Los 10 para una luna de miel de sueño

El viaje de bodas, como la misma fiesta, merecen
tiempo y dedicación. Para que todo salga tal como lo has soñado, toma en cuenta
estos pequeños consejos.


 

1. Planear la luna de miel juntos

Antes de visitar una agencia de viajes, lo
recomendable es que tomen unos momentos de su ajetreada rutina para decidir en
conjunto que tipo de luna de miel desean. Piensen en voz alta sus sueños sobre
el anhelado viaje, así podrán lograr acuerdos como a dónde ir, qué tipo de
viaje les gustaría: aventura, cultural, ecoturismo, un elegante crucero o algo
tan romántico como una isla perdida donde la especialidad sea un hotel sólo
para recién casados.

En pareja, asistan a su primer
cita con su agente de viajes para que éste les explique con lujo de detalle
todo lo que puede ofrecerles ya que, a veces, lo que para uno no es importante,
para el otro puede ser fundamental o, bien, para que entre ambos analicen cómo
podría influir el costo del paquete en beneficio o detrimento del servicio que
puedan obtener.

 

2. El techo financiero para su viaje



Una vez claro el destino y con los datos obtenidos en
la agencia de viajes, tendrán elementos suficientes para organizar su
presupuesto. Todo esto es básico para tener un sustento real que les permita
planear sobre costos tangibles y no supuestos ya que ese puede ser el primer
paso para el desfase presupuestal. La segunda opción es delimitar la cantidad
de la que dispondrán para la luna de miel y con ese tope acudir a la agencia de
viajes para que ellos les ofrezcan las opciones que mejor se adapten a su gusto
y bolsillo.

 

3. ¿Por agencia de viajes o por la libre?

Si nunca has organizado un viaje y quieres que todo
salga perfecto, contrata una agencia de viajes; ellos son especialistas en la
materia y conocen al dedillo todos los pormenores de los sitios turísticos en
México y el extranjero. Puede salir un poco más elevado el costo, pero también
ofrece mayores garantías.

Si por el contrario, ya tienes
experiencia en la organización de viajes, el manejo de páginas ofertadoras de
servicios turísticos a bajos precios, puede ser una excelente opción y
encontrar una buena oferta será cuestión de tiempo y dedicación. En este caso,
te recomiendo que hagas bien tus cuentas ya que hay páginas como lastminute.com
que están cotizadas en libras y, hoy por hoy, esta moneda está más alta aún que
el euro.

 

4. Mencionar que van de luna de miel

Al momento de hacer la reservación deja muy claro que
van de luna de miel para que obtengan algunos “chiqueos” por parte de los
prestadores de servicios. En algunos casos puedes conseguir up grades
o cortesías como una botella de vino
espumoso, cenas y hasta paquetes de hospedaje más completos.

 

5. Si sales del país

Si tu luna de miel será en el extranjero, verifica
con tiempo qué documentos son necesarios para salir de México y para ingresar a
tu destino. Si trabajas con agencia de viajes ellos te podrán asesorar, en caso
contrario te recomiendo visitar el portal web de Secretaría de Relaciones
Exteriores: http://www.sre.gob.mx/# Es muy
importante que revises lo anterior así como la vigencia de sus pasaportes y
visas ya que ni bajando a la Virgen de Guadalupe los dejarán salir o entrar si
uno de estos documentos está vencido.

Otro dato trascendental es que tu
pasaporte y visa tiene que tener un mínimo de tres meses de vigencia al momento
en que intentas entrar a Estados Unidos, y seis meses para tomar un crucero
cualquiera que sea la línea naviera o el destino. Puedes consultar esto directo
en tu agencia de viajes o con la naviera con la que pienses viajar.

 

6. Tu equipaje

Dependiendo del lugar al que vayas será el tipo de
ropa que llevarás. Las mujeres casi siempre cargamos hasta con el comal y el
metate y más si queremos vernos hermosas en el primer viaje con nuestro
amorcito. Toma en consideración su itinerario de viaje, ya que cargar maletas
gigantes trasbordando trenes por toda Europa podría ser un martirio.

Cuando hagas la reservación del
hotel, pregunta qué tipo de amenidades ofrecen para evitar meter en la maleta
objetos innecesarios, como lo sería la secadora de pelo cuando resulta que en
tu habitación habrá una o, bien, las actividades por realizar, por ejemplo, si
vas de crucero, generalmente hay un par de cenas de gala en las que tienes que
ir de vestido largo.

Consulta la página http://espanol.weather.com del canal del tiempo para saber el tipo de
clima predominante en tu viaje, esto te será de mucha ayuda al momento de
empacar. Lleva lo mínimo, especialmente si tienes planeado ir de compras a los
lugares que visitarán.

 

7. Hasta el día siguiente

Programen la salida de su vuelo hasta el día
siguiente de la boda y de preferencia en la tarde, ya que el cansancio de la
fiesta, la tornaboda y las visitas de última hora, podrían provocarles
retrasos. Si por las cuestiones propias del itinerario es imprescindible que
salgan muy temprano, entonces elige alguno de los hoteles del aeropuerto para pasar
ahí la noche de bodas.

 

8. El itinerario

Cuándo vayas a comprar los boletos de avión, pide que
te verifiquen muy bien los horarios para transbordar de vuelo, aún cuando te
parezcan demasiado un par de horas para hacerlo, es el tiempo necesario y
conveniente pues apretar los tiempos demasiado podría hacerte perder el avión.

Si tomas un crucero, programa tu
salida al puerto donde embarcarás un día antes pues los retrasos son constantes
por razones climáticas o mecánicas y a la naviera no le importará si llegaron o
no a la hora convenida, ellos zarpan con o sin ustedes.

 

9. Datos

Deja los datos de los hoteles en los que se
hospedarán para que sean fácilmente localizables por sus familiares en caso de
algo extraordinario. En esta relación incluye tu número de pasaporte y de visa,
así como los números de las tarjetas de crédito que llevarás. Además, lleva por
duplicado una lista con los teléfonos de emergencia para reportar tarjetas de
crédito extraviadas o robadas y tu número de seguro médico por si llegaras a
necesitarlo, así como los datos de a dónde hay que llamar desde el extranjero.

 

10. Dinero

Si viajas por el país resolverás tus necesidades de
efectivo con una tarjeta de débito ya que, a menos que vayas a la Sierra
Tarahumara o lugares muy recónditos, tendrás cajeros electrónicos a la mano
para retirar cantidades pequeñas; las grandes, por seguridad, será mejor
liquidarlas con la de crédito.

En el extranjero también podrás
usar los cajeros automáticos, sólo que aquí conviene preguntar al banco cuáles
son las comisiones que te cobran por disposición, ya que pueden ser bastante
altas. Los cheques de viajero son excelentes acompañantes y poco efectivo en el
bolsillo para los imprevistos de viaje, en la moneda local del lugar al que
vayas, será vital.

 

Artículos relacionados

Tu maleta de luna de miel

http://fiancee.mx/revista/99-tu-maleta-de-luna-de-miel

Tu luna de miel

http://fiancee.mx/revista/1241-tu-luna-de-miel

Tu kit para la luna de miel

http://fiancee.mx/revista/909-tu-kit-para-la-luna-de-miel

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *