El cuarto del bebé

Este podría ser el mejor momento para implementar en
decoración del nuevo hogar la habitación del primogénito, siempre
proporcionando seguridad, confort y un agradable ambiente. ¿Qué dicen? ¿Listos
para recibirlo?

El cuarto del bebé, además de ser un sitio tranquilo
y acogedor para la vida diaria de tu pequeñín, debe ser muy práctico y confortable
para ti, pues pasarás gran parte del día ahí, dándole de comer, arrullándolo,
cambiándole el pañal, jugando… Primero que nada elige una habitación con buen
clima o donde al menos puedas adaptarlo para que toda la época del año se
mantenga templada


Por principio
de cuentas te recomendamos que coloques una cómoda o cajonera con una
superficie amplia que te podrá servir de cambiador, además, te permitirá tener
todo a la mano y ordenado en sus cajones (hay modelos que vienen con cambiador
integrado).  

¡Muy importante! No olvides colocar un
bote de basura para no tener que hacer malabares con el pañal y el niño; te
recomendamos un bote especial que existe en el mercado, cuyo objetivo es el no
dejar salir el mal olor, es un poco caro pero si tu presupuesto lo permite,
vale la pena adquirirlo, pues a la larga la habitación del bebé impregnada será
muy desagradable.

También resulta
muy práctico tener una repisa situada arriba de la cajonera a una altura que
puedas alcanzar fácilmente, para tener a la mano todo el equipo de limpieza del
bebé, además de chupones o algún juguetito para entretenerlo.


Es muy
recomendable, casi indispensable, el tener una mecedora en este cuarto, para
las largas comidas de los primeros meses y cerca una lámpara de noche que te permita
iluminar la habitación sin deslumbrar al bebé por las noches cuando esté
completamente oscuro y quieras verlo o cambiar su pañal; la luz indirecta crea
un ambiente tranquilo donde tu bebé se sentirá más relajado.


Un monitor
resulta ser una herramienta fundamental para la tranquilidad de papá y mamá;
colocas al receptor en su cuarto cerca de la cuna (no es necesario que esté
dentro de la cuna pues tiene excelente recepción) y el transmisor te lo llevas
a tu habitación o al lugar donde estés con la seguridad de que escucharás si se
despierta, si llora o si tose.

Pinta su cuarto
con colores calmados y cálidos y decóralo con motivos infantiles que harán
volar su imaginación.

El bebé pasa
mucho tiempo en la cuna. Este primer “hogar” debe ser alegre y seguro, por lo
que deben elegir una que no tenga tornillos flojos o mal instalados; que los
barrotes estén a una distancia por donde pueda sacar su cabecita y que no tenga
postes esquineros más altos que el resto; el colchón de la cuna debe calzar
justo, dejando no más de 2 dedos de espacio entre los bordes y el colchón y los
lados de la cuna pues el bebé podría quedar atrapado en ese espacio.


La colcha, el
edredón o la frazada, le dará una vista hermosa y calidez a su habitación, por
lo que se sugiere que coordine con los colores y motivos con los que se ha
decorado todo.



De los adornos
más cercanos al bebé, es decir, de los que se colocan dentro de la cuna, como
la almohadilla que amortiguará la cuna (las que se colocan alrededor del
barandal para evitar que se lastime el pequeño), debe usarse solamente hasta
que el niño pueda incorporarse (sentarse o pararse por sí mismo), entonces
deberá quitarse a fin de que el niño no las use para trepar fuera de la cuna.
También los móviles que realzan la decoración y sirven para la motivación
temprana, deberán quitarse cuando el bebé se pueda incorporar, mientras que los
almohadones y juguetes de peluche, solo deben usarse como elemento decorativo,
cuando el bebé esté dormido deberás retirarlos de la cuna.

La ilusión de un bebé siempre extiende
nuestra creatividad, por la que encontraremos una infinidad de maneras de
montarlo. Aquí te sugerimos lo básico y el resto, dependerá de tu presupuesto y
tu propia inventiva o habilidad en la confección de manualidades.

 

Artículos
relacionados

Bebé Vs. Profesión

http://fiancee.mx/revista/356-bebe-vs-profesion

Descifra su lenguaje

http://fiancee.mx/revista/372-descifra-su-lenguaje

Cuidados en el embarazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *