipe Guillermo, duque de Cambridge, obsequió a Kate Middleton
un hermoso anillo con zafiros y diamantes que perteneció a la mítica Diana de
Gales, en ambos casos, te puedo asegurar que para ellas estas joyas valieron
por lo que representaron al momento de recibirlas: la promesa de un amor para
toda la vida.

Tu tarea es que ese momento sea un recuerdo cálido y
entrañable para ustedes dos, no sólo para ella, en el cual ni el estrés, ni el
presupuesto que tengas, ni las ideas que te compartan, ni la creatividad o las
opiniones y críticas ‘constructivas’ que recibas, hagan que cambies el ritmo
natural de sus encuentros e inventes una escena cercana a la ciencia ficción, o
tan plana que ella se duerma del aburrimiento. Tienes todo para hacer ese
momento inolvidable, así que no temas, ni te presiones. ¿Cómo harás que la
magia suceda?, aquí algunos puntos que te conviene tener presentes:

1.   
Sé el mismo, no traiciones tu personalidad y planea algo con lo que
sepas que ambos se sentirán cómodos.

2.   
Los detalles son importantes, pero esto es vital: asegúrate que el
anillo le quede.

3.   
Si piensas entregar algo como una nota escrita a mano o flores,
cerciórate de llevarlos contigo o de que sean llevados al lugar cuando hagas la
petición.

4.   
Piensa si a ella le gustaría o no compartir esa ocasión con sus
familiares y amigos.

 

¡Manos a la obra!

Entre las miles de anécdotas que hay sobre peticiones de matrimonio,
podemos encontrar aquellas que nos sacan lágrimas de emoción por lo emotivas y
sensibles que fueron y otras más nos asombran por el despliegue de organización
y detalles hechos por parte del novio. En todos los casos, la riqueza está en
que le hagas saber cuánto la amas, por lo que considera la personalidad de tu
novia antes de hacer cualquier movimiento y planear algo. Esta información vale
oro, detecta cuál tipo de pareja es tu amorcito y lee nuestras sugerencias:

 

a)   
Intrépida, amante de la aventura y los deportes extremos: si es esa la
situación, piensa en los sitios que ella prefiere y le gustan, seguramente más
que un vestido de noche o una cena formal en un sofisticado restaurante, ella
te agradecerá un atardecer juntos, en su lugar favorito, mientras escucha que
le susurras al oído que quieres pasar el resto de tu vida a su lado.

b)   
Reservada, apasionada del arte y la elegancia: no la expongas a un
momento lleno de gente, familia y amigos. Te aconsejo que busques que la
ocasión sea como una escena de película, un ambiente agradable y acogedor. No
te cierres a la sola idea del restaurante o un salón con orquesta, también
puede ser una galería o una  bella
terraza con violines. 

c)   
Alma de la fiesta, alegre y juguetona por naturaleza: aquí la mesura
tiene que salir por la ventana, así que puedes considerar desde la locura de
hacer un gran festejo, pasando por el anuncio en medio de un partido en el
estadio o que expongan la pregunta en una pantalla de cine, hasta hacer que
participen los amigos de ambos en la celebración, si es que decides aprovechar
una fecha especial como su cumpleaños.

d)   
Tradicional, sensible y apasionada de su vida: en este caso, prohibido
contratar botargas, anuncios espectaculares y dar aviso a todos los conocidos.
Planea un momento en el que ambos puedan hablar y tengas oportunidad de decirle,
a modo de cortejo y votos matrimoniales, las razones por las que quieres
pedirle que se case contigo, para ella es importante que ese instante sea
íntimo y privado.

 

Sin importar el lugar en el que decidas obsequiarle
ese anillo como muestra del compromiso que quieres establecer con ella, ten
presente que nada impedirá que ese momento sea inolvidable, si piensas en sus
gustos y su personalidad; pero, por encima de todo, jamás olvides que no hay
parafernalia más poderosa que una petición amorosamente honesta. Si ella al
recibirlo descubre en tus ojos un profundo deseo de construir una vida juntos,
puedes estar seguro que habrás logrado que ese recuerdo quede guardado en su
corazón.

 

A
propósito de matrimonios

De acuerdo con las estadísticas de nupcialidad en México, en 2009 el
Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), reporta que:

 

·      Se
registraron 558 mil 913 matrimonios.

·      De
acuerdo con la edad de los contrayentes, en 68.2% de los matrimonios el hombre
tiene una edad mayor respecto a su cónyuge.

·       En 
el 10.5%, ambos tienen la misma edad y en 21.3% el hombre es menor que
su pareja.

 

* Ángel Celeste, contáctalo en www.sermexico.org.mx,
[email protected].

 

Fotografía

Arody
Sánchez

www.arodysanchez.com/

http://twitter.com/#!/arodySanchez
 

 

 

Artículos relacionados

Propuestas muy famosas

http://fiancee.mx/revista/1169-propuestas-muy-famosas

De rodillas te pido

http://fiancee.mx/revista/1175-de-rodillas-te-pido

La pedida de mano

http://fiancee.mx/revista/172-la-pedida-de-mano

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *