Ni jugando

Jugar con la
pareja es divertido, pero cuando se torna rudo, puede ocasionar que alguno se
enoje y conteste con agresión. Cuidado.

El amor es
uno de los sentimientos más fuertes y satisfactorios, un beso, una mirada,
algunas palabras de aliento y comprensión o una caricia suelen ser las
principales formas de expresar el amor a nuestra pareja; pero, ¿qué pasa cuando
estas demostraciones de amor se tornan en juegos rudos?

“Todos
los seres humanos gustamos de los juegos y, principalmente, cuando se está en
pareja son una forma de unirnos y aprender a interactuar con la persona amada;
sin embargo, en ocasiones éstos pueden subir de tono, llegando a violentar
consciente o inconscientemente a alguna de las partes. Estas agresiones pueden
ser verbales, ya sea a través de la burla o bien en el afán de tener un juego
físico se llega incluso a causar alguna lesión a la pareja, como son moretones
o rasguños. Es importante en estos casos ser muy cuidadoso, ya que si realmente
se ama a una persona por ningún motivo se busca hacerle daño, al contrario, el
amor se demuestra con actos que benefician a los dos, partiendo de la idea de
estar feliz y cómodo dentro de la relación” asegura Carmen Montes del área
psicológica del Sistema Nacional para el desarrollo Integral de la Familia
(DIF).

Asimismo,
agrega la especialista, durante este tipo de juegos rudos es común que una o
ambas partes logren enfadarse, perdiendo el control de la situación, ya que la
revancha que implica una agresión, comúnmente va más allá de la provocación
inicial.

Si
te encuentras en esta situación y realmente tienes ganas de prevenir problemas
mayores dentro de tu relación, estás a tiempo, el primer paso es reconocer que
no es recomendable tener un juego tosco, no te acostumbres a jugar con fuego,
la violencia genera más violencia y suele tener varias caras. No importa cuánto
creas querer a alguien, si te encuentras en una situación donde las agresiones
han llegado al límite y no te sientes a gusto y seguro, retírate, alguien que
te ama realmente no te hace daño.

La
psicóloga Olga Beristain, te brinda algunos recomendaciones para mejorar tu
relación cimentando así una relación más respetuosa con tu pareja:

 

·      Recuerda que
parte principal de un juego es el goce que este causa en las personas, evita
por cualquier medio lastimar a tu pareja.

·      Por ningún
motivo utilices información que él o ella te ha brindado en forma confidencial
para burlarte o hacer mofa de defectos, hábitos personales o de familia, ya que
la confianza que depositó en ti es un tesoro invaluable.

·      Cuida las
palabras que utilizas al comunicar tus sentimientos y expresar tus ideas. El
trato con tu pareja es y debe ser “especial”, demuéstrale que no la consideras
una o uno más.

·      El juego
físico es realmente una de las formas más importantes de interacción, mide tus
fuerzas, el lenguaje corporal es un reflejo de tu interior, con el transmites
tus verdaderas intenciones y sentimientos, aunque no lo creas la otra persona
es más sensible a recibir la información que brindas.

 

Tienes
el control de tu vida, piensa realmente qué es lo que esperas de tu relación, y
recuerda que lo que se hace con y por amor siempre debe partir de una base de
respeto, el cual abre muchas puertas que la desconsideración cierra.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *