Estreñimiento

El estreñimiento es una enfermedad que afecta sobre
todo a las mujeres, es provocada por diversos factores como la falta de
actividad, la mala alimentación y el estrés de la vida cotidiana.

El ir al baño es una necesidad fisiológica que
ocasionalmente puede resultar un martirio pues propicia molestias y hasta dolor
a causa del estreñimiento. En la actualidad, este es un padecimiento de lo más
común, se debe al ritmo de vida que llevamos el cual nos orilla a modificar
nuestros hábitos alimenticios convirtiéndolos en poco sanos y contando con poco tiempo para hacer
ejercicio.

El
estreñimiento es la dificultad para evacuar con regularidad y la persona tiene
que hacer un esfuerzo considerable para lograrlo. Las heces son duras, por lo
cual es más difícil expulsarlas.

Lo normal es
evacuar de tres veces al día hasta tres veces por semana, esto dependiendo del
organismo de cada persona. Se pueden identificar dos tipos de estreñimiento: el
crónico, que es por periodos prolongados y el agudo o transitorio, ocasionado
por un cambio en la alimentación y poca actividad física.

Dentro de las
causas que lo producen se encuentra desde una alimentación pobre en fibras,
consumir pocos líquidos, estrés, angustia y sedentarismo, hasta factores
sicológicos o circunstanciales como salir de viaje o que el espacio en el que
se va a defecar se encuentre sucio, en mal estado o que no inspire confianza.

Los malestares
que esta enfermedad produce van desde la inflamación y dolor abdominal,
retortijones, flatulencias y hasta pesadez, además de la posibilidad de ser
antecedente para el cáncer de
colon.

Para combatir
el estreñimiento es conveniente aumentar la ingesta de fibra, lo normal es que
un adulto ingiera 20 gramos de fibra al día, repartida esta cantidad a lo largo
de las 24 horas; tomar mínimo ocho vasos de agua al día, y realizar alguna
actividad física.

En tu dieta
trata de evitar en lo posible la comida chatarra, consume alimentos con fibra
como frutas, verduras, cereales y productos integrales. En la actualidad hay
líneas de productos integrales como cereales y panes que por su contenido en
fibra hacen más fácil el tránsito intestinal y, por lo tanto, la evacuación,
además de aminorar el riesgo de cáncer de colon y recto, así como prevenir la
aparición de hemorroides. 

Procura ingerir
frutas como manzanas, peras, piña y papaya pues favorecen la digestión y hacen
menos problemático el estreñimiento.

Otra opción
para atacar esta enfermedad son los laxantes. Lo bueno de éstos es que hacen
las heces más blandas para que sean evacuadas con mayor facilidad. Lo malo es
que si lo utilizas en exceso, el organismo se hace dependiente de los mismos y
puede provocar diarrea, pérdida de sales minerales, vitaminas y propiciar el
síndrome del intestino perezoso, que hace más lento el trabajo del intestino.
Después de mucho tiempo de haber consumido laxantes frecuentemente, el problema
del estreñimiento se agrava.

Es fundamental
buscar un tiempo para realizar alguna actividad física, ya sea practicar un
deporte o, simplemente, sustituir el elevador por las escaleras, sacar a la
mascota de paseo o, en lo posible, prescindir del automóvil y caminar cuando
sea conveniente. Una estilo de vida saludable, a corto plazo te llenará de
beneficios.

 

Artículos relacionados

Mujeres y tabaco

http://fiancee.mx/revista/1287-mujeres-y-tabaco

Insuficiencia cardiaca

http://fiancee.mx/revista/711-insuficiencia-cardiaca

La somatización

http://fiancee.mx/revista/765-la-somatizacion

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *