Boda en petit comité

Un
festejo de bodas con pocos invitados es encantador; me encantan esas bodas al
estilo americano donde la comitiva no rebasa los 50 comensales y toda la
inversión se enfoca a la decoración y calidad de los insumos. Un verdadero
sueño. ¿Te animarías?

Es
curioso pero hay personas que piensan que una boda con pocos invitados implica
rigurosamente poco presupuesto. No necesariamente. Una hermosa boda con una
lista de comensales limitada puede ser tan espectacular como cualquiera. Lo que
sí: ambos deberán estar plenamente convencidos de que quieren justo eso: pocos
invitados, caso contrario, se corre el riesgo de que a mitad de los
preparativos la lista crezca y crezca y crezca…

Lo primero será poner un tope máximo a la lista de comensales (de cada
uno) y delimitar el tipo de evento que más les agradaría, que podría ir desde
un simple coctel o una cena en un restaurante, hasta un verdadero banquete de
cinco tiempo y muchas horas de baile. Partiendo de esto podrán elegir la
ambientación más adecuada centrándose en cinco puntos: banquete, música,
decoración, bebidas y lugar del evento.


De
pipa y guante…

Si
el sueño es lograr una celebración en grande con banquete, música y todas las
formalidades de las bodas, pero con pocos invitados, la planeación se centrará
en los pequeños detalles e implicará todos los aspectos de una boda de mayores dimensiones.
Inicia con los preparativos al menos 8 meses antes, un coordinador de eventos
se asegurará de que nada falte en tu Gran Día. 

Relax…

Una
comida o cena en el salón privado de un lindo restaurante u hotel que dure sólo
un par de horas y donde ustedes no moverán un dedo pues todo estará a cargo del
lugar o, por qué no, una reunión más informal en el jardín de la casa de tus
papás. De igual manera podrían contemplar un brindis en su nueva casa
ofreciendo vinos, bocadillos y hasta un Dj para ambientar la ocasión. 

Boda
destino

Y
si de bodas destino hablamos, la playa no es la única opción, pueden visitar un
hermoso poblado repleto de tradición y belleza, tal como San Miguel de Allende,
Gto., Tequila, Jal., Cuernavaca, Mor., Chapala, Jal., o hasta realizar la
celebración en la casa de campo de la familia. Tentador, ¿cierto?

Como ves, las bodas con pocos invitados también tienen su encanto.
¿Qué dices? ¿Te han guiñado el ojo?

 

—-

Fotografía

Jorge Tinajero, para Focal
74

www.focal74.com/

 

Coordinación

Penzi Bodas & Eventos

www.smapenzi.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *