Dime que sí ¡en St. Maarten!

La
Isla de St. Maarten tiene dos acepciones, dos estilos de vida, dos nombres, dos
formas de sentirla, vivirla y descubrirla, y en esto consiste tal vez su mayor
encanto.

En
St. Maarten, Ηolanda y Francia firmaron un tratado de cohabitación en 1648,
desde entonces se ha manifestado un sano espíritu de cooperación entre los dos
vecinos. Este sentimiento de amistad existente desde hace cientos de años es lo
que permite al turista disfrutar de lo mejor de dos mundos. Y si en su viaje
aprovechan y se van en bote a la isla de Anguila para pernoctar aunque sea una
noche, o toman un day-tour por ella, habrán
completado el multi-destino con un poco de sabor anglo-caribeño. ¿Qué más se
puede pedir cuando se está enamorado y se busca una experiencia única para
coronar los sentimientos?

Ya sea que se vayan a casar, a pasar la luna de miel o a renovar sus
votos conyugales, la experiencia les resultará inolvidable si siguen nuestras
recomendaciones, porque la pequeña isla franco-holandesa de solo 88 kilómetros
cuadrados, situada entre el Océano Atlántico y el Mar Caribe, es mucho más que
un paraíso para los amantes de las playas, las compras y la buena mesa, pero
hay que saber a dónde ir, en dónde comer y en dónde dormir.

Saint-Martin para los franceses, y Sint Maarten para los holandeses, el
Yin y el Yan. La isla vibra por sus riquezas naturales, sus tupidas y verdes
montañas, su historia, su clima y, gracias a su casi intacto patrimonio
natural, ofrece la posibilidad de practicar deportes acuáticos y realizar un
sinnúmero de actividades al aire libre a lo largo de todo el año. Y es que la
mágica San Martín cuenta con una reserva natural de once kilómetros de costa;
los botes, catamaranes, y también el ferry que lleva a Anguila —a solo veinte
minutos—, se toman en la bella Bahía de Marigot, epicentro de la acción del
lado francés.

 

Empecemos
por el principio…

Aeropuerto
Reina Juliana: llegar ahí les quitará el estrés y el cansancio del viaje.
Ubicado del lado holandés, a escasos minutos del Sonesta Maho, por un lado, y
de Simpson Bay, por el otro —en esta bahía se pueden comer deliciosos platos de
mariscos y pescado a muy buenos precios—, se puede decir que este aeropuerto es
casi aséptico. Amplio, moderno y eficiente en grado sumo, aquí se olvida hasta
el precio del pasaje aéreo. Recomendamos los taxis de la “Dutch Taxi
Asociation”.

Hospedaje: si para su luna de miel prefiere un hotel reconocido de
cadena, lo suyo es el lado holandés donde están el “Westin Saint Maarten Dawn
Beach” www.starwoodhotels.com y los
dos Sonesta www.sonesta.com: El “Sonesta
Great Bay Beach Resort & Casino”, en el oasis del Great Bay Ηarbour en Philipsburg, capital de St. Maarten, con kilómetros de arena
blanca y cerca de tiendas libre de impuestos y restaurantes, y el “Sonesta Maho
Beach Resort & Casino”, que ofrece las mejores atracciones de Saint
Maarten, tal como casino estilo Las Vegas, night-club y estupendas opciones gastronómicas. Los casinos también están ubicados
todos del lado holandés.

Villas y barrios residenciales marcan la pauta en el lado francés, donde
el paisaje es dominado por las montañas que van a caer indefectiblemente al
mar. El pico Paradis es el más alto de la isla, con sus 424 metros. En muchos
de los hospedajes del lado francés solo se sirve el desayuno y el “front desk”
cierra desde las seis de la tarde hasta el día siguiente. El personal puede
hablar solamente creole, lo que resulta un poquito difícil de entender.

De este lado de isla existe un resort majestuoso, el
“Le Domaine de Lonvilliers” www.hotel-le-domaine.com
con 145 habitaciones y una bella arquitectura, cuyo propietario es el famoso
chef francés Christophe Leroy. Ubicado en las tupidas montañas, cuenta con spa,
bello bar de playa y restaurante a todo lujo, ¡por supuesto! Si no quieren
salir y sólo desean disfrutar de más intimidad, a la vez de estar bien atendidos
las 24 horas, ¡esto es lo suyo!

 

“Cásate conmigo gratis” ¡en Sonesta!

Un matrimonio caribeño es el mejor regalo nupcial con el paquete “Cásate
conmigo gratis” de los Sonesta Resorts de Saint Maarten www.sonesta.com. Las reservaciones para
grupos de 10 cuartos por cinco noches o más, tienen una tarifa de descuento y
la ceremonia del matrimonio más la recepción ¡corren por cuenta de la casa! Se
puede escoger entre dos agradables lugares: el “Sonesta Maho Beach Resort &
Casino”, el lugar con más movimiento nocturno de la isla, y el “Sonesta Great
Bay Beach Resort & Casino”, un refugio de serenas arenas blancas. Las
tarifas del paquete “Cásate conmigo gratis” del Sonesta-Maho comienzan a partir
de 5 USD por habitación, por noche, y en el Sonesta Great Bay son de 6 USD por habitación, por noche.

 

Gastronomía

Este
es el paraíso de la buena mesa, voilà! Si
su sueño es estar tirados al sol en estas playas de nivel internacional,
comiendo rico, habrá que pasar el día en Orient Bay, o Baie Orientale, y comenzar a familiarizarse con los
“lolos”, parrilladas al aire libre donde degustarán lo mejor de la cocina
francesa.

Si quieren vestir de manera elegante para salir a cenar, hay mucho de
dónde escoger en la Bahía de Marigot, que tiene un perfil único y es el lugar
perfecto para caminar, ir a cenar o disfrutar de un atardecer, después de un
tour histórico por el Fort Louis o el Museo de Saint Martin, donde conocerán la
historia de los primeros habitantes de la isla, los Arahuacos, los mismos que
después fueron sometidos por los terribles Caribes, ¡que eran caníbales!

 

Compras

La
capital de las tiendas libres de impuesto es sin duda Philipsburg, ubicada en
la parte holandesa, también conocida por su cálida hospitalidad, delicias
culinarias y animada vida nocturna. Pero, entrar a una farmacia en el lado
francés es casi como obtener el pasaporte al cielo: sus ojos se pondrán
gigantes cuando vea todas las marcas de cosméticos y cremas francesas que están
allí, al alcance de su mano y de su bolsillo, ¡a mejor precio que en México!

 

Anguila

A
solo 25 minutos en bote desde la St. Maarten holandesa, y a 20 minutos de la
San Martín francesa también por mar, se llega a Anguila, ¡un primor de isla! www.ivisitanguilla.com. Está ubicada a
escasos 5 kilómetros del destino franco-holandés, ¡y es tan diferente! La
pequeña Anguila, diminuta en tamaño pero de una bien ganada reputación por su
calidad en el servicio, ofrece ese sabor anglo-caribeño que completa el periplo
franco-holandés.

Localizada al norte extremo de las islas de Sotavento, además de sus
playas paradisíacas y de su gente amable y servicial, Anguila ofrece una
inmensa variedad de refrescantes opciones.

En materia de restaurantes, la calidad es de primera clase y su cocina
refleja su geografía. Su suelo fino y coralino, que deriva en su blanca arena,
no provee mucha alimentación para el ganado, pero sus mariscos y la pesca
fresca del día son preparados de una forma inigualable. La isla es verde en la
época de lluvias y, por su clima, los cítricos son los productos agrícolas que
se utilizan en sus ricos platillos, junto con los jugosos pimientos, los
sabrosos calabacines, y la batata, llamada también “boniato” o “ñame”.

El arte culinario de Anguila puede ser degustado en el restaurante de
playa casual Smokey’s, donde también hay música en vivo y que nos resultó una
exquisita experiencia porque después de los deliciosos nos dimos un chapuzón
inolvidable en la bella playa del restaurante. Si se queda en la isla, tambien
hay otros restaurantes, más elegantes, también conocidos a nivel mundial y que
recomendamos ampliamente, ellos son: el Straw Hat, el Tasty’s y el Viceroy
Anguilla Sunset Lounge.

Y en cuanto al hospeaje, si hay un lugar que conjuga el romance, la
serenidad y la belleza física del Caribe, es el fabuloso hotel “Cap Juluca” www.capjuluca.com

Con su llamativa
arquitectura greco-morisca, les brindará una inolvidable experiencia a quienes
buscan disfrutar de la arena, el viento y el mar en un establecimiento donde
pueden deleitarse con gastronomía de primera clase bajo la atención de las más
amistosas personas del Caribe. 

Definitivamente, el Cap Juluca es el lugar indicado para pasar su luna de miel. El lugar es tan maravilloso y sugestivo que una sola noche no será suficiente… ¡mejor reservar dos noches! ¡Feliz luna de miel! 

* Yndiana Montes, es parte de SoloCaribe Inc., contáctala en [email protected], www.solocaribe.com. Para más información acerca de St. Marteen, visite: www.vacationstmaarten.com, www.iledesaintmartin.org, www.reservenaturelle-saint-martin.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *