Andropausia: realidad que reduce la masculindad

A partir de los cuarenta, los hombres
comienzan a presentar una deficiencia en la hormona testosterona, aparecen
signos y síntomas como sudoración, irritabilidad, disfunción sexual, falta de
concentración y cambios de peso, característicos de la andropausia. La realidad
dicta que existe un amplio desconocimiento de este padecimiento, al grado de
que muchos caballeros creen que es solo un mito. 

Cambios como el aumento de peso, la
falta de apetito sexual, el insomnio y la disminución de la energía no se deben
a la vejez, sino a una deficiencia hormonal conocida como andropausia.

“La deficiencia de testosterona —o andropausia, como
comúnmente se le nombra— aparece con el envejecimiento del hombre cuando los
niveles de la hormona masculina comienzan a disminuir de forma paulatina. Se
estima que a partir de la cuarta década de vida, hay una pérdida anual del 1 al
2% de testosterona, al llegar a los 70 años la reducción puede superar el 30%”,
señaló el Dr. Alejandro Rosas Ramírez, jefe del Área de Uro-oncología del
Hospital General de México.

De acuerdo con la Sociedad Mexicana de Urología se
estima que en México cerca del 40% de hombres mayores de 55 años presenta
síntomas de hipogonadismo (como también se le conoce), alteración asociada al
desarrollo de diabetes mellitus y otras enfermedades crónico degenerativas.

El especialista señala que tener hábitos saludables
desde la juventud puede retrasar y combatir la presencia de los síntomas
producidos por la disminución de testosterona, incluso estudios internacionales
señalan que el alcoholismo y la obesidad provocan la aparición prematura de manifestaciones
ligadas a este padecimiento masculino.

“La testosterona cumple un rol fundamental en la vida del
hombre. Esta hormona influye en muchas funciones físicas, bioquímicas y
mentales, actuando en órganos sexuales, huesos, músculos, cerebro, piel y
cabello, así como en la modificación de niveles de colesterol y hemoglobina”,
indico el galeno.

Las
señales del déficit de testosterona llegan a tener cierta similitud a los
estragos que sufren las mujeres al atravesar por la menopausia; sin embargo, la
principal diferencia es que en los varones la pérdida hormonal ocurre
gradualmente y llega a ser imperceptible por muchos años. La llegada de esta
etapa de la vida repercute directamente en la productividad, las relaciones
familiares y en la autoestima de los varones, situación que daña esferas de su
salud física, mental y sexual.

La
prevalencia de casos de hipogonadismo se presenta principalmente en varones
mayores de 60 años. En México, alrededor del 3% de la población masculina es
sexagenaria, esto nos dice que más de 3 millones de hombres son susceptibles de
sufrir este padecimiento. Si además se considera que la esperanza de vida en
los hombres de nuestro país es de 73 años, el tema de procurar calidad de vida
adquiere especial importancia.

Dentro de
las consecuencias de la baja de testosterona destacan: disminución de la libido
y deterioro en la calidad de las erecciones, cambios del humor (depresión,
ansiedad e irritabilidad), falta de concentración y disminución de la actividad
intelectual, así como trastornos del sueño (insomnio, descanso poco reparador).
Aunado a ello agregó el urólogo la
masa muscular y la fuerza disminuyen, se pierde densidad mineral ósea haciendo
factible la aparición de osteoporosis, hay sudoración y calores, y hay un
deterioro general del estado de salud.

El Dr.
Alejandro Rosas señaló que actualmente existen opciones que ayudan a mejorar la
calidad de vida de los pacientes que sufren déficit de testosterona: “La
terapia con undecanoato de testosterona consiste en un tratamiento trimestral
que permite a los adultos mayores recuperar la vitalidad y energía reducida por
los cambios hormonales”.

A través
de una inyección intramuscular de undecanoato de testosterona, el nivel de
testosterona
llega a
su nivel normal en una semana y permanece en niveles fisiológicos durante
aproximadamente tres meses, por lo que únicamente requiere ser administrada
cuatro veces al año.

El
también miembro de la Sociedad Mexicana de Urología, destacó que una vez que
comienza a suministrarse la terapia de undecanoato de testosterona, los
pacientes recuperan la energía
pérdida, aumenta la libido, la vida sexual mejora, su estado de ánimo cambia
positivamente y la fuerza muscular se incrementa. Además de tener un
efecto positivo en el estado
mental, concentración, ánimo y autoestima del paciente.

“Se debe
concientizar a la población masculina respecto a este padecimiento, ya que
forma parte de un proceso natural e irreversible que puede atenderse de manera
efectiva. Si los doctores utilizamos el tratamiento médico adecuado en el
momento oportuno, la vejez no se podrá evitar pero definitivamente se
sobrellevará de una mucho mejor manera”, finalizó el Dr. Ramírez.

 

Más información

www.bayer.com.mx  

www.bayerhealthcare.com

 

Artículos relacionados

Esto es cosa de hombres

http://fiancee.mx/revista/808-esto-es-cosa-de-hombres

¿Ya firmaste tu contrato laboral?

http://fiancee.mx/revista/943-ya-firmaste-tu-contrato-laboral

Bulimia masculina

http://fiancee.mx/revista/875-bulimia-masculina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *