Adiós a Evelyn H. Lauder (1936-2011)

En memoria de Evelyn H. Lauder
(1936-2011).
Celebramos su hermosa vida.
 Amada esposa, madre, abuela, suegra,
mentora, amiga, ejecutiva, fotógrafa y filántropa. Vicepresidenta Senior
Corporativa, Cabeza del Segmento de Fragancias de Estée Lauder Companies,
Fundadora de La Campaña de Concientización del Cáncer de Mama de Estée Lauder
Companies y de la fundación para la investigación del Cáncer de Mama. Te extrañaremos.

Evelyn H. Lauder, vicepresidente
corporativa y directora de desarrollo de fragancias a nivel mundial, falleció a
la edad de 75 años, como consecuencia de complicaciones producto de un cáncer
de ovario no genético. La señora Lauder falleció el día 12 de noviembre en su
hogar en la ciudad de Nueva York, acompañada por su familia.

Cómo tributo a su vida ejemplar, la familia Malkin, amigos
de la famila Lauder y dueños del Empire State Building, iluminaron de rosa este
emblemático monumento como homenaje a su extraordinario legado de vida, el día
de lunes 14 de noviembre del 2011 .

La luchadora
incansable contra el cáncer de mama, deja atrás a su amada familia: su marido,
Leonard A. Lauder, presidente emérito de Estée Lauder Companies; su hijo
William, presidente ejecutivo de Estée Lauder Companies; su hijo Gary, director
administrativo de Lauder Partners LLC, y su nuera Laura, esposa de Gary y socia
general de Lauder Partners, además de sus cinco nietos.

‘Mi madre
conservó fielmente la herencia de nuestra empresa y los valores que le inculcó
mi abuela, Estée Lauder”, manifestó William Lauder. ‘Mi madre y mi padre fueron
socios en la vida y en los negocios. Ellos alimentaron la cultura y el
crecimiento de Estée Lauder Companies, y a medida que crecíamos, mi madre fue
la brújula creativa y el pilar de nuestra fuerza. Mi familia y la empresa le
rinden homenaje a la hermosa persona que supo ser”.

En nombre de
la empresa, Fabrizio Freda, presidente y director general, manifestó: ‘Evelyn
encarnaba el corazón y el alma de Estée Lauder Companies. Era la arquitecta
principal de nuestra filosofía, nuestros valores y nuestra cultura. Era
dinámica, creativa, inteligente, cálida, generosa y tenía un talento especial
para conectarse con la gente. Su entusiasmo era tremendamente contagioso”.

La señora
Lauder era una líder filantrópica en la ciudad de Nueva York. Fue parte de la
Junta de Supervisión del Centro Oncológico Memorial Sloan-Kettering y de las
juntas de la organización Central Park Conservancy y de la fundación Evelyn and
Leonard Lauder Foundation. Numerosas organizaciones de beneficencia tuvieron
oportunidad de recibir la dedicada orientación y la característica generosidad
de la señora Lauder, entre ellas varias asociaciones sin fines de lucro
dedicadas a la salud y al servicio humanitario, la educación y las escuelas de
la ciudad, el medioambiente, las causas relacionadas con la mujer y las bellas
artes.

Probablemente
la señora Lauder sea más reconocida entre el público general por sus esfuerzos
para generar conciencia sobre la salud de la mujer, una pasión que surgió como
consecuencia de una experiencia personal con un cáncer de mama incipiente. En
1992, fue coautora del Lazo Rosa, conocido en la actualidad como el símbolo
mundial de la lucha contra el cáncer de mama, y lanzó la Campaña de Conciencia
sobre el Cáncer de Mama de Estée Lauder Companies, o BCA, por sus siglas en
inglés (www.bcacampaign.com). Todos los años, la Campaña BCA recauda fondos a
través de sus marcas, sus empleados y sus socios minoristas de todo el mundo
para financiar la investigación sobre el cáncer de mama. La señora Lauder fundó
la Fundación para la Investigación del Cáncer de Mama (BCRF, por sus siglas en
inglés) en 1993 para otorgar fondos vitales a los médicos y científicos
investigadores del cáncer de mama en todo el mundo. BCRF (www.bcrfcure.org) ha
recaudado más de 0 millones de dólares y financia a 186 investigadores a
nivel mundial.

‘Todos los
años, en octubre, es extraordinario ver cómo nuestros empleados en todo el
mundo se dedican con pasión a trabajar para la Campaña BCA. La misión de Evelyn
se convirtió en nuestra misión, y su pasión en nuestra pasión. Ella nos inspiró
a todos, y queremos continuar trabajando para materializar su sueño de liberar
al mundo del cáncer de mama”, explicó Freda.

La señora
Lauder fue también una ávida fotógrafa, y su obra está representada en muchas
colecciones públicas y privadas, entre ellas las del Museo Whitney de Arte
Estadounidense, el Museo de Arte de Brooklyn y el Museo de Bellas Artes de
Houston, así como en varios establecimientos médicos líderes de Estados Unidos
y el mundo. En octubre de 2002, Harry Abrams, Inc. publicó “An Eye for Beauty”, la
segunda colección de fotografías de la señora Lauder. Su primer libro de
fotografías, también de Abrams, “The Seasons Observed”, se publicó en septiembre
de 1994. En septiembre de 2011 sus obras se exhibieron en la Galería Gagosian en
Londres. Su tercer libro, “In Great Taste: Fresh, Simple Recipes for Eating and
Living Well”, fue publicado en 2006.

Visionaria,
líder natural y estimada amiga, la señora Lauder será recordada para siempre
por todos en Estée Lauder Companies. Descansa en Paz Evelyn H. Lauder, 1936-2011.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *