El papá de la novia

Eres su
princesa, su vida. Eres la pequeñita que corría descalza por la casa y lloraba
en sus brazos cuando mamá la regañaba. Eres la perfección hecha mujer y
precisamente eso, el que ya seas una mujer, es lo que le cuesta tanto
reconocer. ¡Y hoy resulta que te casas! No lo creerás, pero también a él le dan
ganas de llorar.

Es una
bendición tener a papá a un lado. Compartir con él momentos tan emotivos como
la boda resulta un regalo divino. Los papis son lindos, lindos, y tienen un
corazón tan grande que si le pides la luna se vuelve astronauta para traerte
aunque sea un pedacito. En cuestión de bodas son como magos, si no tienen
aparecen, si no existe lo mandan hacer, si no te gusta lo cambian. Pero, más
allá de una generosa chequera, el papá jugará un papel muy importante en el
Gran Día.

 

·     
La
vestimenta: los papás de los novios visten igual que los padrinos, esto para
distinguirse de entre los invitados. El tipo de traje, color, accesorios,
etcétera, será designado por el novio e, incluso, podrá ser igual al del novio
si así se indica.

·     
El papá
acompaña a la novia en el auto nupcial rumbo al templo.

·     
Es el
encargado de entregar a su hija ante el altar. Ambos ingresan después del
cortejo, la novia lleva el velo cubriendo su rostro y va tomada del brazo de su
padre, al llegar al pie del altar, el papá levanta el velo de la novia, le da
un beso en la mejilla y la entrega al novio.

·     
Cuando los
padres son divorciados y se desea dar juego a la pareja actual de la mamá, es
posible caminar medio pasillo con uno y medio con otro, eso los hará sentir
importantes a ambos.

·     
El papá de
la novia bailará el vals con su hija una vez terminado el primer baile de los
novios, el tema puede ser elegido entre ambos.

·     
Es un lindo
gesto que el papá de la novia elabore un pequeño discurso para el momento de
brindar por los novios.

·     
Es
conveniente que los papás de los novios agradezcan a cada uno de sus invitados
por su compañía en ese día tan especial.

·     
El papá de
la novia y el papá del novio pueden apoyar a sus hijos durante el festejo
supervisando que todo marche bien con los servicios contratados: las bebidas,
el banquete, la música, los meseros y dado el caso, ofreciendo su apoyo para
solucionar cualquier percance.

·     
Las copas,
la botella de champán, el cuchillo para partir el pastel y hasta los tenis de
la novia, pueden guardarse en la cajuela del auto de papá desde un día antes
para no olvidarlos.

·     
Es un buen
detalle del papá de la novia o del papá del novio, ofrecerse para llevar a los
recién casados a su casa, hotel o aeropuerto, según los planes de la pareja.

 

Finalmente,
también será un gesto bellísimo el que la novia y el novio —cada cual por su
lado— agradezcan a papá y mamá todo el apoyo, amor y dedicación que les han
brindado; escribir una carta y dejarla en su cama antes de salir rumbo a la
boda es un detalle muy conmovedor y una tradición que hay que rescatar. Y para
los que tienen a su papi o mami custodiándolos desde el cielo, solo puedo
decirles que él o ella estará muy orgullo de verte feliz y desde allá, estará
prodigándote sus bendiciones.

 

Fotografía

Ofelia Chacón (Culiacán, Sin.)

www.ofeliachacon.com.mx/ 

http://www.facebook.com/pages/Ofelia-Chacón-Fotograf%C3%ADa/108893569168444/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *