Tradiciones nupciales y sus orígenes

El anillo de compromiso, la liga, el ramo, el pastel,
son elementos indispensables en todas las bodas; pero, alguna vez te has preguntado
¿por qué o de dónde surgieron estas tradiciones?

Desde tiempos muy remotos el ser humano ha impregnado
sus fiestas con diversos rituales. Un caso concreto es la ceremonia nupcial, la
cual se lleva a cabo en medio de todo un mosaico de costumbres. Sin embargo, a
consecuencia de los múltiples cambios que observamos a nuestro alrededor,
varias de las tradiciones de las bodas se han ido perdiendo y, por tal razón,
es importante conocer el origen de estas prácticas para conservarlas y
transmitirlas a generaciones venideras.

 

 Anillo
de boda

En el pasado los desposados llevaban a cabo cierto
ritual con el cual se tenía la creencia de que los espíritus de sus esposas no
los abandonarían demasiado pronto. El marido ataba los tobillos y muñecas de su
mujer con cuerdas de hierba, con la idea que este acto mantendría su espíritu
dentro. Los años pasaron y el pensamiento evolucionó. Hoy en día las
novias se atan los dedos con el
anillo al igual que los novios. La hierba fue sustituida por cuero, luego
piedra, posteriormente metal y por último, por plata y oro.

 

Diamantes de compromiso

El antigüedad el prometido pagaba una dote para pedir
la mano de su novia. Era común que en este pago se incluían piedras preciosas
como representación de su deseo de casarse. Esta práctica cesó de manera
eventual y, posteriormente volvió a tomar auge y hoy en día el regalo de una
piedra preciosa es emblema del anhelo de contraer matrimonio.

 

Anillo en el dedo anular

El anillo nupcial siempre se ha colocado en el
dedo anillo nupcial siempre se ha
colocado en el dedo anular, puesto que se tenía la creencia que la vena de éste
conducía directamente al corazón. La teoría resultó falsa, pero la práctica
continuo.

 

Entrega de la novia

Las hijas se consideraban propiedad de sus padres en la antigüedad. Llegado
el momentooo de desposar a la novia, si el padre lo aprobaba, él transfería la
posesión de su hija al novio. En la actualidad el acto de entregar la prometida
al futuro esposo en el altar, es signo de la bendición de sus progenitores al
matrimonio.

 

Luna de miel

Los habitantes del antiguo pueblo germánico fueron
quienes iniciaron con esta tradición de la luna de miel. Los Teutones solían
celebrar sus bodas únicamente bajo la luna llena y posterior a la ceremonia,
los recién casados bebían licor de miel durante treinta días. Es así que al
periodo inmediato al enlace se le reconoció con el nombre de luna de miel. Con
el paso del tiempo, la intención de la luna de miel cambió y después de las
nupcias los enamorados dejaban familia y amigos para lo propio de los recién
casados. Hoy en día, esta práctica continúa vigente; pero, el concepto se
modificó por vacaciones en un sitio aislado y, sobre todo, romántico.

 

Lanzar el arroz

Oriente fue la cuna de esta costumbre, en esta
cultura el arroz es considerado emblema de fertilidad. En los esposales —no en
todos— los invitados lanzan arroz a los novios con la esperanza que la pareja
tenga muchos hijos.

 

Pastel de bodas

En la antigua Roma inició la costumbre de la tarta
nupcial o pastel de bodas, pero de manera inusual. Posteriormente, en la
ceremonia matrimonial, un pan se rompería por encima de la cabeza de la novia
como signo de fertilidad y vida longeva. Los comensales consideraban que las
migas caídas proporcionaban buena suerte, así que las cogían del suelo y se las
comían. El rito evolucionó y llego a Inglaterra en el medievo, donde los
invitados participaban en la
fiesta con pequeñas tartas. Los desposados besaban las tartas, posteriormente se
les añadía una capa de azúcar glass y se repartían a los comensales.

 

Lanzar el ramo de la novia y la liga

Práctica nacida en Francia en el siglo XIV. Se
pensaba que la liga de la prometida traía buena suerte, motivo por el cual los
invitados corrían detrás de la novia para despojarla de ésta, con el fin de
liberarse de dicha tosquedad, las reccién casadas empezaron a lanzar la cinta
elástica voluntariamente. Con el paso del tiempo el ramo de flores se añadió
como parte de este ritual de lanzar objetos. En la actualidad el bouquet se
arroja a las damas y la liga a los varones, todos han de gozar de plena
soltería pues quien la recibe contraerá matrimonio próximamente; lo mismo se
cree de la mujer que gana el ramo.

 

El velo la novia

La virginidad, modestia e inocencia de la novia eran
representados por el velo. Con el paso de los años este simbolismo se ha
modificado, aunque el velo no pierde temporalidad. En algunas culturas
orientales el velo se porta para ocultar completamente la cara de la prometida
a un novio que jamás la había visto. Únicamente después de la ceremonia
religiosa se le permitía al desposado levantar el velo para conocer a su
esposa.

 

Cruzar el umbral de la puerta en brazos

En el pasado era aceptado que, para que la desposada
se mostrara gustosa de entregarse al novio, el esposo llevaba a la novia en
brazos atravesando el umbral de la puerta del dormitorio nupcial, todo con la
intención de motivarla a entrar.

 

Algo viejo , algo nuevo…

Algo viejo, nuevo, prestado y algo azul. Es un rito
representativo y su interpretación se ha mantenido a lo largo del tiempo. Lo
viejo es emblema de la conexión de la novia con su pasado, lo nuevo simboliza
sus esperanzas de comenzar una nueva vida feliz. Lo prestado es imagen de la
amistad y lo azul divisa de la felicidad.

 

Amonestaciones

Usanza que nace de la iglesia católica romana, quien
pedía a los enamorados anunciar su compromiso tres domingos antes de los
esposales. Durante ese lapso cualquier persona que se opusiera a la realización
de la matrimonio tenía la obligación de decirlo públicamente.

No cabe duda
que la boda es uno de los actos más trascendentes en la vida del hombre, es por
tal razón que ese tipo de ceremonias —independientemente de la cultura— estarán
rodeadas de magia y buenos deseos para los recién casados. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *