Enamóralo en San Valentín

¿Eres de las
afortunadas que festejan el 14 de febrero con el hombre de sus sueños? ¿Tienes
planeado algo especial, pero aún no sabes cómo vestir? ¿Estás confundida con
tanta información que ves en las revistas por qué crees que ninguna refleja tu
estilo? No te preocupes, es más sencillo de lo que piensas.

Lo primero a tener
en cuenta es que a tu hombre le gusta que te veas femenina. No, no conozco a tu
novio ni a tu esposo, pero sí conozco el tema del que te estoy hablando. Todos
los hombres admiran la feminidad en las mujeres, sin excepción. Así como a las
mujeres nos gustan los hombres masculinos, los hombres sueñan con la mujer
delicada, femenina, pero a la vez segura de sí misma y con valores sólidos, a
la que puedan rescatar y llevar a su castillo. Así como las mujeres soñamos con
el hombre que haga eso. Así ha sido siempre. Una vez comprendido el tema,
entenderás por qué tu hombre te alaba y te dice que te ves especialmente guapa
cada vez que te pones vestido, falda o algo súper femenino. A él no le preocupa
cuántos kilos pesas, ni cuánto mides, ni si tu piel esta perfecta o no. A él le
importa, entre otras cosas, que su mujer se vea femenina y sensual. 

No
estoy diciendo que ahora tengas que vestirte de rosa todo el día y usar holanes
en cuanta prenda lleves, pero sí te recomiendo que cuando quieras complacerlo,
hagas lo posible por verte femenina. Entendamos que verse femenina es buscar
ese punto en el que parecemos vulnerables, pero a la vez seguras de nosotros
mismas, y hacemos gala de nuestros encantos para seducir de una manera
elegante, casi sin que los demás se den cuenta.

 

¿Cómo lograr
ese look
?

Para las que
aman lo cómodo:
lleva un vestido largo de un color claro para el día
o, bien, un color uva o rojo para la noche, con unos flats
o unas
alpargatas, puedes llevar unos aretes a juego con el vestido, y un cuff
o brazalete;
recuerda cambiar tu bolsa “Tote” por una bolsa pequeña de asa muy larga que
puedas colgar en tu hombro (como las que usas cuando vas a las fiestas de gala,
pero en versión prêt-a-porter
).

Para las que
nunca llevan vestido: s
i no te gustan los vestidos, o no estás muy feliz con
la apariencia de tus piernas (la mayoría de mujeres se queja de eso, y en
realidad a los hombres les gustan todas las piernas), lleva unos pantalones de
una tela que tenga peso o que sea muy ligera, del color de tu preferencia, y
una blusa de gasa con algún detalle femenino como un moño, holanes o un
elemento que la haga diferente de la típica blusa camisera que por sí sola no
es femenina. Puedes agregar a tu atuendo unos zapatos altos, solo cuida que la
punta no sea cuadrada, ésta es la menos femenina de las puntas, y unos aretes
pequeños, pueden ser unas perlas, studs
o en forma de gota.

Para la
femenina por naturaleza:
lleva el vestido que mejor te quede, de preferencia en
un color favorable para ti, evita el negro para este día, unos zapatos altos,
una bolsa mediana de mano y unos aretes a juego. Solo ten cuidado de no llevar
minifalda o algo muy corto, recuerda que se trata de verse femenina y sensual,
no provocativa. Una dama lleva ropa interior sensual que solo podrá ver su
compañero.

 

Maquillaje


En todos los
casos:
el maquillaje ha venido evolucionando para convertirse en el mejor
aliado de las mujeres, no tengas miedo de usarlo, solo ten en cuenta que debes
usarlo para que resalte tus mejores características, no para esconderte tras
una máscara. Cuando los hombres dicen que les gustan las mujeres naturales, no
se refieren a las “caras lavadas” como si recién se hubieran levantado de la
cama, se refieren a las mujeres no pretenciosas, que confían en su belleza
natural y sacan partido a sus atributos, y saben que menos es más, siempre.

Para
esta ocasión, con el objetivo de lograr el aspecto femenino y sensual que
buscamos, puedes llevar una base de maquillaje líquida o una crema con algo de
color, sólo para uniformar el tono de tu rostro. Utiliza un rubor rosado para
darte ese aspecto núbil que deseas; lleva los labios con un “lip tint” de esos
que dan la apariencia de labios recién besados; aplica un poco de sombra en los
ojos, usa tonos neutros; una buena cantidad de rímel y delineador en lápiz. No
olvides tus cejas, son el marco de tus ojos, si no sabes cómo hacértelas tu
misma, consulta a un profesional. La idea de este maquillaje es que complemente
tu apariencia.

 

¿Con quién?

Si sales con tu
esposo, se sentirá feliz de verte radiante, le recordarás porqué se enamoró de
ti y eso lo motivará a llevarte a algún otro lado después. Por respeto a tu
esposo no es recomendable llevar faldas demasiado cortas pues llamarás la
atención de él y de los demás hombres que estén en el mismo lugar.

Si
sales con tu novio, lo ideal es tener
una imagen femenina que a su vez le hable a él de tus valores, y que sepa que
puede confiar en ti como su pareja en el futuro.

Si
sales con un pretendiente, no querrás llevar una microfalda y un súper escote,
seguro lo atraerá, pero crearás una imagen de fácil acceso. En todo caso, es
mejor que optes por una imagen femenina y discreta, que le dé oportunidad de
conocerte como persona y le haga pensar en ti en el futuro.

Como
puedes ver, es más sencillo de lo que pensabas. Los hombres aman la feminidad,
cada uno en su estilo, pero al final nos aman porque somos mujeres, y como tal
somos femeninas. Saquemos provecho a eso en este día de San Valentín y siempre.
¡Feliz San Valentín!

 

* Mary Nevárez, Stylist
Guide
y miembro fundador de la Intercoiffure Mondial México, marynevarez.com,
mary@marynevarez.com.

 

Artículos
relacionados

Accesorios

http://fiancee.mx/revista/443-accesorios

Los 20 para lucir
divina

http://fiancee.mx/revista/210-los-20-para-lucir-divina

Con los pantalones
bien puestos

http://fiancee.mx/revista/243-con-los-pantalones-bien-puestos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *