Tu perro en la boda

Los perros son, por supuesto, el mejor amigo del
hombre y miembros muy queridos por la familia, tanto que les encantaría
compartir el Gran Día con el peludo amigo… ¿será que también a él le gustaría?

Ahora que la temporada de bodas dio inicio, la
coordinadora de bodas Ailish McDonnell, de www.keepcalmmarryon.com,
nos ofrece sus conocimientos para ayudar a decidir de qué manera se puede
involucrar a la mascota el día de la boda sin que esto resulte una pesadilla.

Ailish
comenta que tomar en cuenta los cuidados especiales que un gran evento requiere
para evitar cualquier contratiempo tanto con tu mascota como con tus invitados.
Siendo así, el primer punto será analizar el temperamento del perro. A muchos
caninos les desagradan las multitudes y si el plan es una gran boda, habrá que
pensar qué tan cómodo podría sentirse nuestro peludo amigo. Si por el contrario,
tu mascota adora la convivencia y se divierte horrores en compañía de
cualquiera, pues no se diga más, solo un detalle: asegúrate de que ningún
invitado más llevará a su perro, esto le robaría el show y ¡no podemos permitir competencia!

Como segundo
punto, la titular de la empresa británica Keep Calm and Marry On, sugiere
vestir al fiel amigo con algunos accesorios especiales y, por qué no, hasta con
su propio traje nupcial. Si quieres enterarte de lo último en noticias caninas,
moda y cultura de estos adorables animalitos, te invitamos a visitar www.barkaram.co.uk
una web hermosa dedicada a ellos.

  

Sin
importan qué tan tranquila y relajada sea tu mascota, lo ideal será mantenerla
siempre con correa. Al igual que algunos seres humanos, la emoción de una boda
puede ser abrumadora para los perros y es posible que se comporte fuera de
lugar con tanta gente.

Un punto
muy importante: tu perro es tu invitado, y deberá comer y beber agua como todos
los demás. Habrá que asegurarnos de disponer recipientes de agua en zonas
adecuadas, donde la gente no tropiece con ellos, así como un montón de
bocadillos a la mano.

Después de
la ceremonia, durante el banquete y la fiesta, la recomendación de Ailish
McDonnell es que dejes a tu mascota con su cuidador; sería un buen punto
contratar los servicios de un paseador de perros para evitar pedir este favor a
amigos o familiares pues esto implicaría no poder disfrutar de la fiesta por
estar atendiendo a nuestro amiguito.

Aunque más
de alguno pensará en lo lindo que es comer al lado de la mascota, no todos los
invitados compartirán su opinión, así que mejor dejarlo para cuando se está en
casa.

Tu perro
deberá familiarizarse con el lugar de la ceremonia, por lo que será muy acertado
llevarlo de visita algunos días antes del evento, esto le ayudará a no ponerse
nervioso o asustado durante la boda.

Al momento
de comenzar el baile, habrá que solicitar que nuestro perrito sea retirado de
la pista y colocado en su cama —sí, claro, habrá que llevarle una, muy linda y
con mucho estilo—. Las luces, el ruido y la gente podrían desorientarlo
pudiendo resultar un peligro para tus invitados.

Algo
inevitable que habrá de respetarse a pie de letra: Alcohol + Perritos = No, no,
no. Definitivo: no se llevan. Nada de que “es que mi primo Juan es muy bromista
y se le ocurrió”, nada, no vale. Si llevan a su perrito, lo cuidan.

McDonnell,
para finalizar, nos recuerda que no siempre salen bien los planes, sobre todo
cuando se trata de mascotas y bebés, así que siempre será una buena idea contar
con un plan B. Sean  realistas con
sus expectativas y no esperen que el pobre perrito se comporte como adulto.

Si les han
gustado los consejos de Ailish McDonnell, los invitamos a visitar su web
(inglés): www.keepcalmmarryon.com

 

Artículos
relacionados

Tu mascota en tu boda

http://fiancee.mx/revista/1129-tu-mascota-en-tu-boda

El cortejo nupcial

http://fiancee.mx/revista/756-el-cortejo-nupcial

Recuerdos de boda

http://fiancee.mx/revista/518-recuerdos-de-boda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *