Las cejas

Es un hecho que la moda
cambia constantemente marcándonos tendencias tanto en vestuario como en peinado
y maquillaje; y si de maquillaje hablamos, no cabe la menor duda que la ceja ha
sufrido varios cambios con el transcurso de los años…

 Influenciada por la moda,
la ceja se ha convertido en uno de los puntos centrales del rostro en el ámbito
del maquillaje a través del tiempo; desde la característica ceja gruesa y bien
definida en la década de los ochenta y parte de los noventa, hasta una ceja más
refinada y mejor delineada, en la actualidad.

Pero, no todos los rostros son iguales, ni a todos les va el mismo
tipo de ceja, aunque es común que las mujeres nos dejemos llevar por las tendencias
sin tomar en cuenta nuestras características óseas.

Las cejas son
el marco de tus ojos y su forma ayuda a suavizar facciones y a brindar una
mayor expresión; lo ideal es adaptar su forma y grosor de acuerdo a las
características de los ojos, para brindar así un mayor equilibrio en tu rostro
haciéndote lucir verdaderamente hermosa, aún con tu carita lavada.

Por regla
general, la ceja se mide de acuerdo a ciertos parámetros. En un rostro
equilibrado su inicio será al mismo nivel de donde inicia la fosa nasal, es
decir, si tomas un lápiz colócalo de manera vertical al costado de tu nariz y
éste marcará el lugar donde deberá iniciar tu ceja. En cuanto al final de la
ceja, será al mismo nivel de donde termina tu ojo, pero en línea diagonal; es
decir, coloca un lápiz en posición diagonal cruzando la orilla de tu nariz y la
orilla externa de tu ojo. El arco de la ceja deberá estar, mirándote de frente
en un espejo, en línea vertical con la orilla exterior de tu iris (parte
coloreada del ojo).

Ojos
prominentes

También conocidos como ojos “saltones”, estos llevan
la ceja con un arco ligeramente más marcado y su grosor puede ir de regular a
grueso, a fin de brindar equilibrio al rostro.

 

Ojos
descendentes

O caídos, en este tipo de ojos la parte final de la
ceja deberá ser ligeramente ascendente (hacia arriba), mostrándose menos caída
que en otros rostros con el fin de equilibrar los párpados caídos.

 

Ojos hundidos

Para los ojos hundidos o pequeños la ceja deberá perfilarse más delgada,
esto con el fin de abrir el espacio del párpado y crear una óptica que dé la
impresión de un ojo de mayor tamaño.

Ojos juntos

El inicio de las cejas se perfilará con un espacio
más considerable, es decir, estarán más sepadas entre sí, para equilibrar el
espacio existente entre los ojos.

Ojos
separados

A la inversa del anterior, se dejará más unido el
entrecejo para compensar la separación entre los ojos.

Recuerda que un buen diseño en tus cejas te dará el
equilibrio perfecto para lucir un rostro espectacular; la mejor recomendación
es acudir a un profesional pues cualquier error en tus cejas podrían denotar un
rostro con expresión dura, triste, molesta o incluso de mayor edad. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *