Luna de miel colonial

 

Tesoros de nuestro México y Patrimonio Mundial de la
Unesco, ciudades que han destacado por su extraordinaria belleza, conservación
y por la autenticidad arquitectónica de edificios y monumentos. Cinco destinos
coloniales dispuestos a convertir el viaje de bodas en una travesía memorable.


Si se trata de disfrutar la impresionante riqueza
arquitectónica, cultural, gastronómica y artesanal de nuestro país, no hay como
estos cinco destinos coloniales, perfectos para la luna de miel: San Miguel de
Allende, Gto., Guanajuato, Gto., Zacatecas, Zac., Santiago de Querétaro, Qro.,
y la Heroica Puebla de Zaragoza, Pue. ¿Quieres conocer más?

 

San Miguel de Allende, Gto.


San Miguel de Allende destacó prominentemente durante
la Guerra de Independencia de México. Es uno los destinos consentidos del
turista internacional, lo que lo ha convertido en un lugar cosmopolita que goza
de una arquitectura colonial perfectamente conservada.

Destaca la
Catedral de San Miguel, el Templo de la Inmaculada Concepción, el Centro
Cultural Ignacio Ramírez “El Nigromante”, la Parroquia de San Miguel Arcángel,
la Santa Escuela de Cristo, el Templo de San Francisco, el Templo de la Tercera
Orden, el Templo del Oratorio, el Jardín Principal, el Museo Histórico Casa
Allende, Los Lavaderos, el Barrio del Chorro y las artesanías del Andador Lucas
Balderas y del Mercado de Artesanías. Lugares cercanos: el Santuario de
Atotonilco, el pueblo Mineral de Pozos y el Jardín Botánico El Charco del
Ingenio. Más información: www.travelbymexico.com/sanmigueldeallende/

 

Guanajuato, Gto.

Cuna de la Independencia y centro mundial de
producción de plata en el siglo XVIII. Sinónimo de romance con sus hermosas
callejuelas empedradas, su laberíntica traza urbanística, sus balcones llenos
de flores, sus jardines y plazuelas, sus historias de amor, mitos y leyendas.

Imperdonable la visita a La Alhóndiga de
Granaditas, el Callejón del Beso y la Basílica de Nuestra Señora de Guanajuato.
Visite, además, la Universidad de Guanajuato, la Iglesia de la Compañía, la
Iglesia de San Francisco, el Jardín Unión, el Teatro Juárez, el Templo de San
Diego, la Plaza de la Paz, las minas El Nopal y La Valenciana. Para enamorarse:
sus calles subterráneas, sus famosas callejoneadas, el Festival Guanajuato en
Globo en noviembre, paseo en lancha en la Presa de la Olla, los jardines del
Museo ExHacienda San Gabriel de Barrera y el Santuario del Cerro del Cubilete. www.travelbymexico.com/guanajuato/.

 

Zacatecas, Zac.

De ella, se dice que es una de las ciudades más
bellas del país gracias a sus construcciones, verdaderas obras de arte, a su
traza urbana de calles angostas, callejones y desniveles, a sus plazas y
edificios que visten las galas de la cantera rosa. Una de las principales
ciudades mineras novohispanas, de suma importancia durante el periodo de
colonización. 

El Cerro de la
Bufa, la mina del Edén y el teleférico encabezan la lista de sus maravillosos
atractivos. L
a
Catedral Basílica de Zacatecas, el Ex Templo de San Agustín, el Santuario de
Nuestra Señora del Patrocinio, el Templo de Nuestra Señora de Fátima; los
museos: Rafael Coronel, Pedro Coronel, el de Arte Abstracto Manuel Felguérez y
el Francisco Goytia; la Galería Episcopal, el Teatro Fernando Calderón, El
Mercado Hidalgo, La Plaza de Armas, el Palacio de Gobierno, el Acueducto El
Cubo, La Plaza de Toros San Pedro —actualmente prestigiado hotel— y la Alameda
Trinidad García de la Cadena. Lugares cercanos: zonas arqueológicas La Quemada
y Altavista; Mausoleo de los Hombres Ilustres y el Santuario de Nuestra Señora
de Guadalupe, Guadalupe, Zac. Más información: www.travelbymexico.com/zacatecas.

 

Santiago de
Querétaro, Qro.

Enorme es su riqueza
arquitectónica, en calidad y en cantidad. Aquí se gestó la idea de una nación
libre, lo que más tarde la convertiría en protagonista de la historia de
nuestro país. Santiago de Querétaro cuenta con un enorme bagaje cultural, un
patrimonio arquitectónico de belleza ejemplar y la fama de ser una de las
ciudades más limpias del mundo. 

Sus calles armoniosamente trazadas resguardan edificios de estilo
barroco erigidos durante los siglos XVII y XVIII. Convento de la Santa Cruz,
Plaza de Armas, Casa de los López de Ecala, Casa de la Corregidora, Templo de
San Francisco, Jardín Zenea, Casa de la Marquesa, Fuente de Neptuno, Iglesia de
Santa Clara, Museo de Arte de Querétaro, Convento de San Agustín, Iglesia de
Santa Rosa de Viterbo, el Acueducto. En sus alrededores: Bernal, poblado
cercano donde encontrará el tercer monolito más grande del mundo; la Barranca
de Amealco, la Laguna de Servín y los templos del municipio de Amealco; las
zonas arqueológicas de Ranas y Toluquilla; el Semidesierto de Querétaro y la
Sierra Gorda. Más información: www.travelbymexico.com/queretaro.

 

Puebla, Pue.

Cuna de la Revolución
Mexicana y escenario de la defensa de la intervención francesa es La Heroica
Puebla de Zaragoza. Por su belleza arquitectónica se le conoce como “El
Relicario de América”, magníficos monumentos de arquitectura colonial española,
centro religioso por excelencia y exquisita cocina tradicional, eso y más
ofrece la Angelópolis. 

Visite la Catedral, el Zócalo, la Iglesia de Santo Domingo, la
Iglesia de la Compañía de Jesúsla Biblioteca Palafoxiana, la Plazuela de los
Sapos, el mercado de artesanías El Parián, el Museo Regional, el Museo
Universitario, el Barrio del Artista, el Teatro Principal, el Templo de San
Francisco, los Fuertes de Loreto y Guadalupe, el Museo Amparo, El Palacio
Municipal y el Zoológico Africam Safari. En San Andrés Cholula: iglesias estilo
gótico y neoclásico, restaurantes con lo mejor de la gastronomía poblana, Zona
Arqueológica de Cholula con la Gran Pirámide de Cholula en cuya cima se
construyó un templo durante el periodo Colonial. Atlixco, Zacatlán, Chipilo,
son poblados cercanos de gran atractivo. Más información: www.travelbymexico.com/puebla.

Una pequeña muestra de la belleza y romanticismo que emanan nuestras
joyas coloniales, tan valoradas por el turismo internacional. Consulten a su
agente de viaje y ¡feliz luna de miel!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *