Tradiciones de boda

Son muchas las tradiciones que giran en torno a la
boda, hoy hablaremos de cuatro de ellas: la despedida de soltera, la marcha
nupcial, el pastel de bodas y los cubiertos, su historia y su simbolismo te
harán valorarlas como se merecen.

Dentro
del festejo de bodas hay tradiciones realmente hermosas que han pasado de
generación en generación durante años; pero, no basta con seguirlas, es
necesario conocer su significado y saber cómo y por qué surgieron. Si estás de
acuerdo, demos un vistazo a estas cuatro.

 

Despedida de soltera


Cuenta la historia que existió en Alemania un hombre
sin fortuna quien se enamoró de una doncella, como el padre de la joven
prohibió la relación y se negó a dotarla, los enamorados decidieron desafiar su
mandato y se comprometieron. Ante esta decisión, sus amigos de la pareja se
unieron para regalarles todo lo que necesitaban para hacerse una casa. De ahí
la costumbre de llevar presentes a la despedida de soltero o soltera.

 

La Marcha Nupcial

La tradición de tocar la “Marcha Nupcial” al momento en que la novia ingresa al altar o lugar
de la ceremonia, comenzó con la boda de la princesa Victoria de
Sajonia-Coburgo-Gotha con el príncipe Federico Guillermo de Prusia. Victoria,
gran aficionada a la música, eligió las dos marchas que iban a sonar en su
boda: la “Marcha Nupcial”
de
Mendelssohn y la “Marcha Nupcial”
de
la ópera Lohengrin de
Wagner. Desde entonces, esta es una de las tradiciones más seguidas.

 

El pastel de bodas


En la antigua Roma se lanzaban sobre la novia unos
pequeños pasteles llamados conferratios, como símbolo de fertilidad. En
Inglaterra en el siglo XVII, la tradición era crear una gran torre con todo
tipo de repostería justo debajo de los novios, cuanto más alta fuese la torre,
más felicidad para el nuevo matrimonio. Hacia el siglo XVIII, un cocinero
francés convirtió la torre de pasteles ingleses en una tarta de varios pisos,
que es la forma con la que ha llegado hasta nuestros días.

 

Cubiertos


En la Inglaterra medieval se esperaba que los
invitados a comer llevaran a la mesa sus propios cuchillos… los anfitriones
no los proporcionaban. El tenedor no apareció hasta el siglo XVI, y el empleo
de cubiertos no se generalizó en Inglaterra antes del siglo XVII.

 

Artículos relacionados

Despedidas de soltera

http://fiancee.mx/revista/829-despedidas-de-soltera

La tarta de bodas

http://fiancee.mx/revista/1007–la-tarta-de-bodas

Música sacra

http://fiancee.mx/revista/185-m

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *