Los colores del otoño

Hay una relación
muy estrecha entre los colores de los tejidos que usamos y nuestro tono de
piel, cabello y ojos, de ahí aquella famosa frase de que los colores fríos nos
quedan mejor a las latinas.

Estoy segura que
tú misma has notado que recibes muchos cumplidos cuando te vistes con ciertos colores y que, por otro lado,
no te sientes tan bonita cuando usas determinados tonos. Es cierto, hay colores
que favorecen a cada tipo de piel. Pensando en ello les hablaré de los matices
ideales para las mujeres latinas en este otoño.

Los
colores fríos —llamados así porque tienen en su composición algo de azul— son
los que resaltan las características físicas de las mujeres mexicanas y
latinas. Aunque existe una gran variedad de tonos fríos, los que comúnmente
encontramos en los aparadores en el verano son el rosa, rojo, violeta, morado,
azul claro y azul marino. Si bien es cierto que no todos los rojos, azules, o
violetas son fríos, lo cierto es que son tonos que pueden usarse sin problema
ya que siempre se ven bien.

Ahora
que se acerca el otoño las vitrinas se llenan de colores maple, verde musgo,
caqui, verde esmeralda y de todos aquellos tonos que evocan un atardecer en un
día otoñal. Colores de naturaleza cálida que en su mayoría hacen que nuestra
piel luzca pálida y algunos, incluso, pueden hacer que se vea ceniza.

¿Cómo
escoger la ropa adecuada en esta temporada? Es muy sencillo, en primer lugar
elige los tonos más dominantes del otoño, como: caqui, mostaza, camello, verde
musgo para llevarlos en accesorios, zapatos, bolsas o en pantalones y faldas.
Evita llevarlos cerca del rostro porque son los tonos que menos favorecen a las
personas que tienen la piel olivácea, pálida o amarilla. 

Los
colores como el dorado, café óxido, bronce y todos los metálicos de otoño,
úsalos en bolsas, zapatos y pulseras, no los lleves cerca de la cara si tu piel
tiende a verse muy pálida o amarillenta, en ese caso busca los metales en color
plata, que también puedes encontrar en otoño.

Los
tonos que más favorecen en la gama de otoño son: el verde jardín, jazmín, teal, violeta oscuro, rojo geranio,
rojo tomate, turquesa y algunos matices de verde otoño, siempre y cuando estos
colores no sean dominantemente cálidos, es decir, que no se vean muy amarillos
o dorados.

A
simple vista todos los verdes son iguales, pero si comparas dos tonos de verde
de distintas temporadas, te darás cuenta que son diferentes, aún más, si te
pones ambos en tu rostro sin maquillaje verás la gran diferencia que existe y
el efecto que tiene cada uno de ellos en tu expresión.

El
café lo encontramos en todas las temporadas, pero en otoño toma un tono dorado
y algunas veces cobrizo. ¿Esto es favorecedor para las mexicanas? No. Es mejor
mantenerse en la línea del café neutro, aquella tonalidad en el que no
predomina ninguno de sus reflejos, como dorado, cobre o rojo. Este tipo de
café, si es el adecuado, puedes llevarlo en tus abrigos. Aunque recomiendo más
uno color jazmín, con este tono te destacarás y lucirás radiante.

¿Se
pueden mezclar tonos fríos con tonos cálidos? Si te dijera que no, te negaría
la oportunidad de descubrir una fascinante gama de combinaciones. Lo único que te
recomiendo es que antes de hacer cualquier combinación, te veas en el espejo.
Son increíbles las historias que tu espejo puede contar. No olvides que es tu
mejor aliado. Si la combinación que hiciste no te gusta, no la uses, tu sentido
de la vista no se equivoca. Cuando algo nos parece atractivo, sonreímos, no
dejamos de verlo y nos sentimos más contentos. Así pues, si los colores que
escogiste no te provocan eso, cámbiate por lo que sí te haga sentir bien.

Otra
recomendación, algo que yo en lo personal hago: broncéate. Sí, las personas se
ven más atractivas bronceadas, incluso cuando usan colores dorados y cálidos.
No tienes que salir a la playa, usa un autobronceador y convierte tu tono
dorado pálido en un bronce vibrante, de esa forma puedes llevar los tonos
cálidos a tu antojo. Y si además utilizas un bronceador en el rostro, opta por
los polvos pues los líquidos son muy complicados de manejar, te verás como una
estatua de bronce.

Como
podrás darte cuenta, tienes dos opciones: hacer que tu piel tenga un tono más
saludable y atractivo para llevar las prendas de otoño o, bien, escoger sólo
aquellos tonos que más te favorezcan. Ahora ya no tienes excusa para lucir
guapísima en esta temporada. ¡Hasta la próxima!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *