¡Arréglate hombre!

Caballeros: el hecho de ser hombres, y muy rudos, no
es excusa para evadir el cuidado de su apariencia.

El arreglo personal y la higiene nos hace sentir
mejor, nos otorga seguridad y nos ayuda a proyectar una imagen más favorable a
nosotros mismos. A continuación te presentamos algunos puntos en los que
deberás poner más atención.

 

Barbas y bigotes


No cabe duda que el bigote y la barba de un caballero
pueden resultar factores muy atrayentes y formar parte importante de la imagen;
pero, cuando estas vellosidades están de lo más descuidadas pueden resultar muy
desagradables.

 

  • Si has decidido
    dejarte la barba y el bigote, procura recortarla y darle forma cada dos
    semanas y no nada más dejarla crecer. Para darles forma puedes utilizar
    unas tijeras de peluquero.
  • Después de los
    alimentos verifica que no hayan quedado rastros de comida en el bigote o
    la barba, situación desagradable y poco positiva para tu imagen.
  • Una mala afeitada o
    una barba a medio crecer dan la impresión, en la mayoría de los casos, de
    una falta de higiene y descuido.
  • Después de la
    afeitada puedes utilizar una loción que además de refrescar el rostro te
    dejará un rico aroma.

 

Manos

Definitivamente, para muchas mujeres, las
manos son una de las partes de la anatomía masculinas que más llaman la
atención; pero, si unas manos varoniles dan caricias ásperas, el atractivo se
reduce perdiendo el encanto.

 

  • Para suavizar la
    textura de tus manos huméctalas con crema por lo menos dos veces al día;
    no es tan difícil: una aplicación después del baño y otra antes de dormir.
  • Otra situación que
    demerita las manos de un hombre son las uñas sucias y mal cortadas. La
    manera adecuada de cortarse las uñas es en forma recta, procurando
    redondear lo menos posible las esquinas.
  • Para quitar la
    suciedad que se puede albergar entre las uñas y la piel, cepíllalas con un
    cepillo de cerdas suaves (puede ser uno dental), por lo menos una vez al
    día.

 

Pies


¿Pies limpios y arreglados en un hombre?
¡Claro que se puede!, sorprende a tu pareja.

  • También necesitan crema para humectarse y
    evitar, así, las callosidades. Aplícala después del baño, una vez que
    estén bien secos.
  • Frotarlos con una
    piedra pómez por lo menos tres veces por semana.
  • Evita el mal olor
    utilizando talco o desodorantes especiales que combaten la sudoración y el
    mal olor.
  • Las uñas de los
    pies es importante cortarlas cada tres semanas para evitar que el día que
    tengas que mostrar los pies parezcan uñas de gavilán.

 

El cabello


Aunque tengas el cabello largo o corto siempre hay
que peinarse. Eso de llegar al trabajo y andar todo el día con la huella de la
almohada en la cabeza no es muy atractivo que digamos.

 

  • Si tienes algún
    problema con el cabello graso o con caspa, no creas que el problema se
    elimina sólo o que la gente se acostumbrara a verte así; en el mercado hay
    infinidad de productos que pueden ayudar a controlar esos inconvenientes.
  • Si comienzas a
    tener pérdida excesiva de cabello, no esperes a que el problema avance,
    hay lugares y productos especializados que pueden ayudar a controlar el
    problema.

 

Otro detallitos

  • Porta siempre tu
    ropa limpia y planchada.

  • Procura que tu
    calzado siempre esté lustroso y no todo despintado y sin tapas.
  • Cuida tu higiene
    bucal.

  • Nunca olvides
    aplicarte desodorante y perfume.

 

Todos estos detalles constituyen, de una u otra
forma, parte de tu imagen y de cómo te ven los demás. El tener cuidado con tu
apariencia no es solo cuestión de vanidad sino de bienestar.

 

Artículos relacionados

Esto es cosa de hombres

http://fiancee.mx/revista/808-esto-es-cosa-de-hombres

La mano del hombre

http://fiancee.mx/revista/136-la-mano-del-hombre

Detalles que cuentan

http://fiancee.mx/revista/212-detalles-que-cuentan

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *