Vino, pastas y ensaladas

Existen algunas combinaciones de comida y vino que
parecen creadas en el paraíso mientras que, algunas otras, son particularmente
traicioneras. Para no errar en la elección te diremos qué vinos tienen un mejor
maridaje con las pastas y las ensaladas. 

El tema de maridaje entre la comida y el vino resulta
sumamente extenso; de tal manera, hemos decidido hablar sólo de pastas y
ensaladas, por considerar más compleja su combinación.

Ensaladas

• Verdes sencillas: van de maravilla con los vinos
blancos de cosecha joven y con los rosados finos.

• De conservas de pescado: como el atún, la caballa y
melva, resultarán estupendos si ofreces vinos blancos de cierta estructura,
rosados o tintos jóvenes ligeros.

• Ensaladas templadas con marisco o foie gras: lo ideal es acompañarlas con
blancos fermentados en barrica.

• De legumbres: el maridaje perfecto lo darán los
tintos jóvenes de cuerpo medio, los tintos media crianza y los rosados con
cuerpo.

• De pasta o arroz: rosados ligeros y poco ácidos,
son lo ideal para acompañarlas.

• Mixtas: las ensaladas con muchos elementos
contrastados van bien con el jerez pálido seco o vinos blancos y rosados de
medio peso, moderadamente afrutados o aromáticos.

• Con carnes: si hay carnes de por medio, como
salchichón, tocino, hígados de pollo o pato, elige tintos afrutados de escaso o
medio cuerpo o, bien, los tintos sencillos del sur de Francia.

 

Pastas

Las pastas no plantean problemas, pero sí puede
hacerlo la salsa: la acidez del tomate puede provocar que los vinos parezcan
delgados.

 

• Con salsas ligeras: como la bechamel o carbonara,
van bien con los blancos con cuerpo y viva acidez, jóvenes o con paso por
barrica, o rosados ligeros y frescos.

• Con salsas de carne o rellenos de carne: boloñesa,
lasaña o canelones, aptos para acompañarse con tintos de cuerpo medio jóvenes o
media crianza.

• Con salsas de carne y tomate: los tintos jóvenes
afrutados secos, son una buena elección, los italianos te sacarán de este
apuro.

• Con salsas de hortalizas o verduras: tus comensales
amarán la combinación con rosados con buena acidez y con cierto cuerpo, con
tintos ligeros y suaves.

• Con salsa al pesto: el blanco seco va mejor que el
tinto con el pesto.

• El risotto: se adapta perfectamente en el vasto
abanico desde los blancos extrasecos a los secos y los tintos ligeros.

 

Excepciones

• El vinagre: no va con el vino, pero las ensaladas
con vinagreta no tienen por qué ser un problema si se cuenta con un buen
vinagre (no de restaurante barato) y con una buena proporción de aceite, así
como del sabor. Una buena proporción podría ser cinco partes de aceite por cada
una de vinagre. Un truco es usar aceite de nuez o de avellana y servir un
Chardonnay, porque el sabor a nuez de éste tiene una cierta afinidad con los
aceites de nuez.

• Alcachofas: poseen una sustancia llamada cinarina,
que hace que el vino sepa dulce o amargo/metálico (depende más del bebedor que
del vino), pero parece ser que un
chorro generoso de limón sobre las alcachofas bloquea la cinarina y da la
oportunidad a un Chardonnay joven y lleno, a un Sauvignon resuelto y, sobre
todo, a los tintos básicos y apimentados del sur de Francia.

• Espinacas: si usted considera que le dan al vino un
sabor amargo/metálico, vale la pena probar el truco del chorro de limón. Los
choques se pueden prevenir enriqueciendo las espinacas con mantequilla, crema o
queso parmesano y nuez moscada.

• Espárragos: de sabor duro para la mayoría de los
vinos, pero un Sauvignon Blanc de Nueva Zelanda bien concentrado y afrutado o
un Chardonnay o incluso un Borgoña, suelen dar buenos resultados.

• El pescado graso: principalmente la caballa ahumada
y no ahumada, en este caso es bueno optar por blancos baratos, neutros y muy
secos. El Jerez Fino también es opción.

• Comida especiada y picante: los vinos especiados o
afrutados pueden ser un buen acompañante cuando se trata de platos que no son
demasiado picantes aún siendo condimentados. Los Riesling australianos y los
Sauvignon de Nueva Zelanda son un contraste refrescante para la comida
especiada y ligeramente dulce.

 

Artículos relacionados

Cómo conservar una botella de vino abierta

http://fiancee.mx/revista/1208-como-conservar-una-botella-de-vino-abierta

Cinema, un vino de Premio para los Goya 2012

http://fiancee.mx/revista/1196-cinema-un-vino-de-premio-para-los-goya-2012

Etiquetas del vino

http://fiancee.mx/revista/327-etiquetas-del-vino

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *