El velo: cómo elegirlo

Para mí, el
velo es uno de los accesorios que mejor definen el look de una novia. En los años que llevo diseñando accesorios para
las prometidas, es increíble cómo cambia el rostro de una mujer cuando tiene el
velo. Es lo que te define entre: vestida elegantemente con un súper vestido de
color claro, a vestida elegantemente para el día de tu boda.

Los hay de
varios largos, modelos, con encaje, si encaje, con orilla, sin orilla, muy
recargados, muy sencillos, con pedrería, con mucho volumen o sin éste, pero
todos son hermosos; sin embargo, llegado el momento debes decidirte por uno,
pero habiendo tantas opciones, de solo pensar en que tienes que elegir el
adecuado, a muchas les causa un gran dolor de cabeza. Yo creo que no debe ser
asi, y para facilitártelo aquí tengo algunos puntos básicos que, estoy segura,
serán muy útiles para ir definiendo qué es lo que quieres.

El vestido

Es súper
importante que elijas primero tu vestido, recuerda: el velo es un complemento.
A menos, claro, que utilices alguna reliquia familiar, entonces sí: parte de él
para elegir tu vestido. No querrás
terminar con un vestido súper moderno de mil capas estilo Vera Wang y con la
mantilla de encaje de tu abuelita que además con la pátina del tiempo es más beige
que Ivory.

Si tu vestido es muy recargado y con mucho encaje: tienes dos opciones, un velo tipo mantilla con
la orilla de encaje, procura que ambas partes sean de un mismo tipo de encaje,
aunque no tenga en mismo diseño (ya que es dificilísimo). O, la segunda
alternativa es elegir los que son totalmente lisos, sin adorno o con solo un
detalle en la orilla, como cola de ratón.

Si tu vestido es más simple, como un vestido con poco encaje o
sin él, aunque tenga bordados de pedrería o flores, puedes optar por un velo
todo de encaje o con orillas más recargadas. Los velos con flores 3D son una
súper opción en estos casos.

 

Tu cuerpo

La verdad es
que a todas nos favorecen casi todos los velos, pero hay algunos que nos quedan
mejor que otros, por ejemplo:

Si tu cuerpo
tiene forma de pera, que es más
ancho en las caderas y muy delgado en los hombros, los velos cortos hasta los
hombros o hasta los codos, harán el efecto de agrandar esta área uniformándose
visualmente con tus caderas. Aún mejor, si son de doble o triple capa. O por el
contrario muy largos como catedral o capilla que son de más de 2.5 metros de
largo. Trata de evitar los que terminan en la punta de tus dedos o a las
caderas ya que estos harán que las miradas se posen en esa parte que
probablemente quieras disimular.

Si tienes mucho busto o una espalda ancha el que debes escoger
es, o muy largo o hasta debajo de los codos, para que no destaques esas áreas.
El velo más largo desde los codos crea un efecto que afina mucho más tu figura.

Si tienes algunos kilitos de más te
sugiero que a toda costa evites los velos con muchas capas o cortos, ya que
esto creará un efecto visual de más volumen, trata siempre de llevar uno que
termine cuando menos a la altura de tu cadera.

La altura de tu novio

Otro tip
súper básico: si tu novio es bajito trata de colocarte el velo debajo del
chongo ya que cuando te lo pones como tradicionalmente se usa, arriba del
chongo, sobre todo si el velo es de gran volumen, te hará ver unos centímetros
más alta. Si tu novio es más alto que tu, puedes colocártelo como mejor te
guste.

 

Prueba de peinado

No olvides
llevarlo a tu prueba, eso te ayudará a tener mejor idea de cómo colocarlo y no
estar con las dudas el mero día. Y también podras saber si tienes que hacerle
algún cambio a la peineta.

 

Usa dos velos

El velo largo
tipo catedral luce magnífico en las fotos de la pareja, cuando estás frente al
juez y en el altar; pero, seamos realistas: estarlo cargando durante toda la
recepción puede ser un poco complicado. Si no quieres perder el efecto que un
velo te da, te sugiero que tengas un velo corto hasta los codos para que te
cambies al comenzar la fiesta.

 

Si tenías una peineta o broche
adaptado al velo

Recuerda
tener un tocado, ya sea una flor o una banda para el cabello como back up, ya que al quitarte el velo
largo, el broche que tenías te lo quitas también y tal vez no quieres verte sin
nada.

 

Me despido
deseando que esta información les sea de utilidad, recuerden disfrutar cada
momento de sus preparativos, que aunque suene trillado el tiempo pasa volando.

* Para más
información sobre colecciones y accesorios de novia, así como la asesoría de
Gertrudis Abdala, puedes contactarla directamente al correo
[email protected], con gusto te orientará. Visita su web: http://gertrudisabdala.com/

 

Fotografía

PhotoFeelings
Riviera Maya

www.photorivieramaya.com

Facebook:
www.facebook.com/photofeelings 

 

Artículos relacionados

Antes de
elegir tu vestido

http://fiancee.mx/revista/1371-antes-de-elegir-tu-vestido

Consejos para
cuidar tu vestido de novia

http://fiancee.mx/revista/143-consejos-para-cuidar-tu-vestido-de-novia

Las flores de
la boda

http://fiancee.mx/revista/488-las-flores-de-la-boda

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *