Vinos: cuál es el adecuado

Para cada alimento existe un vino en particular, el
cual contrasta con su sabor sin llegar a opacarlo; busca el más adecuado según
la cena que planees servir.

 Las buenas comidas se hacen para acompañarlas con los
buenos vinos; sin embargo, elegir el vino adecuado para cada platillo es una
tarea verdaderamente complicada. Por ello te traemos una breve descripción que
te ayudará a elegir el más acorde.

Tintos

  • Borgoña: son los
    más densos y de mayor cuerpo. Puede distinguirse su botella porque no
    tiene hombros. Los más adecuados para acompañar carnes rojas, piezas de
    caza (perdices, liebres) y guisados de carne.
  • Burdeos: se conocen
    también como claretes. De cuerpo más liviano, en presentación de botellas
    de cuello corto y con hombros. Perfectos para platillos como aves,
    visceras, guisados liberos y verduras el salsas. Estos, a igual que los
    rosados, se sirven a temperatura ambiente: frescos.
  • El Vermut dulce,
    tipo italiano, se sirve bien frío, al igual que el Vernut seco, tipo
    francés.
  • Todos los tintos se
    sirven a temperatura ambiente.

 

Blancos

  • Más livianos que
    los tintos, se sirven con comidas más ligeras como fiambres, pescados y
    mariscos.
  • Chablis: su
    presentación es en botellas sin hombros ni cuello.
  • Burdeos: se les
    denomina Sauternes y la botella tiene cuello alto sin hombros, la mejor
    forma de servirlo es helado.
  • Rin y Mosela: de
    sabor ligero, pero seco. Se envasan en botellas altas y de color verde; se
    sirve frío.
  • Champagne: buen
    acompañante de caviar, salmón, ostras, sus gustos van desde los más secos
    Extra brut, Brut Extra Sec, Demisec, hasta el Dulce. Este último es bueno
    para acompañar los postres, no se recomienda en las comidas. Para servirlo
    ha de ser bien helado.
  • Málaga y moscazos:
    servidos a temperatura ambiente son muy buenos, acompañan a la perfección
    postres, bizcochos, dulces y pastelería.
  • De jerez y
    manzanilla: como otros vinos amontillados, son un buen complemento para
    servir con jamón, quesos secos y aceitunas; la temperatura ideal para
    servirlo es fresco: ni muy frío ni muy caliente.

 

Ahora sí, prepara tu cena, compra tu botella y
¡disfruta tu velada!

 

Artículos relacionados

La carta de vinos en los restaurantes

http://fiancee.mx/revista/1420-la-carta-de-vinos-en-los-restaurantes

Experto en vinos

http://fiancee.mx/revista/1247-experto-en-vinos

Cena formal

http://fiancee.mx/revista/734-cena-formal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *