Orgullosamente, ¿feo, fuerte y formal?

Hay hombres
que al escuchar hablar de su lado femenino, niegan la cuestión predicando
famosas frases que dejan en claro su hombría sin importar que se derritan al
ver llegar a su novia o que, incluso, le hablen “bonito” al oído. Y tú,
¿piensas que por ser un digno representante del sexo masculino debes renunciar
a la sensibilidad? Descúbrelo

1. Vas a comprarte una camisa y descubres
una de color rosa pastel que combina con tu pantalón de vestir, incluso el
vendedor te comenta que te sienta muy bien. ¿Qué haces?

 

a) ¡Ni lo pienso! Como Juanes, yo tengo
la camisa negra.

b) La compro y la uso; pero, al primer
comentario de mis amigos sobre el color, la guardo en el último rincón del
clóset.

c) Si me gusta me la llevo, no me
incomoda usar ciertos colores.

 

2. Te vas de viaje y tu mamá organiza una
comida de despedida, todos tus amigos están reunidos. Llegado el momento del
adiós, piensas en las ganas que tienes de darle un fuerte abrazo a tu mamá,
¿qué haces?

 

a) Espero a que se aparte del lugar para
darle su abrazote, enfrente de los invitados ¡jamás! Ellos saben que mi
madrecita es lo más querido, pero eso se queda en mi corazón.

b) Mientras la abrazo, cuento 1, 2, 3, 4,
5 y me separo.

c) No dejo pasar la oportunidad y si el
sentimiento nos gana, ¡hasta lloramos! 

 

3. Tu novia es intrépida y te pide que se
suban a la nueva montaña rusa; la velocidad que se alcanza es brutal y a ti te
causa pánico. Al bajar, ella nota que estás pálido y te pregunta si todo está
bien, tu respuesta es:

 

a) Sí, ¡estoy preocupado por ti! Venía al
pendiente de que tú estuvieras bien y de que el cinturón estuviera abrochado.

b) ¡Claro! Lo que pasa es que el cambio
climático produce demasiado frío en las vueltas; pero ahorita que caminemos se
me pasa, dame unos minutos.

c) No lo vuelvo a hacer, me pone muy nervioso la velocidad; pídele a una de
tus amigas que te acompañe la próxima vez.

 

4. Estás con tus cuates haciendo fila
para entrar al estadio de fútbol, suena el teléfono y te das cuenta de que es
tu novia. Con una sonrisa congelada le respondes e intercambian algunas
palabras; como es su costumbre, ella te pide tu prueba de amor: el sonoro beso
que le envías cada vez que se despiden.

 

a) Sacas una envoltura de dulce de tu
bolsillo y comienza a hacer ruidos extraños en el teléfono, de repente: pues
nada, se cortó la llamada.

b) Como buen contorsionista, te doblas 90 grados hacia un costado y
sin separar los ojos de tu grupo de amigos le mandas el beso solicitado.

c) Le mandas el beso y aguantas de buena
gana las bromas que ellos hagan al respecto.

 

5. Estás con tus amigos en un bar, de
repente, sientes la mirada insistente de una mujer que te es atractiva, al
parecer quiere conocerte y ellos te animan; pero, hay un pequeño detalle:
tienes novia. Tú:

 

a) Ni modo, ¡a rajarse a su tierra!
Aunque nunca le marque, le pido el teléfono y le mando una copa. Qué no se dude
de mi hombría.

b) Te acercas y por lo nervioso que estás
lo único que se te ocurre es pedirle que te pase el servilletero; cuando llegas
con tus cuates les aseguras, cerrando un ojo, que ya tienes su teléfono.

c) Animas a tu amigo el soltero para que
acorte distancia con ella y les dices a todos que, lamentablemente, este
muñequito ya tiene aparador.

 

Mayoría de A

Seguro que las películas de Pedro Infante
son tu inspiración. Te esfuerzas mucho por dejar en claro que tienes muy bien
puestos los pantalones y que la sensibilidad no es lo tuyo. Necesitas
relajarte, mostrar los sentimientos y las emociones no es exclusivo de uno u
otro sexo. Es conveniente que aprendas a disfrutar y compartir lo que sientes,
habrá muchas mujeres que no sólo lo valoren sino que lo aplaudan, además, tu
actitud te hará ganar el respeto de los hombres.

 

Mayoría de B

Aunque estás dispuesto a sentarte para
ver una comedia romántica con tu novia, todavía no te decides a dejar tu papel
de Terminator. La
recomendación es clara: dale seguridad a tu parte emotiva, no la escondas ni busques
justificarte ante los demás, estamos seguros que con el tiempo serás no sólo un
hombre fuerte y formal, sino que también portarás la garantía de confiabilidad.

 

Mayoría de C

Tienes un gran atractivo para las mujeres
y es seguro que todas lo han notado. Una de tus grandes cualidades es que eres
un hombre transparente que no tiene miedo a manifestar sus sentimientos. A tu
virilidad le agregas el ser valiente, porque hay que ser muy hombre para no
poner tu seguridad personal en entre dicho por un color o por una muestra de
afecto. Sigue por el mismo camino.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *