Tartaletas de manzana y queso de cabra

El queso de leche de cabra posee un sabor muy
controversial; desde la antigüedad ha sido considerado un elemento
indispensable para la alimentación de la población, sobre todo de aquellas que
viven en climas secos. Hoy es uno de los alimentos más exóticos y deliciosos.


Ingredientes

(32 unidades)

2 láminas de masa de hojaldre congeladas

300 g de queso de cabra cortado en rodajas

2 manzanas para cocinar

2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen

1 cucharada de tomillo limonero fresco picado

 

Procedimiento

Precalienta el horno a 210°C. Mientras la masa sigue
aún congelada, corta una lámina en cuatro cuadros y después cuartéalos
(vuélvelos a partir en cuatro). Disponlos a cierta distancia entre sí en una
bandeja de horno engrasada. Déjalos reposar unos minutos hasta que se
descongelen. Reparte el queso entre los cuadros de masa, dejando un pequeño
borde en las orillas.

Descorazona las
manzanas sin pelar y córtalas en láminas. Coloca varias láminas sobre la masa,
cubriendo todo el queso. Unta las rodajas de manzanas con aceite y
espolvoréalas con tomillo limonero, sal y pimienta al gusto.

Hornea las tartaletas de 20 a 25 minutos,
hasta que la masa esté hecha y dorada por los bordes. Conviene servirlas de
inmediato.

Si deseas
prepararlas con antelación, cubre la masa con queso y refrigérala tapada toda
la noche. Cúbrela con la manzana justo antes de hornearla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *