Tu maquillista de boda

 No hay una sola novia que
lo olvide: algo azul, algo nuevo, algo usado y algo prestado, pero lo que sí
olvidan es la gran importancia que tiene el saber elegir a un buen maquillista
para el día de su boda.

Piel suave e inmaculada,
ojos grandes, mejillas sonrojadas y labios seductores, es el sueño de cualquier
mujer y más aún si hablamos del día de la boda. Para lograrlo no hace falta ni cirugía
ni dietas extremas, basta con encontrar a un buen maquillista, un profesional y
experto en la materia que sepa sacar partido a tu rostro.

El maquillaje tiene como
finalidad hacer lucir mucho más atractiva a la mujer, siempre y cuando éste haya
sido aplicado con precisión por un profesional. Pero, cuántas novias han
sufrido una terrible decepción al contratar a un inexperto; cuántas prometidas
prefieren ocultar sus fotografías y hasta el video de su Gran Día porque
simplemente no lucieron como hubiesen deseado.

Ahora que se acerca la
fecha de tu boda seguro te encantaría lucir divina, mostrar una apariencia
súper juvenil y saludable, reafirmar esas cualidades que hacen espectacular a
tu rostro y ocultar los detallitos que no le son tan favorables. Ahí radica la
importancia de elegir a buen maquillaje para ese día tan especial. No importa
si deseas un maquillaje sofisticado para el glamour de la noche o algo mucho
más natural y ad hoc para las bodas de día, un buen maquillaje puede lograr
ambos efectos sin que sean perceptibles. 

Sin duda, el mejor aliado para lograr un rostro de diva es el
maquillaje; con él disimularás los pequeños defectos y resaltarás tu belleza de
manera muy natural. Para lograr estos efectos lo más recomendable es ponerte en
manos de un experto, un maquillista profesional; sólo él o ella te ayudarán a
elegir el look que mejor realce tu belleza.

Antes de elegir a tu maquilista, visita diferentes opciones y pide ver
algunas imágenes de sus últimos trabajos, si te es posible acude el día en que
él o ella preparen a una novia para ver el resultado final y saber si es o no
lo que tú buscas. Una vez que decidas quién será el profesional que tendrá en
sus manos tu imagen pide un paquete de novia que, por lo menos, te incluya lo siguiente:

·   
Una prueba previa: pide que te realice una prueba de maquillaje al menos
dos semanas antes de tu boda, con esto tú y tu maquillista tendrán la
oportunidad de elegir lo que más te favorezca para evitar contratiempos. Si te
es posible pide tu prueba de peinado ese mismo día, antes de la prueba del
maquillaje, y lleva tu velo y tocado, así podrás visualizar cómo lucirás en tu
boda.

·   
El retoque: de ser posible pide que tu paquete incluya retoque, es decir
que tu maquillista o un asistente pueda estar a tu lado en algún momento del
fesetejo para retocar tu maquillaje, eso dará la seguridad de que tu maquillaje
estará excelente de principio a fin.

·   
Productos y marcas: pregunta al experto qué productos y marcas utilizará
en tu maquillaje y adquiérelos, así podrás retocar tu maquillaje en el Gran Día
cuantas veces sea necesario sin temor de arruinarlo.

·   
La sesión fotográfica: planea tu sesión fotográfica antes de la misa y
del festejo, así lucirás fresca y súper natural en las fotos de tu boda.

Con todo esto, puedes estar segura que lucirás radiante por largas
horas, sin importar los abrazos ni los besos de felicitaciones. Recuerda que
aunque no hay novia fea, sí hay looks que favorecen más que otros. El día de tu
boda es irrepetible y solo un maquillista profesional podrá asesorarte para
lucir aún más hermosa y radiante
de lo que eres.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *