Vence la monotonía

Con el tiempo, las parejas siguen rutinas que dan seguridad a la vida
cotidiana pero que no necesariamente fortalecen su vida amorosa.

El amor que podemos sentir hacia nuestra pareja es, sin duda, un
sentimiento maravilloso, más cuando el tiempo, la madurez y la confianza logran
hacer un vínculo prácticamente indestructible; pero, ¿qué pasa cuando un día,
te das cuenta que han caído en la monotonía?

Sara Alicia Valdés Lavín, psicoterapeuta del
Instituto Nacional de la Pareja, comenta: “Muchas parejas confunden rutina con
monotonía y sienten que su relación ha sido afectada. Sin embargo, la primera
es inevitable y necesaria para todo ser humano, ya que es una organización de
vida; mientras que la segunda, es la falta de motivación para realizar otras
actividades y compartirlas de forma espontánea con la persona amada”. 

Una de las principales armas para combatir la
monotonía es la espontaneidad, para ello no se necesita tener dinero o hacer
regalos costosos, lo único que se requiere es imaginación, creatividad y, sobre
todo, intención para querer sorprender a la pareja; cualquier detalle es
valioso si viene directamente del corazón.

Además, existen algunas acciones concretas que pueden
ayudar a revertir esta situación. María Magdalena Egozcue en su libro “Primeros
auxilios psicológicos”, sugiere:


 

• Nunca des por segura tu relación. Mantener una actitud de
conquista y seducción diaria te ayudará a fortalecer el interés de tu pareja. 


• Incrementa los intercambios amorosos y placenteros.


• Conoce más de lo que el otro desea o necesita, y demuéstrale
constantemente cuánto lo aprecias.


• Cuando tu pareja te brinde un comentario agradable, agradécelo y
trata de retribuirlo.


• Comparte tus emociones y sentimientos, y atiende con interés los
de tu pareja.


• Nunca permitas que los malentendidos se acumulen, por ello trata
de resolverlos inmediatamente. 


• Haz concesiones y negocia cuando surjan desacuerdos. 


• Procura realizar viajes sólo con tu pareja. 

 

La monotonía puede parecer complicada de superar,
pero en realidad no lo es, ya que si desde un principio se tienen detalles,
comunicación, respeto y conciencia de que quien está a tu lado es la persona
con la que decidiste vivir, podrás hacer de tu relación algo perdurable y
sorprendente.

Tener una pareja es complicidad, entrega, amistad y
compromiso, es querer crecer y madurar con ella, no permitas que la monotonía
mine su relación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *