Segundas nupcias ¿vives tu ilusión?

Cuando pensamos en bodas asumimos equivocadamente, y casi en automático,
que se trata de la primera vez; sin embargo, no siempre es así y eso en nada demerita
la felicidad de los prometidos. Quienes lo hacen por segunda ocasión también
merecen disfrutar la planeación de la ceremonia y el glamur que el evento por
sí mismo representa. Si es tu caso, ¿cómo vives esta experiencia?

1. Llegó el momento de pensar en el ajuar de tu boda, ¿cuál es para ti
la mejor opción?

 

a) Un discreto traje sastre de un color claro.

b) Un vestido de novia que vaya de acuerdo al estilo del evento.

c) ¡Echas la casa por la ventana! La ocasión lo amerita.

 

2. Cuando empiezas a hacer la lista de las personas que invitarás, ¿qué
es lo que predomina?

 

a) Fuera de tu familia
nuclear y mejor amiga, nadie más asistirá.

b) Invitas a todos tus afectos.

c) ¡Que el mundo se entere! ¡El amor ha vuelto a tocar a tu puerta!
Todos están invitados

 

3. Hay que comenzar con la planeación del festejo. ¿Cómo lo imaginas?

 

a) Un pequeño brindis en tu casa con las familias nucleares de ambos y
un par de amigos más.

b) Te darás a la tarea de buscar un lugar que resulte espacioso para que
puedan convivir cómodamente los invitados a la celebración.

c) Estás a punto de contratar una organizadora de bodas para que nada se
salga de control y resulte la fiesta del año.

 

4. Tienes que pedir vacaciones en tu trabajo para poderte ir luna de
miel. ¿Cómo lo comunicas en tu empleo?

 

a) Sólo pides vacaciones sin dar mayor detalle de la razón por la cual
te ausentarás.

b) Compartes con tu jefe que te casarás y que necesitas unos días para
irte de viaje de bodas.

b) Les avisas a todos tus compañeros de oficina y hasta levantas tu
encuesta de los sitios ideales para la ocasión.

 

5. Tus amigas quieren organizarte una despedida de soltera, tu reacción
es:

 

a) Es un festejo que está de más, cuando mucho te reunirás con ellas a
tomar un café.

b) Se los agradeces y les propones hacer una reunión para que,
aprovechando la ocasión, se pongan al día y compartan la mesa y una copa.

c) Les dices que estás encantada y que esperas una gran sorpresa para
ese día mientras sueltas la carcajada.

 

Mayoría de A

Necesitas relajarte. Sin importar cuál haya sido el desenlace de tu
relación anterior, inicia la nueva llena de ilusión y con todo el deseo de que
sea una unión para siempre. No te limites, el amor siempre debe festejarse y
qué mejor ocasión que esta. Una buena sugerencia sería pedirle apoyo a una
persona de tu entera confianza para que, además de subirte el ánimo, te ayude
con la planeación.

 

Mayoría de B 

¡Felicidades! Tienes muy claro que es un momento importante en tu vida,
no permitas que tu carácter reservado te limite para gozar al máximo de este
momento en el que vas a ser la estrella. “Soltarte un poco el chongo” puede ser
la clave para que generes un ambiente inolvidable. En tu caso, el consejo será
sorprender a tu pareja con algún lindo y coqueto detalle para el justo momento
cuando, por fin, les toque estar a solas.

 

Mayoría de C

A nadie le queda duda de que estás viviendo esta experiencia al máximo,
y que te estás divirtiendo con cada detalle. No olvides que la comunicación con
tu pareja puede ser un ingrediente más para que empieces con el pie derecho,
así que inclúyelo en toda la organización para que sigan escribiendo juntos su
historia de amor. ¡Enhorabuena! Y que siga la fiesta.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *