Consejos para la decoración del templo

Para
todas las parejas que planean dar el “Sí” frente al altar, estos consejos paras
decorar el templo les resultarán súper prácticos. ¡Dales un vistazo!

Existen
mil y un maneras de decorar un templo, desde abarrotarlo de las flores más
exóticas hasta recurrir al minimalismo con pequeños y delicados bouquets de
flores.

      
Pidan a su florista que
los acompañe a visitar el templo y les haga un par de sugerencias para mejorar
su decoración (es probable que tu florista te cobre por esta vuelta extra).

      
Pregunten al sacerdote
o encargada de la notaría parroquial qué tipo de mobiliario se utilizará y cómo
será decorado; investiguen la fecha de la próxima boda y acudan a dar un
vistazo, para darse una idea de cómo lucirá su festejo y ver qué podrían
mejorar.

      
¿Les gustaría decorar
el templo a su gusto? ¿Su presupuesto lo permite? Si es así, pidan información sobre
qué días y en qué horarios puede ir tu florista y a qué hora deberán montar la
decoración el día de la celebración.

      
Sillas de los novios:
si son plegables y metal pueden revestirlas con fundas de tela, alquílenlas con
cualquier empresa especializada en el tema e incluso con su banquetero; si son
de madera podrían decorar los respaldos con moños de tul o ramilletes florales.

      
Reclinatorios:
guirnaldas de follaje o tramos de tul los harán lucir hermosos.

      
Pueden colocar pequeños
ramilletes florales en los laterales de las banca.

      
Decorar la pila
bautismal con una guirnalda de flores o follaje es una buena alternativa. Lo
mismo con los nichos de los santos que se ubican en el recinto sagrado.

      
Revestir de flores el
arco de la puerta principal de la entrada le dará una vista completamente
diferente a tu ceremonia.

      
Si les es posible
acudan a una misa de bodas en este templo para darse una idea de cómo será su
boda y qué aspectos pueden mejorar.

      
Recuerda que hay épocas
en las que templos y parroquias deben lucir decoración muy austera, tal es el
caso de Adviento y Cuaresma.

 

Existen recintos tan hermosos que no necesitan más de
un par de arreglos para verse sublimes. Lo más importante siempre será la
alegría con la que ambos entren al templo a recibir la bendición de Dios.
¡Felicidades!

 

Artículos relacionados

Música sacra

http://fiancee.mx/revista/185-m

Lo que Dios ha unido

http://fiancee.mx/revista/187-lo-que-dios-ha-unido

No olvides…

http://fiancee.mx/revista/198-no-olvides

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *