Amor, ¿para toda la vida?

¿Qué el amor y pasión en una pareja se acaba con el paso de los años?
Esa es una situación que a algunas personas les sucede, pero como muchas cosas
en esta vida: ‘cada quien cuenta cómo le va en la feria’, por lo que no podemos
decir que sea una regla universal. Por el contrario, hay gente que aprovecha el
tiempo a su favor y con el paso de los años construye historias de amor que son
sencillamente increíbles.

El Instituto Kinsey para la Investigación en Sexo, Género y Reproducción
de la Universidad de Indiana, realizó un estudio en más de mil parejas en los
cinco continentes cuyas relaciones tenían más de veinte años de unión donde se
demuestra que con el paso del tiempo se fortalece la relación, ya que permite
conocerse de mejor forma y este aprendizaje se refleja en su convivencia. Por
otro lado, también indica que las parejas que se abrazan y besan frecuentemente,
manifiestan tener una mejor vida íntima.

‘El amor para toda la vida’, más de ser una frase
común multicitada en películas y repetida en cientos de programas televisivos,
es algo a lo que la gran mayoría de las mujeres y  hombres aspiramos, pero que percibimos casi imposible de
lograr. Encontrar historias de personas que han tenido la fortuna de compartir
su vida con otro, nos motiva a pensar que esto no es tan imposible de
conseguir, pero ¿cómo lo lograron?

 

El secreto

Antes de pensar en el futuro o pretender proyectar un plan de vida
compartido, es conveniente hacer una pausa y valorar la manera en la que en el
presente cuidamos y fortalecemos nuestra relación. Es imposible pensar en
futuro, cuando en el día a día no cuidamos el lazo que nos une y, por el
contrario, olvidamos los detalles de convivencia que pulen el trato y facilitan
la comunicación.

  Christine Carter, autora del libro El aprendizaje de la felicidad, de Editorial Urano,
comparte tres pasos para cuidar nuestra relación de manera cotidiana:

 

1.   
Construye un vínculo de cariño y afecto. Esto puede lograrse a partir de
la manera en que tratamos a nuestra pareja y la forma en la que le transmitimos
el compromiso que tenemos hacia la relación. Cuida las palabras y los modos en
los que te comunicas, esto es clave.

2.   
Sé consciente y muéstrate sensible al respecto de los problemas que está
atravesando el otro. “El principal pronóstico de la satisfacción de una esposa
en su matrimonio, según un estudio centrado en parejas con hijos pequeños, son
el afecto y los miramientos del marido”, expone la autora. Si no hay hijos,
toda tu atención la puedes enfocar en las áreas que sabes son vulnerables para
ambos.

3.   
Enfoca los problemas como algo que los pueden controlar y resolver en
equipo. Nunca son ‘sus’ problemas, siempre deben ser ‘nuestros’.

 

Christine Carter asegura que la cantidad de tiempo
que dediquemos a nuestra relación de pareja dará frutos, por lo que no hay que
minimizar nada, todo vale y todo impacta al lazo que nos une. Hay que estar
atentos y no permitir que la falta de seguridad sobre tener su amor nos haga
olvidar que es en la vida cotidiana donde se construyen las relaciones. ¿Cómo
se puede pensar en un ‘amor para toda la vida’ cuando no se puede con el día a
día? Hazle saber que deseas conocer sus ilusiones, retos, sueños y conflictos
y, así, ambos construyan esa historia de amor que tanto desean tener.

Para ver: Diario de una pasión, dirigida por Nick
Cassavetes (2004); Elsa y Fred
, dirigida por Marcos Carnevale (2005).

 

* Ángel Celeste, contáctalo en www.sermexico.org.mx,
[email protected]

 

Fotografía

Barrera
& Fitch Photography

www.barrerafitch.com/

https://www.facebook.com/lidia.fitch/

 

Artículos relacionados

¿Existen los celos normales en la pareja?

http://fiancee.mx/revista/529-existen-los-celos-normales-en-la-pareja

 

¡Más tiempo juntos!

http://fiancee.mx/revista/743-mas-tiempo-juntos

Ser un padre comprometido

http://fiancee.mx/revista/331-ser-un-padre-comprometido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *