El velo

¿Con velo o sin velo? Si te casas pronto, estoy segura de que esa
pregunta ha pasado ya por tu mente, ¿o me equivoco?

Kate Middleton en su boda con el Príncipe Guillermo; la Princesa
Charlene, hoy esposa del Príncipe Alberto de Mónaco; Zara Phillips, hija de la
Princesa Ana, recientemente casada con Mike Tindall; la súper modelo Kate Moss
en su enlace con Jamie Hince, y hasta nuestra querida Jacky Bracamontes en su
enlace con Martín Fuentes, lucieron hermosos velos en su Gran Día. Si, como
ellas, tú estas planeando portar este romántico accesorio nupcial en el día de
tu boda, te daré algunas recomendaciones para asegurarte de lucir bellísima.

Desde hace tiempo veníamos observando como las novias
dejaban de lado el romanticismo propio de los velos y las mantillas ataviando
su hermosa cabellera solo con una tiara o tocado. Soy honesta: esto para mí era
muy deprimente pues —desde mi muy personal punto de vista—, una novia sin velo
no luce como tal; pero, esto cambió después de la espectacular boda Real del
Príncipe Guillermo y la Duquesa Catalina de Cambridge, ahora la idea del velo
ha vuelto ¡y yo estoy encantada!

Una novia velada es como una novia con magia,
despierta interés, ternura, emoción, está como envuelta para regalo. El uso de
un accesorio tan emotivo como el velo, nos ayuda a comprender la transformación
de la prometida una vez que sale del templo convertida en esposa, pues
visualmente se palpa esta transformación.

El velo brinda al papá de la novia una tarea muy
importante en el Gran Día: develar
a su hija al llegar frente al altar, darle un beso en la mejilla y colocar su
mano sobre el brazo del amado con un pequeño apretón para, así, encomendar a
ambos al Creador. ¿No les causa ternura?

Lo que sí es triste, es que un evento tan emotivo
como este se lo pierda la gran mayoría de los invitados por llegar tarde a la
misa; claro que esto no siempre es culpa de los convidados, creo que si los
novios les manifestaran lo importante que sería para ellos contar con su
presencia durante la ceremonia religiosa —justo en el momento en que van a
entregarles sus invitaciones—, si les expresaran su emoción y su convicción de
que la boda comienza en el templo, con toda seguridad los asistentes
realizarían el mayor esfuerzo por estar ahí puntualmente. Y así, les tocaría
ser testigos de ese lindo momento en que el padre presenta y entrega a su
pequeña ante el altar.

 

Recomendaciones

·     
Para que el velo no se
adhiera en tu cara, pega granos de arroz con silicón a cada centímetro del
perímetro de tu velo, esto le otorgará mayor peso y, por ende, se adherirá
menos a tu rostro.

·     
Los velos de tul de
seda tienen una mejor caída, claro que su precio es un poco más elevado.

·     
Hay novias que eligen
mantillas como sustituto del velo y es una excelente idea, solo que la mantilla
original es de una sola pieza y mide 2.40 metros de largo. Se ve linda en un
vestido tipo español, sin embargo, no es apropiada para entrar velada al templo pues se coloca alrededor de la cara.

·     
El velo puede favorecer
el rostro de la prometida sabiendo elegir el adecuado: para una novia de cara
redonda el largo ideal es a los codos; las chicas de rostro alargado pueden
optar por un largo a la altura de sus hombros, de varias capas hacia arriba,
esto les generará volumen.

·     
Si tu vestido es muy
escotado, usar velo generará la ilusión óptica de ir más abrigada, lo cual es
de gran ayuda cuando nos topamos con sacerdotes muy conservadores.

 

Lo más importante es que tú te sientas bien, que
vistas de acuerdo a tu estilo y personalidad; sólo tú puedes decir qué te hace
sentir bien y qué no, y eso se notará en tu actitud. 

Por último, sería un lindo detalle el
intentar portar el velo el mayor tiempo posible durante la fiesta ya que es un
accesorio que ayuda a reconocer a la novia. Sé que en la bailada puede resultar
estorboso, más aún si es largo, pero al menos durante el vals, asegúrate de
llevarlo bien puesto, lucirá hermosísimo en tus fotos de boda. ¡Felicidades!

 

* Elizabeth Uribe de Petersen, Master Wedding Vendor ABC. Autora del
libro “Una boda para toda una vida” (2009), Amate Editorial. Directora de
Specialty Cleaners, centro de renovación, adaptación y limpieza de vestidos de
novia en Guadalajara, Jal., Tel. (01 33) 3121 7794,
www.specialtycleaners.com.mx, specialtyc.blogspot.com,
[email protected], Facebook y Twitter: Specialty Cleaners. Directora
de la Asociación de Consultores Nupciales en Jalisco,
[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *