El vestido perfecto

Todas
las mujeres buscan en su vestido de novia, un modelo que las haga lucir súper
bien resaltando sus puntos buenos. Entre tantos y tantos modelos, la elección
puede llegar a complicarse si no sabes cuáles son los que más te favorecen…

Sabemos que todas las novias al
comenzar con los preparativos de su boda en lo primero que piensan es en el
vestido. Y como toda prometida, seguro ya tienes en mente lo que para ti son
factores primordiales: un modelo que te haga ver delgada, actual, ultra
femenina y sobre todo que sea muy cómodo para aguantar las casi doce horas de
ajetreo. Pero, ¿sabes exactamente cuál es el que te hará lucir y sentir así?

Si no
tienes ni idea de cuáles son los estilos que mejor te van según tu tipo de
cuerpo o qué factores deberás tomar en cuenta para lograr que tu diseño te haga
ver como toda una diva, aquí te daré algunos consejos que te resultarán de gran
utilidad para encontrar el vestido perfecto.

 

El escenario

Uno de los primeros puntos a
considerar en la elección de tu ajuar de novia será el horario y lugar del
festejo, pues no es lo mismo una boda por la tarde en un bello jardín que una
boda por la noche con todo el glamour de un salón cerrado. Saber si tu evento
es de día o de noche, si es en un lugar cerrado o al aire libre, en la playa o
en un jardín te dará la pauta para elegir un diseño que te brinde las mejores
características para verte y sentirte bien.

Si tu
evento es de día la recomendación será un modelo de estilo sencillo tratando de
evitar el uso de pedrería o brillos; las texturas son muy variables y van desde la manta, los linos y los
chifones hasta cualquier fibra natural.

Los
eventos de noche son más sofisticados y por lo general se realizan en lugares
cerrados; en este caso lucen más los atuendos elaborados, más cargados en su
diseño y mismos que pueden incluir cristales, guipiure, rebordados en sutache,
plumas de avestruz y hasta canutillo cortado. Aquí las texturas varían
dependiendo de las demandas de tu
diseño y pueden ser shantung, tafeta de seda, encaje reabordado o seda cruda.

 

Tu silueta

Sin duda, el éxito de un vestido
depende en gran parte del diseño. Aquí habrá que poner mucha atención, pues es
cuando tú deberás usar tu sentido de autocrítica para localizar los puntos no
tan buenos y los puntos más favorables de tu físico con el fin de que se
oculten o disimulen los primeros y se resalten los segundos, logrando así una
excelente proporción en tu figura.

 

• Talle corto y piernas largas:
puedes estilizar tu figura con un corsé que se alargue hasta la altura de la
cadera, lo que dará un efecto de talle largo, así el largo de la falda saldrá de tu cadera y lograrás una
proporción perfecta entre talle y pierna.

• Cuerpo muy pequeño: no uses
faldas amplias ya que esto crea un efecto de menor estatura y entre más amplia
sea la falda, más minimizará tu estatura. Trata de usar detalles y adornos
proporcionalmente equilibrados al tamaño de tu figura, es decir si tu cuerpo es
pequeño opta por adornos pequeños pues los de mayor tamaño sólo sobresaturarán
tu imagen.

 • Busto pronunciado: trata de no usar drapeados, encajes o
pliegues a la altura del busto ya que estos darán un efecto de aumento, además
de volver más llamativa esta parte de tu cuerpo.

• Cara redonda y cuello corto:
la recomendación es el escote en V sin collares ni gargantillas para crear un
efecto de cuello largo y afinar el rostro.

• Mujeres llenitas: la sugerencia
es usar un vestido corte imperio (la falda sale al terminar el busto), este tipo de diseño disimula la
parte del vientre y evita los pliegues en la cintura al no ser tan ajustado,
pues esto automáticamente haría más gruesa la silueta de la novia. En la parte
alta te recomendamos el uso de mangas muy discretas para suavizar la espalda
evitando así enfatizarla o hacerla más ancha.

 

El color adecuado

El color de tu vestido juega un
papel muy importante en tu boda pues será el encargado de resaltar la tonalidad
de tu piel; el secreto es optar por un matiz que acentúe el color de tu piel de
manera favorable. Si eres morena lucirás espectacular con un vestido en cualquiera de los matices
blancos, mientras que las mujeres con tonos de piel claros lucirán radiantes en
colores beige, marfil o hueso ya que un color blanco daría un efecto de palidez
a su tono de piel.

 

El velo

El velo, además de ser un detalle
clásico y súper romántico en las novias, juega un papel muy importante en lo
que a estatura refiere. Si el novio es mucho más alto que la novia una manera
clave de lograr mayor altura en la prometida es colcar velo y tocado en la
parte superior de la cabeza, en cambio, si el novio es de la misma estatura que la novia o incluso un poco
más bajo, puedes portar tu velo y tocado a la altura de la nuca para evitar
verte mucho más alta que tu prometido.

Finalmente,
para encontrar el vestido perfecto que te hará lucir como una belleza
monumental, te sugiero acercarte a los profesionales de la moda, quienes te
facilitarán y aconsejarán para lograr la correcta decisión. La moda es una
actitud y lucir realmente encantadora lleva implícito el respetar y mantener tu
esencia, recuerda que en tu boda tú serás la estrella.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *