La mamá de la novia

Es un regalo de Dios el vivir madre e hija está linda etapa de la preparación de la boda, pues nadie tendrá el mismo cariño, paciencia y dedicación en la planeación de tu Gran Día que tu propia mamá, hasta para esto las madres son insustituibles, su capacidad de servir y de entregar no tiene límites.

Es ella, la mamá, y no la mejor amiga quien debe acompañarnos a elegir el vestido, el calzado, el peinado y el maquillista pues sólo ella tendrá la plena confianza de decir lo que de verdad se te ve bien y te favorece; la amiga, en cambio, te dirá sólo lo que tu deseas escuchar y eso no es siempre lo que se te ve mejor.

Fotografía: www.dittoando.com/

En este mes de las madres, he decidido dedicar esta pequeña reflexión a ellas, a las madres de las novias, quienes viven antes de la boda de sus hijas sentimientos encontrados, mas en su capacidad de madres deciden esconderlos para no afectar los planes de su hija. Aún así, yo creo que tienen derecho a expresar todo eso que llevan dentro, tal como:

• Su tristeza: porque aquella niña, que parece que fue ayer cuando la llevaba de la mano a la escuela, hoy da el paso más importante de su vida.

• Su temor: por perderla, porque en breve su recámara estará vacía.

• Su angustia: porque al perder a su hija, se manifiesta también la pérdida de su juventud.

• Su incomprensión: por sentir que ya no será necesaria ni requerida.

En esos momentos cuando la emoción se encuentra a flor de piel, las madres no se dan cuenta que de aquí en adelante será cuando su hija estará más cerca de ella pues comenzará a comprender lo difícil y retante que es la tarea de ser esposa y ama de casa y, quizá en un corto lapso, convertirse en madre. Sólo entonces reconocerá y valorara cada esfuerzo que recibió de su mamá buscando más calidad de tiempo para estar con ella, para recordar juntas los momentos vividos y para aprender de su camino recorrido.

Fotografía:http//powderroom.com.au

 

La mamá de la novia en la boda es la segunda mujer más importante; ese será el día en que más destaque su arreglo, su actitud discreta y amable, y su capacidad de gozo inigualable ya que sólo ella comprende lo que su hija vive y siente. Quizás en la boda no tengan tiempo más que para cruzar miradas, pero éstas serán suficientes para cargar a ambas de alegría y dicha plena.

Fotografía:www.dressesplussizeblog.com

Cada madre debe estar segura de que su hija siempre la necesitará cerca: para recibir esa seguridad que sólo las madres saben brindar, para sentir ese apoyo y confianza que nos ayudan a continuar ante las adversidades y para escuchar el sabio consejo que siempre guardan para sus pequeñas. Por eso, agradezcamos al Cielo por tenerlas.

* Elizabeth Uribe de Petersen, Master Wedding Vendor ABC. Autora del libro Una boda para toda una vida (2009), Amate Editorial. Directora de Specialty Cleaners, centro de renovación, adaptación y limpieza de vestidos de novia en Guadalajara, Jal., Tel. (33) 3121 7794, www.specialtycleaners.com.mx  http://specialtyc.blogspot.com [email protected] Facebook y Twitter: Specialty Cleaners. Directora de la Asociación de Consultores Nupciales en Jalisco, [email protected].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *